El desahorro en tiempos de crisis

27 09 2020

Hace pocos días, un periodista me preguntó si las familias han incrementado sus niveles de ahorro por la incertidumbre que ha generado tanto la crisis política del 18 de abril 2018 como la crisis sanitaria mundial desde el 18 de marzo de 2020, fecha en que las autoridades gubernamentales indicaron la presencia de COVID-19 en el país.

La población sabe, con base en datos oficiales publicados y mencionados por el presidente del Banco Central de Nicaragua, Ovidio Reyes, que el volumen de la producción anual de bienes y servicios ha caído durante el trienio 2018-2020. En el sector real de la economía, se entiende como ahorro la parte de la producción que no se consume, por lo cual el ahorro es igual a la inversión.

Al caer la producción, cae el ingreso real (sin incluir la inflación) de los agentes económicos, o sea, disminuyen los ingresos de las familias (salarios y prestaciones laborales), de los productores (utilidades) y del gobierno (impuestos). También cae el gasto real (siempre excluyendo la inflación) de los agentes económicos en el mercado interno, es decir, cae tanto el consumo de los hogares como la inversión en construcción, maquinaria y formación de inventarios en las empresas.

¿Cuál sería el nivel de ingresos de las familias nicaragüenses que le facilitaría la formación de  ahorro?

Con base en la Encuesta de Medición de Nivel de Vida (EMNV) de 2014, la última disponible cuya metodología está avalada por el Banco Mundial, el 61.6% de las familias con todos sus ingresos podía adquirir solamente los 53 productos de la canasta de consumo básico. El rango de esos ingresos por percentiles de los hogares, en términos promedio mensual dolarizados, se elevaba desde US$47.92 para el percentil 1 hasta US$453.34 para el percentil 65. En otras palabras, el 61.6% del total de familias en el país tenía la incapacidad de ahorrar en 2014.

Sobre el supuesto de que sólo las familias del país con un nivel de ingreso promedio mensual de US$1,000 o más tuviesen capacidad de ahorro, podemos concluir que sólo el 10.1% del total de familias podrían ahorrar en una entidad financiera o guardar el dinero “debajo del colchón” como decimos los economistas, pero con el riesgo de perderlo. 

Con datos de la Superintendencia de Bancos y de Otras Instituciones Financieras (SIBOIF), podemos observar que al 31 de agosto de 2020 el total de los depósitos de ahorro y a plazos valorados en córdobas, tanto en moneda local como en moneda extranjera en las entidades bancarias radicadas en el país, han caído 19.6% con respecto al saldo de dichos depósitos al 31 de marzo de 2018; esos depósitos valorados en dólares muestran una reducción de US$987 millones, al pasar de US$3,604 millones a US$2,617 millones en el mismo orden de las fechas arriba mencionada.

Sin embargo, al incluirse los depósitos en cuenta corriente, la caída del saldo total de los depósitos en las entidades bancarias es más pronunciada en moneda extranjera que en moneda local.

Entre las dos fechas antes mencionadas, el saldo total de los depósitos en moneda extranjera cayó US$1,170 millones, al pasar de US$4,048 millones a US$2,877 millones, pero cabe recordar la fuga de casi US$1,300 millones de los depósitos en dólares que se observó entre abril de 2018 y marzo de 2019. Por su parte, el saldo total de los depósitos en moneda local, incluyendo los de cuenta corriente, disminuyó C$7,105 millones (equivalentes a US$346 millones), al pasar de C$45,099 millones (equivalentes a US$1,447 millones) a C$37,993 millones (equivalentes a US$1,101 millones)

Consecuentemente, en Nicaragua existe un bajo nivel de bancarización, porque el saldo total de los depósitos del público representó el 31% del producto interno bruto (PIB) en 2017, y a pesar de que el PIB anual muestra un descenso continuo y de dos dígitos porcentuales en los últimos tres años, la bancarización también ha disminuido a 29% en 2019.

Al caer el principal pasivo de los bancos (o los depósitos del público), también cayó el principal  activo de los bancos (los préstamos otorgados al público). Entre las mismas fechas ya indicadas, el saldo de los préstamos en moneda extranjera, tanto en dólares como en córdobas con mantenimiento de valor, o sea, un saldo totalmente dolarizado, se redujo US$1,850 millones al pasar de US$5,191 millones a US$3,341 millones.

En conclusión, la fuerte caída del ahorro de casi 1 mil millones de dólares entre marzo de 2018 y agosto de 2020 se explica por la incertidumbre política y la creciente tasa de desempleo y subempleo exacerbada por COVID-19. Además, las personas han sacado sus ahorros de la banca por miedo a perderlos.

El gasto de consumo de las familias no ha disminuido por el confinamiento de la población, una medida que no se aplicó en el país para que la población evitara el riesgo del contagio de COVID-19. El gasto de consumo cayó por el aumento del desempleo, la reducción de los ingresos y la dificultad de las personas para obtener préstamos de consumo.

Además, el 10.1% de las familias del país que tiene capacidad de ahorro, se ha visto obligado a ahorrar de forma preventiva por el riesgo de la incertidumbre y la pérdida del empleo, que podría ser impulsado por una repentina propagación de COVID-19. Cualquier ahorro preventivo, mantenido “debajo del colchón”, puede explicarse con el temor de la población a perder sus puestos de trabajo, ya que las expectativas sobre la tasas de desempleo esperadas podrían ser mayores que la tasa de desempleo real de este momento.

En conclusión, los factores más relevantes que empujan a la baja al saldo de los depósitos de ahorro y a plazos en Nicaragua son la caída de los ingresos, provocados por el conflicto político y el “shock de oferta” de COVID-19, y por la desigualdad de la distribución del ingreso, un problema estructural de antaño.


Acciones

Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s