Asteriscos económicos de Nicaragua al 30 de noviembre de 2018

6 01 2019

Con base en datos oficiales, excepto si se menciona otra fuente de información.

Desde diciembre de 2017, la dirección del Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) promedio anual es hacia la baja. En septiembre de 2018, la caída promedio anual del IMAE es 0.2%.

La inflación interanual de los precios al consumidor desaceleró hasta 4.4% en noviembre debido a los precios de alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles, alimentos y bebidas no alcohólicas, salud y educación.

La tasa de desempleo (abierto y equivalente asociado con el subempleo) pronosticada por COPADES para 2018 es 28.1% de la población económicamente activa. Entre abril y noviembre de 2018 se han destruido 143 mil puestos de trabajo formal.

La caída de US$146 millones, hasta 1,604 millones, en la recaudación de impuestos del Gobierno Central, que explica en parte el déficit fiscal de US$118 millones en los primeros nueve meses del año.

En enero-septiembre, la balanza de pagos mostró un superávit de US$215 millones, equivalente a 1.6% del PIB pronosticado por COPADES para 2018; sin embargo, el déficit comercial de bienes de US$1,150 millones fue igual a 8.7% del PIB, lo cual fue contrarrestado por el flujo de remesas familiares que ascendió a US$1,097 millones, 7.5% mayor que el observado en el mismo período de 2017 y equivalente a 8.3% del PIB esperado en el año.

Al final del tercer trimestre del año, el flujo bruto o ingresos de inversión extranjera directa (IED) totalizó US$845 millones, observando una disminución de 24.5% con respecto al flujo bruto registrado en el mismo período de 2017. El términos netos, la IED sumó US$489 millones y reflejó una caída de 26.0%.

Entre el 12 de abril y el 30 de noviembre, los aspectos más relevantes del mercado monetario han sido la fuga de US$1,086 millones en los depósitos en moneda extranjera, equivalentes a 1 mes de producción de bienes y servicios del país, el retiro de C$8,400 millones de los depósitos en moneda local, equivalentes a US$304 millones, y la contracción de C$4,307 millones en la oferta de dinero con el fin de proteger la posición de las reservas internacionales.

Entre enero y noviembre, el saldo de las reservas internacionales brutas (RIB) se redujo US$507.2 millones, hasta US$2,250.6 millones, que se explica principalmente con la venta de dólares del BCN a las entidades bancarias, los retiros de fondos de préstamos líquidos atados a proyectos y programas del Sector Público No Financiero y el pago a los acreedores de la deuda pública externa. El saldo de las RIB fue equivalente a 2.41 veces el saldo de la base monetaria, menor que la condicionalidad de 2.5 veces.

En el mercado financiero, al 30 de noviembre el saldo total de la cartera de crédito bruto mostró una caída interanual de 2.9%, pero el 8.3% de dicha cartera correspondía a préstamos prorrogados, reestructurados, vencidos y en cobro judicial. El sistema bancario también mostró una suficiente liquidez, que era equivalente a 22.7% de sus activos totales, y una apropiada solidez que tendía a superar en 6 puntos porcentuales la norma de adecuación de capital que es de 10%.

A inicios de 2019, ya se observa la fragilidad de la estabilidad del tipo de cambio al ampliarse la brecha entre el tipo de cambio oficial y el tipo de cambio para la venta del dólar en el mercado financiero hasta casi 3 puntos porcentuales, es decir, una devaluación de facto de 8%.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s