Vamos hacia una depresión económica

16 08 2020

La teoría económica no responde con precisión qué es la depresión económica. Sin acuerdo entre los economistas, los textos de macroeconomía nos dicen que depresión es una recesión prolongada y profunda, pero no indican cuándo una recesión se convierte en depresión. Aún no existe un acuerdo unánime entre los economistas sobre la intensidad y la duración que debe tener una recesión para que sea considerada como una depresión.

Pero existe la aceptación unánime de que una recesión está presente cuando el producto interno bruto real (PIB) disminuye, al menos, por dos trimestres consecutivos, y también existe el consenso de que la economía de Estados Unidos estuvo en depresión desde 1929 hasta  finales de la década de los treinta: el PIB cayó casi 30% entre 1929 y 1933, y la tasa de desempleo era 25.2% en 1933, pero el PIB volvió a caer desde mayo de 1937 hasta 1938. Entonces, el período de una depresión económica no se caracteriza por una caída ininterrumpida del PIB, o sea, se podrían observar “repuntes económicos” que son insuficientes para lograr una “recuperación económica”.

Hay economistas que han intentado definir la depresión económica como una disminución del PIB mayor de 10% -sería un desastre económico- o como una recesión prolongada durante más de tres años. Por consiguiente, la depresión económica se observa cuando la recesión se acentúa en el tiempo y cuando la actividad económica no muestra síntomas de recuperación en algunas de sus principales industrias o sectores.

El impacto económico de COVID-19 ha sido global, devastó la producción mundial de bienes y servicios, destruyó empleos, derrumbó los sistemas de salud, aumentó la deuda de los gobiernos con el riesgo de incumplimiento del pago de intereses y amortizaciones, está presionando al sistema financiero mundial y exigirá cambios en la política fiscal y la política monetaria para evitar un mayor plazo de la desaceleración económica.

No olvidemos que COVID-19 produjo un shock de oferta con el cierre de empresas al suspender en forma temporal o en forma definitiva a los trabajadores para reducir el contagio del virus, al cual le siguió un shock de demanda debido a la caída de los ingresos de la población (por el desempleo) y a la incertidumbre inversionista. La oferta global (PIB e importaciones) y la demanda global (consumo, inversión, gasto público y exportaciones) han padecido daños repentinos y profundos.

Si el contagio del COVID-19 vuelve a aumentar en todo el mundo, es bastante probable que podremos observar una depresión global. Ahora que los países están interconectados económicamente con la globalización del comercio internacional, la inversión extranjera directa y el financiamiento internacional, los gobiernos que han estimado una recuperación económica en forma de V, es decir, una caída rápida del PIB seguida de un alza también rápida, se sentirán frustrados. Por supuesto, la forma de V, o incluso la forma de U, corresponde a un escenario aún esperado, en el que la vacuna logre aplastar la curva de contagio y todos los trabajadores regresen a sus puestos de trabajo.

El economista John Maynard Keynes explicó en su Teoría General de la Ocupación, el Interés y el Dinero que la principal causa de las depresiones económicas está en la insuficiencia en la demanda de bienes y servicios o demanda agregada. En otras palabras, las depresiones económicas están motivadas por caídas severas del consumo, de la inversión, del gasto público y de las exportaciones. En el corto plazo, la caída del PIB se debe a la caída de la demanda agregada, pero también podría estar motivada por una caída de la oferta agregada, cuando las empresas reducen su producción.

En cuanto si existe o no depresión económica en Nicaragua, una pregunta que está flotando en el mercado local, debe tener en cuenta que en el país existe dos crisis. Una interna y nacional, de origen político que surgió en abril de 2018; otra externa y mundial, de origen sanitario, que surgió con el COVID-19 en diciembre de 2019.

En Nicaragua se han registrado varias depresiones económicas en tiempos recientes: El PIB de Nicaragua cayó 27.9% en 1979 con la salida del poder de Anastasio Somoza Debayle; surgió de nuevo en 1988 al caer el PIB 12.4% al enfrentarse la guerra comercial, financiera y militar por la defensa de la Revolución, y siguió cayendo consecutivamente, aunque con bajas tasas, hasta 1991; y se encuentra en ciernes otra depresión económica, al registrarse, según datos oficiales, caídas del PIB de 4.8% en 2018 y 3.9% en 2019, lo que refleja una caída de 7.7% con respecto al PIB de 2017, lastrada por sanciones financieras internacionales y que continúa profundizándose hasta 11.8% en este año con base en la cifra oficial de otra caída del PIB de 4.5% proyectada por el Banco Central de Nicaragua (BCN) para 2020.

Así, Nicaragua tendría una recesión prolongada de tres años consecutivos y, por lo tanto, podemos afirmar técnicamente que el país se encontrará en depresión económica al final de 2020. Estamos inmersos en una depresión global, pero la economía local continúa también deprimiéndose porque no se ha resuelto el problema político interno.

Nunca he tenido el ánimo de ser alarmista, pero creo que no debemos minimizar la gravedad de esta crisis, tanto mundial como local. ¿Cuánto tiempo tomará alcanzar el nivel del PIB por habitante registrado en 2017, el registrado antes de las dos crisis que existe en Nicaragua? Diez años es mi mejor conjetura.


Acciones

Información

One response

18 08 2020
JUAN RUIZ

10 AÑOS PARA ALCANZAR EL PIB DEL 2017, DE ACUERDO DOCTOR AVENDAÑO…CON LA CONDICIÓN QUE CESEN LAS CAUSAS QUE HAN PROVOCADO LAS CRISIS, TANTO NACIONAL COMO INTERNACIONAL…LO CUAL VEO IMPROBABLE…UN SALUDO, MI REPETO Y RECONOCIMIENTO PARA USTED…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s