Acerca del sector real de la economía de Nicaragua en el tercer trimestre de 2022

8 01 2023

La economía de Nicaragua creció con menos fuerza en el tercer trimestre de 2022 al reflejar una tasa de crecimiento interanual, es decir, con respecto al tercer trimestre de 2021, de 2.6%, habiendo mostrado tasas de aumento anualizadas de 5.4% en el primer trimestre y de 4.5% en el segundo trimestre del pasado, según los datos oficiales publicados recientemente por el Banco Central de Nicaragua (BCN) en su página web.

Con respecto al trimestre anterior, el Producto Interno Bruto (PIB) Real del tercer trimestre de este año creció 0.7%, que es 6 décimas mayor que la del segundo trimestre de 2022, que fue igual a 0.1%. Esa tasa de crecimiento del PIB de cada trimestre en relación con la del trimestre inmediato anterior indica, en este caso, que en el tercer trimestre de 2022 aumentó la velocidad en que estaba creciendo la economía de Nicaragua en el segundo semestre del año pasado.    

El “efecto base” alto del PIB real observado en 2021 implica que la tasa de crecimiento económico interanual comenzó a desacelerar en 2022, en un escenario que se caracteriza por una alta y acelerada tasa de inflación, un encarecimiento de los préstamos resultante de las crecientes tasas de interés en los bancos centrales mundiales, una creciente emigración de nicaragüenses que reduce el tamaño de la población económicamente activa del país y la tasa de crecimiento del PIB potencial de Nicaragua que es de 3.2%, y una alta tasa de inactividad económica, que, según el Instituto Nacional de Información de Desarrollo (INIDE) supera un tercio del total de personas en edad de trabajar que están desempleadas y que no buscan trabajo, no obstante la tasa de desempleo abierto ha disminuido hasta el nivel de 3.1% en el segundo trimestre de 2022. 

El crecimiento económico anualizado de 2.6% en el tercer trimestre de 2021 estuvo basado en una mayor exportación de bienes y servicios al crecer 8.5%, y también en el gasto de los consumidores que se incrementó 6.6%, en parte debido al creciente flujo de remesas familiares que sumó US$2,578.3 millones en el período enero-octubre de este año y que fue 47.6% mayor que el nivel registrado en el mismo período de 2021.

Cabe mencionar que el consumo del sector público prácticamente permaneció “congelado” al aumentar apenas 0.1%, un comportamiento apropiado para garantizar la estabilidad del tipo de cambio mediante una política monetaria contractiva, mientras las importaciones de bienes y servicios aumentaban 1.5%, por debajo de la tasa de crecimiento de las exportaciones.

Los incrementos de las exportaciones y del consumo de las familias compensaron la caída de 18.9% de la inversión fija (construcción y maquinaria y equipo) del sector público, la reducción de 0.8% de la inversión fija del sector privado, y la disminución de los inventarios de 51.0%.

En resumen, la demanda interna de bienes finales, es decir, los gastos de consumo y de inversión, subió 2.5%, el consumo público y privado aumentó 5.6%, la inversión fija pública y privada cayó 6.3%, y la inversión bruta, que incluye la inversión fija y la desacumulación de inventarios, se redujo 9.3%.

El sector real de la economía de Nicaragua, tanto la producción como el mercado laboral, no ha sido impactado por las siete alzas de la Tasa de Referencia Monetaria (TRM) del BCN, cada alza de medio punto porcentual que la han subido en 350 puntos básicos en 2022, al pasar de 3.5% en marzo a 7.0% en diciembre asociada con el córdoba sin mantenimiento de valor, cuyo objetivo es aplacar la elevada tasa de inflación interanual que se aceleró en el mercado local desde agosto de 2021 y que se ha mantenido en el nivel de dos dígitos desde mayo de 2021, con un máximo de 12.16% en octubre y que se situó en 11.38% en noviembre del año pasado.

Además, en el bienio 2021-2022 la tasa de crecimiento económico anual del país permaneció por arriba de la tasa de crecimiento del PIB Potencial, que es 3.2% anual, y la tasa de desempleo abierto, de acuerdo con datos del INIDE, ha disminuido de 5.1% en el segundo trimestre de 2021 a 3.1% en el segundo trimestre de 2022, o sea, aproximadamente 131,420 personas estaban desocupadas tomando en cuenta una consideración metodológica de que una persona está ocupada si se encuentra en la fuerza de trabajo que labora al menos una hora.

El PIB nominal del tercer trimestre de 2022 de C$138,145.0 millones fue equivalente a US$3,841.3 millones y Nicaragua, con una población de 6,733.8 miles de habitantes, tuvo un PIB per cápita de US$570 en dicho trimestre.

Por el lado de la oferta, las actividades que se destacaron por un importante crecimiento económico interanual fueron: Hoteles y restaurantes, 27.9%; Transporte y comunicaciones, 11.5%; Intermediación financiera, 6.9%; Industria manufacturera, 6.7%; y Comercio, 6.5%.

Las actividades económicas que mostraron caídas interanuales en sus niveles de producción fueron: Construcción, -23.7%; Electricidad, -4.4%; Explotación de minas y canteras, -2.7%; y Pecuario, -0.8%. Las tasas de crecimiento anualizadas del resto de actividades económicas se ubicaron en el rango de 0.2%, Enseñanza, y 3.3%, Otros servicios.

Anuncio publicitario

Acciones

Información

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s