Para líderes políticos, empresariales y sociales

3 01 2020

Elegir correctamente una decisión, con más razón en tiempos de crisis políticas o económicas, con sus consecuentes turbulencias sociales, exige a los líderes políticos, empresariales y sociales, incluyendo a los asesores, fundamentar la interpretación de esa realidad, o sea, buscar el buen juicio sobre la base del conocimiento y la experiencia, con más razón si no existen o no hay disponibilidad de datos claros o relevantes, según Noel Tichy y Warren Bennis, autores de “Juicio: cómo los líderes ganadores hacen grandes llamadas”. En otras palabras, lograr un buen juicio aunque no se conozca a priori la ruta “crítica” del fenómeno político-económico-social.

En los últimos días del año recién pasado, leí el artículo “Los elementos del buen juicio” escrito por el  profesor de la London Business School, Sir Andrew Likierman, publicado en la Revista Harvard Business Review, Enero-Febrero 2020, en el que identifica, describe y sugiere mejoras de “seis elementos clave que colectivamente constituyen un buen juicio: aprendizaje, confianza, experiencia, desapego, opciones y entrega”. A continuación transcribo una selección de argumentos para la toma de decisiones que consideré relevantes en la lectura.

El buen juicio, para algunos autores, es tener un buen instinto, una combinación de experiencia profunda y habilidades analíticas que produzcan ideas que otros pasan por alto.

Los líderes políticos, económicos y sociales con buen juicio son buenos oyentes y  lectores, tienen una gran experiencia y amplias relaciones que les facilitan reconocer analogías que otros extrañan y, en el caso de que no reconozan situaciones paralelas, conocerán a otras personas que sí las conozcan y se apoyarán en el juicio de esas personas. Son expertos en reconocer y sacar de la ecuación sus emociones y prejuicios en la toma de una decisión y en su implementación.

Elemento clave 1. Aprendizaje: escuche atentamente, lea críticamente

Convertir el conocimiento en comprensión es un requerimiento del buen juicio. No hay que apresurarse a juzgar mal porque puede filtrar inconscientemente la información recibida o no es lo suficientemente crítico de lo que escucha o lee, porque perdería una gran cantidad de la información disponible. Preste atención a cada uno y a todos los demás y diseñe sus preguntas para extraer respuestas interesantes.

La sobrecarga de información escrita es otro problema. Hay que exigir calidad en lugar de cantidad. Los elementos de la agenda deberían tener un máximo de seis páginas. Un riesgo más sutil es tomar la palabra escrita al pie de la letra. Una persona con buen juicio es escéptica ante la información que no tiene sentido.

Mejorar: Escucha activa, capte lo que no es dicho e interprete el lenguaje corporal, tenga cuidado con sus propios filtros y con la actitud defensiva o agresiva que desaliente argumentos alternativos. Si se impacienta al escuchar, haga preguntas y compruebe las conclusiones. Busque discrepancias en lo que se dice o se escribe, piense en las fuentes de los datos y los intereses de las personas que los suministran y compruebe que sean sólidos.

Elemento clave 2. Confianza: buscar diversidad, no validación

El liderazgo no es un esfuerzo solitario. No margine ni despida a los que planteen preocupaciones u objeciones, y no promueva a los aduladores. La obligación de disentir es una parte central de la forma en que se hace negocios.

Mejorar: Rodéese de personas que le dirán lo que necesita saber en lugar de lo que quiere escuchar. Busque lo que no se ha dicho. Alguien que no esté de acuerdo con usted podría proporcionarle el desafío que necesita.

Elemento clave 3. Experiencia: Hacerlo relevante, pero no estrecho

Los líderes aportan su experiencia al hacer juicios. La experiencia da contexto y nos ayuda a identificar posibles soluciones y anticipar desafíos, pero si se han encontrado con algo así como un desafío actual, los líderes pueden determinar áreas en las que concentrar su energía y recursos.

Pero si la experiencia tiene una base estrecha, la familiaridad puede ser peligrosa. Además, los líderes con profunda experiencia en un dominio particular pueden caer en la rutina, haciendo juicios por hábito, complacencia o exceso de confianza.

