El PIB y el PIB Potencial de Nicaragua 2006-2021

7 08 2022

Los textos de macroeconomía nos enseñan que la producción potencial o Producto Interno Bruto (PIB) Potencial, o también conocida como senda tendencial del PIB, es el nivel máximo de producción, o producción de pleno empleo, que puede sostenerse a largo plazo consistente con una tasa de inflación estable, un nivel que crece con el tiempo.

La brecha de la producción, que es la diferencia entre la producción efectiva (PIB) y la producción potencial o tendencial, mide las desviaciones cíclicas de la producción con respecto a la producción potencial. En una “cima” cíclica la actividad económica es elevada y en un “fondo” cíclico la actividad económica está en un mínimo.

La producción no se encuentra siempre en su nivel tendencial, que corresponde al pleno empleo de los factores de producción, sino que fluctúa alrededor de la tendencia. La brecha de la producción aumenta durante las recesiones, y disminuye durante las expansiones, e incluso en este escenario puede ser negativa lo que significa que hay exceso de empleo.

Aunque teóricamente hay problemas con ambos conceptos y con la metodología de la estimación de la producción potencial, hoy nos concentraremos en los datos oficiales del PIB real de Nicaragua, o PIB en precios constantes de 2006, que es el año base actual de la economía de Nicaragua.

A continuación, presentamos la brecha de la producción oficial de Nicaragua, que es igual a la diferencia del PIB real, estimado por el Banco Central de Nicaragua (BCN), y el PIB Potencial real de Nicaragua, estimado por el suscrito y presentado en la gráfica anterior, expresada como un porcentaje del PIB Potencial real.

En orden de importancia, la mayores brechas negativas se observaron en 2020, producto del cierre de empresas por la presencia de la pandemia del Covid-19, y en 2009 por la crisis financiera mundial resultante de la caída de la banca de inversión de Wall Street.

Por otro lado, la mayor brecha positiva se observa en 2017, el año de máximos históricos de producción de Nicaragua, pero en 2021 la brecha positiva de la producción oficial de Nicaragua fue levísima, apenas 0.6% del PIB Potencial; en otras palabras, la economía de Nicaragua operó levemente por arriba de su capacidad el año pasado.

Si esa conclusión es cierta, no existió un sobrecalentamiento inflacionario significativo en 2021 y, por lo tanto, la tasa de inflación de 7.21% en 2021 no puede ser atribuida a los desequilibrios macroeconómicos convencionales, sino a los shocks de oferta provocados por la reapertura de la economía mundial, una vez controlada la curva de contagio del Covid-19, y en este año por el conflicto geopolítico y militar entre Rusia y Ucrania. Cabe agregar que en 2022 ya se presentó el riesgo externo de la variante BA.5 del Covid 19 en China, la Unión Europea y Estados Unidos.

Nota técnica: Los valores del PIB Potencial real de Nicaragua fueron estimados con el filtro de Hodrick-Prescott, que es un método para descomponer la serie observada, el PIB real de Nicaragua, en dos componentes, uno tendencial y otro cíclico, propuesto por Robert J. Hodrick y Edward C. Prescott en 1980. El ajuste de sensibilidad de la tendencia a las fluctuaciones a corto plazo es obtenido modificando un multiplicador λ, con un valor igual a 100 para series anuales. Durante el período 2006-2021, la tasa de crecimiento promedio anual del PIB Potencial real de Nicaragua fue 3.17%, y en el período 2006-2017, 3.65%.


Acciones

Información

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s