Cinco retos económicos de Nicaragua en 2022

26 12 2021

Creo que 2022 no será un año tranquilo. A pesar de las amenazas que se desprenden de la «Ley de Fortalecimiento de la Adherencia de Nicaragua a las Condiciones para la Reforma Electoral de 2021» (RENACER Act), aprobada por el Congreso de Estados Unidos el 2 de noviembre de 2021 y promulgada por el presidente Biden el 10 de noviembre de ese mismo año, es bastante probable que Nicaragua tendrá un segundo año de crecimiento económico, pero leve.

A continuación, presentamos una lista de lo que consideramos como los principales retos de la economía de Nicaragua en 2022.

De pandemia a endemia. Una incertidumbre prolongada es el Covid-19, que próximamente entrará al tercer año de vida, al continuar adquiriendo mutaciones – Alfa, Beta, Gamma, Delta y Ómicron, esta última se ha extendido rápidamente en el mundo desde noviembre de 2021-, que amenazan las expectativas de la estabilidad social y económica en todos los países. Estos problemas, en gran parte resultantes de la inequidad en la distribución mundial de las vacunas, se concentran en la infraestructura hospitalaria, los cierres de empresas, el aumento del desempleo, y los choques de una escasa oferta y una creciente demanda de bienes intermedios y finales que generan una creciente inflación. 

Inflación acelerada. No hay que alarmarse por la reciente aceleración de la tasa de inflación del país, porque no es provocada por una política monetaria expansiva ni por un desplome del saldo de las reservas internacionales, sino que es empujada por los altos precios internacionales de las materias primas -petróleo y alimentos- y la obstrucción de las cadenas de suministros. Continúo insistiendo que la actual presión inflacionaria es un problema temporal -no olvidemos el “efecto base” o el “efecto rebote” al haber sido 2020 un año de caída de la producción y de la desaceleración de la inflación por el impacto del Covid-19, pero ha durado más tiempo de lo que preví al afirmar en junio de este año que se normalizaría en el segundo semestre de 2021 y ahora preveo que podría ser hasta en el segundo semestre de 2022. Hay que observar el comportamiento de la tasa de inflación subyacente, que excluye los precios volátiles de los combustibles y de los alimentos, que se desplaza en el mercado local en una banda porcentual interanual de entre 4% y 4.5%, y si no se aleja de ella, no hay problema inflacionario.

Deterioro del salario real. El poder adquisitivo del salario medio mensual del empleo formal se ha deteriorado casi 13% entre diciembre de 2017 y diciembre de 2021, porque en términos nominales o en precios corrientes el registrado en octubre de 2021 es igual a un máximo observado en noviembre de 2014 y porque la tasa de inflación se elevó y se aceleró, con sus altibajos, desde mayo de 2018. Reducir ese deterioro con solo un ajuste salarial provocaría la aceleración de los aumentos de los costos de producción y podría provocar una espiral precios-salarios-precios, dada la fortaleza sindical en tiempos acumulados de crisis.

Caída del empleo formal. A finales de noviembre de 2021, habían 157,776 menos del número de personas activas que cotizaban la seguridad social en 2017 y que ascendía a 914,196 personas. Las crisis destruyeron 199,731 puestos de trabajo cotizantes de la seguridad social durante el trienio 2018-2020, de los cuales se han restablecido sólo 41,955 a noviembre de 2021. En el corto plazo, el aumento del empleo ha sido posible por la vía de la inversión pública, que ahora cuenta con un importante financiamiento externo, pero se necesita atraer a los inversionistas privados nicaragüenses y extranjeros. Parece que no es fácil encontrar nuevos trabajos.

Reactivar la inversión privada. La disminución de la incertidumbre provocada por el creciente riesgo político persistente desde abril de 2018, implica la realización de un Diálogo Nacional. Es muy probable que dicho Diálogo sea convocado poco después del 10 de enero de 2022, fecha de la toma de posesión del gobierno del presidente Daniel Ortega Saavedra. En ese Diálogo deberá buscarse la solución del problema político y establecerse las reglas del juego, o de políticas económicas, entre el Estado y las empresas para facilitar la inversión privada y el aumento de la producción y del empleo.

Cabe agregar que la política monetaria y la política fiscal han sido bastante contractivas desde 2018  y han asegurado la estabilidad macroeconómica del país. Por este motivo, los niveles de los riesgos económico y financiero no son altos debido a que las autoridades gubernamentales han administrado satisfactoriamente los déficits financieros externo e interno del país, mientras se observa una tendencia creciente del saldo de las reservas internacionales apoyada por la cooperación externa proveniente de instituciones multilaterales en 2019 y 2020.

También cabe mencionar la existencia de problemas estructurales de la economía nacional, que sólo es posible resolverlos en el largo plazo. La pregunta fundamental es cómo lograr el crecimiento económico sostenible.

Las respuestas a esa pregunta giran alrededor del aumento de la productividad económica y la competitividad empresarial, la disminución de los costos por unidad de producción, la mejora de la educación técnica de la fuerza laboral, el acceso de los productores a la tecnología, el desarrollo de la  agroindustria para agregar más valor a la producción, la regulación estatal, la dinámica a la banca estatal de fomento de la producción, el análisis del régimen del tipo de cambio y de la sobrevaluación del córdoba para promover el esfuerzo exportador y disminuir el déficit comercial de la balanza de pagos, el análisis de la carga tributaria sobre la producción y la reducción de la inequidad de la distribución del ingreso, entre otros. La solución de los problemas estructurales de la economía nicaragüense garantizará el mantenimiento de un crecimiento económico sostenible y el salto hacia la fase del desarrollo económico del país.


Acciones

Información

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s