A junio de 2020, las dos crisis se han tragado casi el 20% de la producción del país

1 11 2020

Todas las cifras presentadas a continuación tienen una fuente oficial.

El producto interno bruto (PIB) real de Nicaragua en el primer trimestre de 2020 creció 1.7% interanual, o sea, la tasa de crecimiento con respecto al PIB real del primer trimestre de 2019, pero no significó la salida de la recesión económica en que el país ha estado desde el segundo trimestre de 2018.

El país siguió estando en recesión por el impacto del COVID-19, que provocó una caída interanual de 7.9% del PIB real en el segundo trimestre de 2020, al haber convergido con los efectos económicos causados por la crisis política interna imperante desde abril de 2018.  

El alza y la caída del PIB real en los dos primeros trimestres del año de 2020 no son muy relevantes dadas las dos crisis extraeconómicas que tenemos, porque, aunque facilita una comparación entre períodos, se basa en el supuesto de que la caída del segundo trimestre continuará durante todo un año. Esto no será cierto en el tercer trimestre y tampoco en el cuarto trimestre. Con las tasas de variación interanuales, el gobierno informa cuánto crecería o disminuiría el PIB real si esa tasa de variación se mantuviera durante un año completo.

Para evaluar realmente la recuperación económica, es aconsejable centrarse menos en las variaciones porcentuales de un trimestre a otro y, en cambio, observar cómo se compara la economía en el segundo trimestre de 2020 con el primer trimestre de 2018, antes de que irrumpiera la crisis política, cuando la economía del país estaba funcionando normalmente. Así, la tasa de caída del PIB real del segundo trimestre de 2020 con respecto al PIB real del primer trimestre de 2018 es 19.1%. Las dos crisis se han tragado casi el 20% de la producción del país. La economía está en un hoyo.

Los efectos de una base mayor o de un alto nivel, que determina la caída o el alza del PIB real trimestral pueden confundir la lectura de los datos o inducir a errores, por lo que se necesita una interpretación cuidadosa.

Un ejemplo del mismo fenómeno “aritmético”: si usted tiene C$1,000 (un mil córdobas) y pierde la mitad, tendrá C$500. Luego, usted aumenta su dinero en 50% y eleva su disponibilidad a C$750, pero no ha obtenido los C$1,000 que tenía antes de la pérdida.

Veamos otro ejemplo. El PIB real en Nicaragua se redujo a un ritmo anualizado de 5.4% en el segundo trimestre de 2018, lo que parecía sugerir que la crisis política interna se había tragado el 5.4% de la producción de bienes y servicios de Nicaragua. Sin embargo, la producción del segundo trimestre de 2018 fue 3.5% inferior a la del primer trimestre del mismo año, una tasa de caída que siempre es asombrosa pero menos espectacular.   

Regresemos al segundo trimestre de 2020. La producción, cuando se omite la convención de usar números anualizados, cayó 12.7% con respecto a la del primer trimestre de 2020, pero la caída interanual (con respecto a la producción del segundo trimestre de 2019), ya mencionada en el segundo párrafo, fue apenas 7.9%.

La aritmética simple aumentó la confusión, las cifras anualizadas son más engañosas. El hecho de que Nicaragua experimente próximamente trimestres de rápido crecimiento en la producción no significa que la economía se esté fortaleciendo, porque esas tasas de crecimiento serían un eco de la contracción del PIB real trimestral observada desde el segundo trimestre de 2018. Por esa razón, no debemos analizar el comportamiento del PIB real en forma aislada.

El PIB es una variable de “flujo”, porque estima cuánto se produce o se gasta o se gana en un período de tiempo determinado. En Nicaragua, desde 2018 varias actividades económicas han interrumpido la producción, principalmente la construcción, el comercio, los hoteles y restaurantes, los servicios financieros, el transporte y los servicios comunales y personales, pero la pregunta de fondo es si esa paralización productiva afectará la capacidad de las empresas a largo plazo, lo que los economistas llamamos “histéresis”. Esto ya implicaría un problema estructural de la economía del país, es decir, un problema más grave.

Por ejemplo, la histéresis del desempleo -o períodos prolongados de alto desempleo que elevan la tasa natural estimada con el ajuste demográfico- podría deberse a que los desempleados se acostumbran a no trabajar o a realizar trabajos esporádicos, se desanimen y se esfuercen menos en encontrar trabajo, y se erosiona las habilidades de los trabajadores desempleados.

Las pérdidas de ingresos para las empresas y los hogares podrían significar mora en el pago de los préstamos y cierres definitivos de empresas, la ruptura de los lazos laborales que imposibilitaría restablecer el nivel de empleo formal, la caída de la inversión que desaceleraría el crecimiento económico a largo plazo e impactaría el crecimiento de la productividad.   

El nivel del PIB real del país está por debajo del nivel que tenía en el primer trimestre de 2018. La demanda interna, consumo e inversión, sigue deprimida por las dos crisis. La tasa de subutilización de la fuerza laboral continúa creciendo, los salarios permanecen prácticamente congelados desde 2018 y la tasa de inflación acumulada durante el período enero 2018-junio 2020 es igual a 11.6%.   

La recuperación sólida y estable de la economía del país dependerá del control de la pandemia mundial y de la solución del problema político nacional, y para alcanzar esa recuperación económica nos ayudará no continuar hundiéndonos en la confrontación y el resentimiento, mirando hacia atrás los resultados económicos y sociales obtenidos hasta el año de 2017.

Tenemos muchos daños que reparar para que el país se normalice, para alcanzar lo que habíamos logrado, acelerar el crecimiento económico y social y reducir la vulnerabilidad de la población ante el impacto del cambio climático y otros desafíos imprevistos, incluyendo nuevos virus. Tenemos una invitación al trabajo.


Acciones

Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s