El “covid 19”, un riesgo para la economía mundial

16 02 2020

Un nuevo riesgo no sólo para humanidad debido al contagio, sino también para la economía mundial: el brote de un nuevo coronavirus en la Ciudad de Wuhan, de 11 millones de habitantes, capital de Provincia de Hubei en China, el 31 de diciembre de 2019, bautizado recientemente como “covid-19”, una familia de virus que causan desde el resfriado común hasta el síndrome respiratorio agudo severo (SARS), que a finales de la semana pasada ha contagiado a más de 60,000 personas en China (de las que más de 1,380 han fallecido) y a 393 pacientes en otros veinticuatro países. Aún no se ha encontrado la vacuna que proteja a la población de este nuevo virus.

De acuerdo con noticias intgernacionales, el virus se está propagando por Asia -Japón, Corea del Sur, Singapur, Tailandia, Macao, Taiwán, Vietnam, India, Camboya, Nepal, Malasia, Sri Lanka, Filipinas y Emiratos Árabes Unidos-; por Europa -Alemania, Francia, España, Italia, Reino Unido, Rusia, Bélgica, Holanda, Finlandia y Suecia; por África, Egipto; por América del Norte, Estados Unidos y Canadá; y por Oceanía, Australia.

Cuando estalló el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) en 2003, enfermando a miles de personas y matando a casi 800, China representaba solo el 4% del Producto Interno Bruto mundial. En 2018, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), China representó el 16%, o sea, la producción anual de China se ha multiplicado 8 veces, al pasar de US$1.7 trillones a US$13.4 trillones, y su producto interno bruto (PIB) per cápita se elevó de US$1,293 en 2003 a US$9,580 en 2018.  

Aunque el “covid-19” se controle rápidamente, el riesgo de la contracción de economía mundial en el primer trimestre de este año está latente, porque ya están afectados el turismo al prohibirse los vuelos de líneas aéras estadounidenses y europeas hacia y desde China; la cuarentena china se aplica a aproximadamente 60 millones de personas en las provincias chinas más afectadas por el coronavirus; muchos trabajadores en China no han regresado a las empresas en la región de cuarentena; se interrumpió el suministro de proveedores chinos que producen autopartes para las plantas de automóviles asiáticas y europeas; también se han paralizado los esfuerzos de investigación y desarrollo, lo que retrasará la introducción de modelos de productos electrónicos de próxima generación; han cerrado miles de fábricas chinas que abastecen a compañías estadounidenes y éstas se preparan para enfrentar el problema global; la OPEP ha hecho un nuevo cálculo del consumo mundial de crudo de 100.73 millones de barriles diarios (mbd) en este año, 230,000 barriles al día menos de la estimación hecha en enero recién pasado..

En otras palabras, se ha interrumpido el tránsito de personas y de bienes, que podrían ser más costosas que la guerra comercial entre Estados Unidos y China en los últimos dos años.

Por lo tanto, se prevé la afectación del crecimiento económico mundial, porque se deprime la confianza de empresarios y consumidores, y esto conducirá a que los inversionistas financieros se refugien en los bonos del gobierno de Estados Unidos por lo que elevará el valor del dólar y provicará condiciones financieras más estrictas.

El presidente de la Junta de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, declaró que “probablemente habrá algunos efectos en los Estados Unidos” debido a la epidemia.  

¿Se afectarán las economías centroamericanas, además de México y las islas caribeñas, si desacelera la economía de Estados Unidos, el principal socio comercial de dicha región latinoamericana?

La respuesta es sí. Las viás de transmisión de un auge o de una caída de la economía estadounidense en las economías de los países arriba indicados son cuatro, y en el caso particular de Nicaragua se manifiesta en la siguiente forma:

  • El comercio exterior, porque los paises centroamericanos, y en particular Nicaragua, son productores de insumos o materias primas. En 2018, el país transó el 42% del valor de sus exportaciones de bienes FOB y el 24% del valor de sus importaciones de bienes CIF con Estados Unidos.
  • La inversión extranjera directa, que en el caso de Nicaragua la proveniente de Estados Unidos es la más importante al participar con el 19%, del monto total acumulado durante el período 1992-2018.
  • Las remesas familiares, que ayudan a financiar el déficit de la cuenta comercial de la balanza de pagos. Del total de remesas, que ascendió a US$1,501 millones en 2018,  el 60% provino de Estados Unidos.
  • Y la afluencia de turistas.

Entonces, estamos expuestos al riesgo de que la primera economía del mundo se vea afectada por el “covid-19”, lo cual implicaría un menor ingreso de divisas al país. En tiempos de riesgos, la globalización de la economía mundial nos presenta serias restricciones. Ojala que una muy posible desaceleración económica mundial en el primer trimestre de este año no se transforme en una nueva recesión económica mundial  a finales del segundo trimestre próximo.


Acciones

Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s