El desempleo y el subempleo en Nicaragua

24 05 2020

Al menos desde hace cuatro décadas, el subempleo ha sido el principal problema estructural del mercado laboral de Nicaragua. El problema del desempleo abierto, o sea, las personas económicamente activas (PEA) que no trabajan un minuto en el año, es un problema secundario. En cambio, los subempleados, dada la característica de informalidad empresarial del país, se distinguen por trabajar menos de ocho diarias, como lo ordena el código laboral, o devengar un salario mensual menor que el salario mínimo legal.

Las últimas estadísticas oficiales del mercado laboral, publicadas por el Instituto Nacional de Información de Desarrollo (INIDE) en marzo de 2020, corresponden al cuarto trimestre de 2019. Entre sus indicadores aparece la tasa de desempleo abierto de 4.9% (?), es decir, que de acuerdo con la distribución normal se podría afirmar, con el 95% de confianza, que en el país no existe el desempleo abierto, pero el 46.9% del total de las personas ocupadas está subempleada. En este último porcentaje se incluye a las personas que trabajan al menos 1 hora y a lo sumo 7 horas y menos de 60 minutos por día, o que tienen un salario mensual menor que el promedio simple del salario mínimo legal mensual de C$6,675.00, pero están registradas entre los ocupados, por lo cual la tasa de ocupación es igual a 95.1% (=100% – 4.9%) de la PEA.

Otra variable laboral sujeta a crítica, porque no se publica desde hace varios años, es la tasa de desempleo equivalente relacionada con el subempleo, en otras palabras, el porcentaje de la PEA que tiene deseos de trabajar horas adicionales y que es análogo a la búsqueda activa de empleo en la definición del desempleo abierto, de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT). La tasa de desempleo equivalente puede ser adicionada a la tasa de desempleo abierto para aproximarnos al dato veraz del flagelo del desempleo en el país, o sea, para conocer el número de personas económicamente activas que no generan ingresos salariales en Nicaragua.

Consultores Para el Desarrollo Empresarial (COPADES) pronosticó que en 2020, con una caída de 5.4% del producto interno bruto (PIB) real o en precios constantes,  198 mil trabajadores quedarán desempleadas o sin generar ingresos salariales en este año, de tal forma que la suma de la tasa de desempleo abierto y la tasa de desempleo equivalente relacionada con el subempleo alcanzará el nivel de 32.1% de la PEA, que es bastante aproximada al máximo histórico de la subutilización laboral de 32.5% de la PEA registrada en 1993 con cuatro años consecutivos de estancamiento económico y con severas reformas estructurales sin una red de protección social. El ejército de desempleados tiende a alcanzar un promedio anual de 1 millón 274 mil personas en 2020.

Con el impacto del shock de oferta provocado por COVID-19 en Nicaragua, ya se observa el cierre de empresas y la suspensión temporal o definitiva de trabajadores, principalmente en las actividades de comercio minorista, restaurantes, hoteles, construcción, transporte, servicios personales tales como centros de belleza y peluquerías, lo cual está imponiendo una nueva realidad económica: mantener las empresas abiertas es tan difícil como cerrarlas, porque los costos son más altos para asegurar el número de trabajadores y clientes o porque el gasto de consumo de los hogares ha disminuido por el menor ingreso salarial y el período para frenar la propagación del virus no está definido. Las microempresas y pequeñas empresas, que tienen tasas de rentabilidad reducidas y menores niveles de liquidez, cada día están enfrentando una relación costo-ingreso incontrolable

Es muy probable que los trabajadores estarán muy nerviosos de ir a sus lugares de trabajo, debido a la aceleración del número de personas contagiadas que se ha observado a partir de la tercera semana de este mayo. Como lo he señalado en artículos anteriores, los que están en primera fila, los virólogos y los infectólogos, tendrán que frenar, aunque no detener, a COVID-19, y sin esta solución será muy difícil volver a restablecer y aumentar los niveles de empleo antes del surgimiento de la pandemia. En el trienio 2018-2020, 514 mil personas habrán cesado de trabajar en los sectores formal e informal de la economía.

Por estas razones, sugiero a las autoridades gubernamentales, como dicen los expertos en salud pública, que impulsen las medidas preventivas para evitar un mayor número de contagios, tales como el distanciamiento social, el uso de mascarillas y guantes, y la limpieza frecuente de las manos.

El gobierno sabe muy bien que esta no es recesión económica convencional que requiere un estímulo económico, aunque no sea de base amplia como se observa en los países de economía avanzada. La misión es contener la pandemia y, si es posible en esta tarea de salud pública, aliviar la situación de los trabajadores que han quedado desempleados por COVID-19.

El alivio de dicha situación, tal como lo propuse en otro artículo económico fechado el 3 de mayo del año en curso, podría concretarse con una ayuda generosa gubernamental-empresarial mediante un crédito fiscal aplicable a los pagos del anticipo del impuesto sobre la renta del año fiscal de 2020 con el fin de facilitar a los empresarios los pagos de salarios a las personas suspendidas de sus puestos de trabajo -incluso reducir la jornada laboral y los salarios-, disminuir las tarifas de electricidad dado el desplome de los precios internacionales del petróleo y sus derivados, flexibilizar temporalmente la política de desconexión de los servicios públicos por no pago oportuno y regular los precios de bienes clave en caso de especulación o de acaparamiento.


Acciones

Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s