Mejorar: Primero, evalúe qué tan bien aprovecha su propia experiencia para tomar decisiones. Registre tanto lo incorrecto como lo correcto. Intente también reclutar a un amigo inteligente que pueda ser un crítico neutral. Segundo, especialmente si eres un líder joven, trabaje para expandir tu experiencia, pero debes obtener y leer publicaciones relacionadas con tu liderazgo.

Elemento clave 4. Desprendimiento: identificar y luego desafiar los prejuicios

A medida que procesa información y aprovecha la diversidad de su propio conocimiento y el de otras personas, es fundamental que comprenda y aborde sus propios prejuicios. Aprende de la experiencia y seleccione asesores. La capacidad de desapego, tanto intelectual como emocional, es un componente vital del buen juicio, pero es una habilidad difícil de dominar.

Mejorar: Comprender, aclarar y aceptar diferentes puntos de vista. Aliente a las personas a participar en juegos de roles y simulaciones, lo que los obliga a considerar agendas diferentes a las suyas y puede proporcionar un espacio seguro para la disidencia. Si se alienta a los empleados a desempeñar el papel de un competidor, por ejemplo, pueden experimentar con la idea de que pueden ser reacios a sugerirle al jefe.

Elemento clave 5. Opciones: Cuestionar el conjunto de soluciones ofrecido

Al tomar una decisión, a menudo se espera que un líder elija entre al menos dos opciones, formuladas y presentadas por sus defensores. Pero los líderes inteligentes no aceptan que esas opciones sean todo lo que hay. Explorar a fondo el conjunto de soluciones es clave para el ejercicio de juicio de un líder. Cuando se pueden debatir todas las opciones, es más probable que el juicio sea correcto.

Mejorar: Presione para obtener aclaraciones sobre información mal presentada y desafíe a su gente si cree que faltan hechos importantes. Cuestione su ponderación de las variables de las que dependen sus argumentos. Si el tiempo parece ser una consideración clave, determine que es legítimo. Tenga en cuenta los riesgos asociados con las soluciones novedosas (estrés y exceso de confianza) y busque oportunidades para mitigarlos a través del pilotaje. No tenga miedo de considerar opciones radicales. Discutirlas podría hacer que usted y otras personas sean conscientes de algunos que son menos radicales, pero que vale la pena considerar y pueden alentar a otras personas a hablar.

Elemento clave 6. Entrega: factor en la viabilidad de la ejecución

Puede tomar todas las decisiones estratégicas correctas, pero aún así terminará perdiendo si no ejerce un juicio sobre cómo y por quién se ejecutarán esas elecciones. En términos más generales, el talento, la creatividad y la imaginación no siempre van acompañados de una capacidad de entrega,

Mejorar: Al evaluar una propuesta, asegúrese de que la experiencia de las personas que recomiendan la inversión coincida con su contexto. Si señalan su trabajo anterior, pídales que expliquen por qué ese trabajo es relevante para la situación actual. Haga que los defensores cuestionen sus suposiciones participando en debates “premortem”, en los que los participantes tratan de descubrir qué podría hacer que una propuesta fracase.

CONCLUSIÓN

Los líderes necesitan muchas cualidades, pero detrás de todas ellas hay un buen juicio. Aquellos con ambición pero sin juicio se quedan sin dinero. Aquellos con carisma pero sin juicio llevan a sus seguidores en la dirección equivocada. Aquellos con pasión pero sin juicio se arrojan por los caminos equivocados. Aquellos con impulso pero sin juicio se levantan muy temprano para hacer las cosas mal. La pura suerte y los factores más allá de su control pueden determinar su éxito eventual, pero el buen juicio apilará las cartas a su favor.


Acciones

Información

2 responses

9 01 2020
Luis G. Gomez

Excelente escrito, no soy economista pero en mi pueblo alguien con buen juicio dirían que es sentido común. En mi profesión, se necesita todo eso a la hora de tomar decisiones, pues esta en juego la vida o la muerte.

12 01 2020
nestoravendao

Muchas gracias por su comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s