La moneda, la banca y la realidad

31 05 2020

Concluyó mayo de 2020 con el inicio de la fase cuatro de COVID-19 en el país, que se caracteriza por la aceleración de los números de casos contagiados y de muertes provocadas por el virus.

En el sector real de la economía, los problemas están a la vista.  Nuestro pronóstico económico para 2020, actualizado en abril recién pasado, indica que la producción de bienes y servicios tiende a caer 5.4%, con lo cual se destruirían 65 mil puestos de trabajo del sector formal; la tasa de desempleo abierto y la tasa de desempleo equivalente relacionada con el subempleo subirían a 32.1% de la población económicamente activa;  el gasto de consumo de las familias se desploma 4.9%; y cae la confianza de los consumidores por las repercusiones económicas del virus.

En el sector monetario, las operaciones de mercado abierto, o colocación de títulos en córdobas con mantenimiento de valor emitidos por el Banco Central de Nicaragua (BCN), desde marzo de 2019  han dejado de ser un instrumento efectivo para la regulación de la liquidez -sólo funcionan las colocaciones de Letras con plazo de 1 día-, pero la autoridad monetaria continúa su infatigable tarea de reducir la base monetaria, principalmente el componente de la emisión de dinero, mediante el pago del crédito (o reportos) que la banca central ha otorgado a la banca comercial y el aumento de los depósitos del sector público no financiero (SPNF) en la banca central.

En los primeros cuatro meses del año en curso, 2 mil 730 millones de córdobas han retornado a las bóvedas del BCN, a pesar de que puso a circular 2 mil 424 millones de córdobas en el mercado debido a la compra de 97 millones de dólares, principalmente en la mesa de cambios. Por su parte, en el mismo período, la oferta de dinero o medio circulante se redujo 3 mil 418 millones de córdobas y su nivel actual de C$39,316 millones es muy cercano al registrado en abril de 2018. Como producto de la crisis política del 18 de abril de 2018, la dolarización extraoficial de la economía se ha reducido, pero continúa siendo excesiva, al disminuir la participación del dólar estadounidense en el total de los activos líquidos desde 69.1% en enero de 2018 hasta 63.4% en abril de 2020.

La reducción de la base monetaria contribuyó al fortalecimiento de la posición de las reservas internacionales brutas administradas por el BCN, al aumentar US$267 millones, hasta US$2,665 millones, en el período enero-abril de este año.

De acuerdo con el balance de divisas de la banca central al 30 de abril recién pasado, las principales fuentes de recursos externos fueron: préstamos, US$121 millones; compras de dólares del BCN, US$97 millones; colocación neta de títulos en moneda extranjera emitidos por el BCN, US$66 millones; y aumento del saldo de encaje en moneda extranjera, US$23 millones. Estos ingresos de divisas fueron contrarrestados parcialmente por el pago US$99 millones en concepto de intereses y amortizaciones a los acreedores del sector público, y la disminución de US$19 millones del saldo de las cuentas corrientes del SPNF en el BCN, principalmente.  

La expansión de las reservas internacionales brutas y la contracción de la base monetaria facilitaron el cumplimiento de la condicionalidad de la estabilidad macroeconómica: el saldo de dichas reservas fue equivalente a 2.87 veces el saldo de la base monetaria -el nivel mínimo es 2.5 veces-. Por lo tanto, el BCN continúa garantizando la estabilidad del tipo de cambio y del índice de precios al consumidor y, por consiguiente, no se prevén riesgos de fuertes presiones inflacionarias ni de una mayor devaluación del córdoba.

En el sector financiero, se observó que, en términos acumulado anual al 30 de abril, las entidades bancarias registraron un alza de 5.2% en el saldo total de los depósitos -los de moneda nacional disminuyeron apenas 0.6% y los de moneda extranjera aumentaron 7.6%- y una caída de 4.3% en la cartera de crédito neta.

