No desapareció el parche demográfico del INIDE

12 05 2013

Presentación1

A través de una publicación del Banco Central de Nicaragua (BCN) en la semana pasada, me percaté que el Instituto Nacional de Información de Desarrollo (INIDE) trató de resolver el penoso caso estadístico de la “revisión” del dato de la población de Nicaragua para 2012 de 5,962,782 habitantes obtenido con las proyecciones realizadas con el VIII Censo de Población de 2005,  con un nuevo dato de 6,071,045 habitantes con los resultados de la Encuesta Nicaragüense de Demografía y Salud (ENDESA) 2006/07, que tiene una cobertura menor que la del censo nacional.

La publicación “Nicaragua en Cifras 2012” del BCN, que se puede ver en la página web de la autoridad monetaria, muestra en la página 3 el Cuadro “Indicadores Sociales” con datos de la población “revisados” para el trienio 2010-2012, el cual contiene todavía el dato “revisado” del INIDE de 6,071,045 habitantes en 2012, pero ahora en ese mismo cuadro estadístico también se observa otra “sorpresa” porque mantiene las tasas de crecimiento de la población total del país de 2010 y 2011, que fueron de 1.2% y 1.3% respectivamente, obtenidas con las proyecciones inter censales de la población del país efectuadas en 2007.

En esa forma se remendó el parche demográfico de Nicaragua. Ahora el dato oficial de la tasa de crecimiento de nuestra población en 2012 es de 1.2% en vez del 3.1% que “ocultó” o “dejó a entrever” el BCN en el Cuadro “Principales indicadores macroeconómicos” de su reciente Anuario Estadístico 2012.

Sin embargo, esa nueva “revisión” del INIDE es bastante cuestionable, porque abandonó la fuente primaria de su dato “revisado” de 2012, o sea, la encuesta ENDESA 2006/07, al “ajustarlo” con las variaciones relativas de la población del país para 2010 y 2011 obtenidas con la proyección que realizaron el INIDE, el UNFPA y el CELADE en 2007, que son las más apropiadas porque están asociadas con la hipótesis media inter censal basada en el VIII Censo de Población 2005.

En otras palabras, el INIDE continuó realizando su tarea “revisionista” de los datos de la población de Nicaragua para 2010 y 2011, que ahora son, en miles de habitantes, 5,923.1 y 5,996.6 respectivamente (en vez de 5,742.0 y 5,815.5 en ese orden), pero aparentemente ha dejado su tarea dejado inconclusa, porque ahora cabe preguntar al INIDE cuáles son los datos oficiales de la población de Nicaragua para el período 2006-2009 con base en los resultados del censo nacional de 2005.

Con el dato “actualizado” de 5,923.1 miles de habitantes en 2010, la tasa de crecimiento de nuestra población en ese año volvería a ser el original error de 3.1% en 2012 que me motivó a preguntar al INIDE y al BCN las causas de ese aumento repentino, porque ya se conocía la tasa de crecimiento promedio anual de 1.22% proyectada para el quinquenio 2010-2015 por los tres organismo antes mencionados. Es decir, el error del INIDE no ha desaparecido, a menos que modifique el resultado del VIII Censo de Población de 2005.

Aconsejo a las autoridades del BCN a que no publiquen en sus documentos estadísticas inaceptables de otros organismos, porque al hacerlo también se responsabilizan del error. Alberto Guevara, presidente del BCN, no debe olvidar que la institución que él preside formula políticas económicas nacionales, que serían, como decimos los econometristas, sesgadas, inconsistentes e ineficientes si fuesen fundamentadas en datos equivocados e inaceptables, ya que ponen en riesgo el alcance de los objetivos económicos y sociales de las máximas autoridades del país. Por supuesto, también aconsejo al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, a que establezca el orden en el INIDE con el fin de evitar esas insolencias estadísticas.