La tarea es la contención del COVID-19

29 03 2020

Aún no hemos escuchado de las fuentes gubernamentales de Nicaragua alguna variación de la política macroeconómica para enfrentar la pandemia del COVID-19, que, sin lugar a duda, ya provocó una recesión económica mundial.

Por supuesto que el primer paso de las políticas públicas sería determinar cómo se frenará y se controlará al virus (el shock de oferta), y el segundo paso cómo se reanudará el desempeño de las actividades económicas (el shock de demanda).

Contener al COVID-19 requerirá del uso de recursos del presupuesto gubernamental que, desafortunadamente, no se disponen por las caídas anuales de la producción de bienes y servicios registradas en 2018 y 2019.

Por consiguiente, las autoridades gubernamentales enfrentan una crisis de salud pública, el COVID-19, que afectará a los trabajadores y a las empresas financieras y no financieras, entre esta últimas, principalmente las microempresas y pequeñas empresas.

Esta crisis sanitaria no puede ser resuelta con la política monetaria, porque los instrumentos monetarios estarían enfrentando un problema financiero proveniente del shock primario de la corona crisis sobre el sector real de la economía, es decir, sobre la oferta y la demanda global de bienes y servicios.

Los que resuelven esta crisis son los virólogos y los bacteriólogos, no los economistas. La política macroeconómica se ha caracterizado por ser muy dependiente del manejo de los instrumentos monetarios, y si  interviniese el banco central en estos momentos propondría políticas necesarias pero insuficientes para resolver  la crisis.

La política fiscal es la que debería entrar en acción en estos momentos para contener al COVID-19, que es la fuente de la crisis. Por ejemplo, un objetivo primario es concentrarse en la infraestructura de salud pública requerida para atender a las personas contagiadas con el virus, y en la ciencia para contener al virus, pero se percibe que no existe una unidad nacional para enfrentar este problema global. Talvez existen esfuerzos dispersos en el país para enfrentar esta pandemia, pero que serían más potentes si hubiese un esfuerzo nacional para aplanar la curva de infección con COVID-19, lo cual es necesario para encender de nuevo la maquinaria de producción de bienes y servicios

Ese shock de oferta provocado por el coronavirus provino de la interrupción de las cadenas de valor mundiales, lo cual ya está obligando una evaluación de la globalización que se presentó como una panacea para todo el mundo, para países ricos y países pobres. Después de esa interrupción, se dio el llamado de la Organización Mundial de la Salud para el distanciamiento social, lo que ha cerrado restaurantes, centros de diversión y establecimientos de servicios personales. Además, se ha observado en otros países de la prohibición de los viajes internacionales, la autorización del cierre de fronteras y la cancelación de todo evento público para impedir el contagio de las personas. Todo esto ha generado pérdidas de puestos de trabajo que se restablecerán hasta que la pandemia haya desaparecido.

Por esa razón, en un primer momento las políticas públicas no se podrían reorientar a la creación de puestos de trabajo, sino al alivio del desastre sanitario, destinando recursos a los hospitales, centros de salud y clínicas, aunque el desempleo continuará aumentando por la reducción del gasto de consumo de las familias ya desempleadas y de las empresas cuyos productos no sean demandados.

¿Podría el Estado ayudar a la población a continuar gastando? Reitero que no, porque no tiene recursos, pero sí podría garantizar un nivel mínimo de seguridad alimentaria aceptable con la asistencia humanitaria de organismos internacionales.

Pero la confianza de los consumidores nicaragüenses se está agriando de nuevo, porque estamos inmersos en un escenario nacional flanqueado por dos crisis, una de orden político interno y otra de orden de contagio mundial. El desempleo ha comenzado en las empresas del régimen de zona franca, las microempresas y las pequeñas empresas, y el pesimismo es más marcado en las empresas del sector servicios.

Debido al esperado creciente desempleo, el flujo de dinero de las familias va a disminuir y se restringirá más por la caída esperada del flujo de remesas familiares, los cual contraerá el consumo. Por otro lado, el menor flujo de dinero en las empresas impactará en una caída de la inversión.

Ese problema de iliquidez se reflejará posteriormente en una reducción del crédito del sistema financiero nacional al sector privado. Consecuentemente, la tasa de caída del producto interno bruto (PIB) se acelerará en el primer momento de las políticas públicas que buscan la contención del COVID-19.

Las grandes y medianas empresas poseen una mayor capacidad de resistencia que la de las microempresas y pequeñas empresas. Al no existir una efectiva banca estatal de fomento de la producción, un instrumento estatal muy importante, no existe un financiamiento con términos adecuados que asistan a esas empresas vulnerables, tales como restaurantes, cafeterías y gimnasios, que en términos generales no son sujetas de crédito en el banca comercial convencional.

¿Cómo podrían tener liquidez las microempresas y las pequeñas empresas para sobrevivir durante el shock de oferta? Muy difícil que la obtengan en estos momentos. Pero este mensaje debería ser tomado en cuenta por los servidores públicos, porque esas empresas son importantes en las comunidades y en la economía, y necesitan cierto alivio en esta crisis.

Primero habría que contener al COVID-19; después vendría la política macroeconómica para reactivar la producción de bienes y servicios.


Acciones

Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s