Sin embargo, en este año el saldo total de los préstamos vencidos, reestructurados, prorrogados y en cobro judicial, como proporción de la cartera de crédito bruta se ha incrementado 1.68 puntos porcentuales, al pasar de 11.39% en diciembre de 2019 a 13.07% en abril de 2020. Entre diciembre de 2019 y abril de 2020, las tasas de interés activas y pasivas promedio implícitas han disminuido levemente, al pasar la primera de 14.5% a 12.8% y la segunda de 3.7% a 3.0%.   

Cabe destacar que los bancos continuaron elevando su liquidez, tanto en córdobas, equivalente a 37.8% del saldo de los depósitos en moneda local, como en moneda extranjera, igual a 52.1% del saldo de los depósitos en dicha moneda. En orden de importancia, los tres bancos con mayor liquidez son BAC, BANPRO y AVANZ.

En el transcurso del año, los seis bancos comerciales mantienen la tendencia creciente de las tasas de rentabilidad: al 30 de abril, la de capital es 6.51% y la sobre activos es 0.43%. En orden de importancia, los tres bancos más grandes son los más rentables, BAC, LAFISE BANCENTRO y BANPRO.

Todos los bancos registraron en abril una reducción de su eficacia en el manejo de la cartera con respecto a marzo. La cartera de préstamos fue igual a 38.86 veces el monto de los gastos de administración, pero la eficacia en la generación de ingresos financieros se mantuvo constante, al ser el monto de las utilidades financieras igual a 1.35 veces el total de los gastos de administración.  En orden de importancia, los tres bancos con mayor productividad son BDF, BAC y FICOHSA.

La solidez bancaria se mantuvo con una adecuación de capital que duplica su norma legal, al representar el capital el 20.2% de los activos en riesgo (principalmente la cartera de préstamos), mientras que el colchón para riesgos de todo el sistema bancario mostró una cobertura de las reservas de cartera y el patrimonio de 20.64 veces el saldo de los créditos vencidos. En orden de importancia, los tres bancos más sólidos son los bancos más grandes, BANPRO,  LAFISE BANCENTRO y BAC.

Siempre en orden de importancia, FICOHSA, BAC y AVANZ son los tres bancos más accesibles, lo que se explica con sus servicios al público al tener los mayores niveles de ingresos no financieros en relación con la cartera de préstamos, con el mayor número de clientes con respecto al saldo de los préstamos y con la relación de préstamos a depósitos. Cabe agregar que estos tres bancos ofrecen las mayores tasas de interés a los depositantes.

Entre los bancos más grandes, el BAC es el más competitivo y el más preferido, y entre los bancos más pequeños, el BDF tiene la mayor competitividad y FICOHSA tiene la mayor preferencia. Los tres bancos comerciales que tienen los mayores índices de calidad, en el mismo orden, son BAC, FICOHSA y BANPRO.

En conclusión, el mercado monetario y el sistema bancario se han fortalecido en el primer cuatrimestre de 2020, no hay síntomas de expansiones monetarias ni de inestabilidad del tipo de cambio, que mantiene un ritmo de devaluación anual de 3%, y de la tasa de inflación, que tendería a ser una deflación por el shock de oferta provocado por COVID-19, aunque el aumento del riesgo político ha disminuido el crédito y los depósitos en las entidades bancarias.

Pero los problemas en el sector real de la economía se agudizan. Los ingresos de la población disminuyen por el creciente desempleo, la producción de bienes y servicios continúa en caída durante tres años consecutivos, talvez tengamos algún crecimiento económico el próximo año, y la situación de la salud pública está tornándose crítica debido a la percepción que se tiene por el aumento de las personas contagiadas, la falta de una orientación clara a la población para frenar la propagación del virus y la indisponibilidad de la cooperación multilateral para afrontar la pandemia mundial en el país. Si la política monetaria se está administrando muy bien, creo que es necesaria una política fiscal adecuada para atender la salud de los nicaragüenses, que es mucho más importante que la estabilidad macroeconómica en un momento de emergencia nacional y que también ya está defendida por el shock de oferta provocado por COVID-19.


Acciones

Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s