Los desaciertos de Ovidio Reyes en la Asamblea Nacional

14 04 2019

En su reciente comparecencia en la Asamblea Nacional para rendir el informe económico del año pasado, el economista Ovidio Reyes, presidente del Banco Central de Nicaragua, minimizó las  pérdidas monetarias y contradijo las tendencias del desempeño productivo del país observados en 2018, que fueron provocadas por la crisis política del 18 de abril de ese mismo año. Veamos por qué.

En el ámbito monetario, el economista Reyes minimizó el desplome de las reservas internacionales brutas (RIB) administradas por el banco central, al comparar los saldos de esas reservas al 31 de diciembre de 2017 y de 2018, US$2.757.8 millones y US$2,261.1 millones respectivamente, y al “olvidar” el máximo de las RIB observado en abril del año pasado. Tomando en cuenta ese máximo registrado el 27 de abril, que fue igual a US$2,992.6 millones, entre esta fecha última fecha y el 31 de diciembre el desplome de las RIB fue del orden de US$731.0 millones, mayor que su reducción anual de US$496.6 millones mencionada por el señor Reyes.

La principal causa de la caída de US$731.0 millones de las RIB fue la venta de divisas del banco central a los bancos comerciales en la mesa de cambios por US$838.0 millones, para que la banca comercial pudiera afrontar la fuga de US$1,080.3 millones de los depósitos en moneda extranjera. En junio del año pasado se observó el máximo de esa venta de dólares en términos promedio diario, que fue igual a US$10.9 millones, y se desaceleró hasta US$2.8 millones en diciembre. Cabe recordar que el presidente del banco central dijo públicamente el 21 de agosto del año pasado, que “aquel depositante que retire plata de un banco privado los puede depositar aquí directamente en el banco central … ¿En qué? En los Títulos de Inversión”. Esta afirmación volvió a acelerar la fuga de los depósitos.

Es obvio que un buen banquero central debería contribuir al fortalecimiento del sistema financiero nacional, pero no debilitarlo, con más razón en momentos de crisis. La colocación de Títulos de Inversión fue apenas de US$0.2 millones, pero no pudieron ser colocados en moneda nacional, un resultado esperado por la incertidumbre política y la desconfianza de los inversionistas financieros.

En relación con el comportamiento de la producción, Reyes señaló el crecimiento positivo del desempeño productivo de las actividades agropecuarias y de la industria manufacturera, así como las caídas de la construcción y de la generación de servicios, principalmente comercio, hoteles, restaurantes e intermediación financiera, y que el banco central ha facilitado reportos monetarios con plazos de 1 día a 7 días en moneda local para proveer liquidez al sistema bancario y también para apoyar el financiamiento a la producción con reportos que tienen plazo de 6 meses.

Cabe aclarar que esa liquidez en córdobas a través de dichos reportos, que totalizó C$7,922.9 millones al 31 de diciembre del año pasado, está relacionada en gran parte con la fuga de los depósitos en moneda local observada en la banca comercial, la cual ascendió a C$12,466.8 millones entre el 12 de abril y el 31 de diciembre del año pasado. La severa caída de los depósitos en moneda local, como siempre he señalado, no provocó serios trastornos al banco central porque es el ente emisor del córdoba, un caso muy distinto a la iliquidez en dólares porque las reservas internacionales son limitadas y el país no tiene acceso a préstamos externos de apoyo a la balanza de pagos y de apoyo presupuestario, al no existir un programa de ajuste macroeconómico y de reforma estructural suscrito con el Fondo Monetario Internacional (FMI) desde enero de 2012.

Sin embargo, Ovidio Reyes no aclaró de que el crecimiento de las actividades agrícolas en 2018 estuvo influenciado por el buen desempeño productivo del ciclo agrícola 2017-2018 y, además, de que al menos el 40% de la producción de un ciclo agrícola se registra en el segundo año del mismo ciclo, es decir, que al menos el 40% de la producción del ciclo 2017-2018 se registró en 2018. Esta sería una de las principales razones del crecimiento de 3.3% de la producción agrícola en 2018,  que estuvo acompañado de una caída de 5.4% de la producción pecuaria mientras la producción industrial manufacturera crecía apenas 1.1%, según cifras del banco central.

Además, no se puede asegurar que la reactivación económica del país está a la vista. La dirección de la tasa de crecimiento interanual del Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) promedio mensual, estimado por el banco central, muestra una continua caída desde mayo hasta diciembre de 2018, es decir, la economía cae en picada desde hace ocho meses y entró en recesión en el tercer trimestre de 2018. Es insólito afirmar que las perspectivas económicas son positivas, a sabiendas que el funcionamiento de la mesa del Diálogo Nacional es bastante lento, pero aún si ya hubiese la solución política, la economía no reaccionará al mismo ritmo que la política.

Finalmente, en cuanto al tema del crédito en tiempos de crisis, preocupa la afirmación de Reyes de  que la decisión del crédito para apoyo a la producción es exclusiva de los bancos comerciales. Primero, la banca comercial es una banca de consumo; segundo, la política financiera nacional debería estar influenciada por la autoridad monetaria. Desde 1994, la banca central es una entidad prestamista de última instancia, y sólo el crédito al sector público no financiero está prohibido.

Con su afirmación, Ovidio Reyes reconfirmó que el Estado ha perdido todos sus instrumentos para que los gobiernos puedan desarrollar sus estrategias económicas nacionales. Por ejemplo, la tasa de interés del banco central no influye en absoluto a las tasas de interés del sistema financiero nacional; no existe una banca estatal de fomento a la producción, en la cual se pueda aplicar una política de crédito dirigida, con la entrega simultánea del crédito y la tecnología, para elevar la productividad y la competitividad empresarial y, además, asegurar la recuperación del crédito; la reforma agraria de la década de los ochenta del siglo pasado, muy bien calificada por el Banco Mundial, desapareció; el país cuenta con muy buenas leyes para la protección del medio ambiente, pero no se aplican.

La fuga de los depósitos en moneda extranjera antes mencionada dejó a la vista el talón de Aquiles del sistema financiero nacional, o sea, se resintió la excesiva dolarización financiera, con el 73.66% del total de los depósitos en moneda extranjera y con el 88.54% del total de los préstamos en moneda extranjera a marzo de 2018, lo cual pone en riesgo la libre convertibilidad. En ese escenario de dolarización extraoficial excesiva, la política monetaria no funciona adecuadamente, ya que la moneda local es marginal y, además, no olvidemos que existen tres monedas en el país, al adicionarse el córdoba con mantenimiento de valor, un dólar disfrazado.

Peor situación cruza la política cambiaria, inhabilitada por la amplia diversidad de mecanismos de indexación de precios en córdobas con el tipo de cambio oficial, aunque éste no es nada más que una referencia, tal como lo dijera Ovidio Reyes, quien también ha dejado a entrever que la tasa de crecimiento económico es solo un dato exógeno a la política monetaria.

Llegará el momento de resolver el dilema de dolarizar oficialmente la economía o desdolarizar la economía -yo le llamo recordobizar la economía-. Es una tarea para el futuro. Por el momento, el banco central se limita a contar cuántos dólares se encuentran en sus arcas y cuántos córdobas circulan en el mercado. Una tarea muy simple. Por eso estimo que el banco central podría ser reestructurado, porque, como un ente autónomo, también es un instrumento del Estado. Las crisis nacionales son resueltas por los Estados, pero no por los Mercados.


Acciones

Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s