Tenemos que lidiar con los riesgos

25 11 2018

Se alarga la lista de riesgos sobre la economía mundial en 2019 y, por ende, sobre la  economía local ya muy afectada por la crisis política del 18 de abril de 2018.

En la actualidad, no existen islas de estabilidad económica porque la globalización y la interdependencia están instaladas. Los principales riesgos de la economía mundial son un menor crecimiento, el cambio de los fundamentos del orden internacional, las afectaciones al comercio, las amenazas a la integración y el fortalecimiento del dólar estadounidense. Cabe destacar los siguientes:

  1. Aumenta el riesgo de la desaceleración del crecimiento económico global. Alemania y Japón han reportado cifras negativas de crecimiento económico en el tercer trimestre de este año, aunque Estados Unidos continúa liderando fuertemente el desempeño productivo entre los países de economía avanzada.
  1. El Foro de la Nueva Economía de Bloomberg realizado en Singapur recientemente destacó tres riesgos planteados por el gobierno para las empresas: (i) el populismo y el nacionalismo en países con democracias avanzadas, que se pueden ejemplificar con el cambio de Estados Unidos del multilaterismo al proteccionismo, o con el desafío presupuestario de Italia a la Eurozona, o con la necesidad de formar coaliciones en Suecia y Alemania; (ii) el caos de las políticas opacas para regular la competencia que conducen a las desinversiones principalmente en Estados Unidos, Europa y China, cuando parecía haber poca evidencia de monopolio; y (iii) la definición cada vez más elástica de “seguridad nacional” que amenaza la integración económica y ha dejado poco clara la línea entre la defensa y el comercio.
  1. Es bastante probable que Estados Unidos sea más agresivo con China sobre los aranceles a la importaciones, lo cual podría desembocar en una guerra comercial internacional y provocaría una estanflación mundial, o sea, un escenario económico mundial con elevada inflación y bajo crecimiento económico. Las naciones se convierten rivales al agudizarse la competencia por la inversión de capital.
  1. El crecimiento económico de Estados podría desacelerarse a mediados de 2019, al extinguirse los efectos de la reforma tributaria que redujo los impuestos y aumentó los gastos; sin embargo, todavía cuenta con el impulso potencial de la inversión pública a través de la ejecución de proyectos de infraestructura económica.
  1. Un ajuste excesivo de las tasas de interés de la Fed, porque las políticas monetarias afectan a la economía real con retrasos de un año o más. La política monetaria se ajusta fácilmente más allá del punto en que la economía entra en una recesión por la ausencia de señales claras de desaceleración.
  1. Si las tasas de interés suben en Estados Unidos pero en ningún otro país, el dólar se fortalece y será más difícil para los mercados emergentes y en desarrollo pagar sus deudas en dólares. Están los ejemplos de Argentina y Pakistán, que han buscado el rescate del Fondo Monetario Internacional, y de Turquía, que afrontó una fuga masiva de divisas.

En el caso particular de Nicaragua, se adicionan otros riesgos políticos, económicos y financieros, tales como:

  1. La persistencia de la crisis política actual, que a la fecha se ha manifestado en caída de la producción, creciente desempleo y subempleo, aumento de la pobreza, menor recaudación de impuestos y mayor déficit fiscal, fuga de los depósitos en moneda extranjera en el sistema financiero nacional y pérdida de reservas internacionales en el Banco Central de Nicaragua.
  1. Posibles sanciones internacionales, entre las que se destaca la suspensión del financiamiento proveniente de instituciones financieras multilaterales, tales como el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial, con la aprobación de la la Ley de Derechos Humanos y Anticorrupción de Nicaragua 2018 por parte del Congreso de Estados Unidos.
  1. Las fricciones con la Organización de Estados Americanos (OEA), que podrían conducir a la activación de la Carta Democrática Interamericana y a la suspensión de Nicaragua en el ejercicio de su derecho de participación en la OEA, con el voto afirmativo de los dos tercios de los Estados Miembros.
  1. La insolvencia financiera del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), agravada con la destrucción de puestos de trabajo del sector formal de la economía.
  1. La expectativa de que se acelere la tasa de inflación de los precios de los alimentos, debido a la eliminación de las exoneraciones y exenciones del impuesto al valor agregado sobre las importaciones de materias primas o bienes intermedios y maquinaria y equipo de las actividades agropecuarias, micro y pequeña industria manufacturera y pesca artesanal.
  1. La iliquidez en moneda extranjera (dólares estadounidenses) provocará el deterioro de la moneda local (córdobas). La oferta de dinero (córdobas sin mantenimiento de valor) se ha reducido significativamente para defender la posición de las reservas internacionales y garantizar la estabilidad del tipo de cambio y del índice de precios al consumidor, pero con el costo de profundizar la desaceleración del crecimiento económico.

La negociación política para resolver los principales problemas nacionales ayudaría a restablecer gradualmente la certidumbre y la confianza de los agentes económicos, consumidores y productores, y entre estos últimos los inversionistas, nicaragüenses y extranjeros; además, se lograría mantener la cooperación externa al sector público y se podría iniciar la gestión gubernamental para la suscripción de un programa de ajuste y de reforma estructural de la economía de Nicaragua. La tarea no es fácil, pero es esencial.

En economía, es muy fácil caer, pero muy difícil levantarse. En un escenario económico optimista, como el mencionado en el párrafo anterior, el producto o ingreso interno bruto por habitante de US$2,186 registrado en 2017 podría ser alcanzado de nuevo hasta en 2021.

No sé cuando sucederá la próxima recesión económica mundial, pero en Nicaragua la recesión económica se instaló en el tercer trimestre de 2018 y preveo que la depresión económica tiene una alta probabilidad de que aparezca en 2019 si no se inicia la negociación política entre los nicaragüenses.

Anuncios

Acciones

Information

One response

25 11 2018
Jose

La economia de Nicaragua ha sido vulnerable en todos los gobiernos. Su crecimiento, del cual unos pocos se han beneficiado, aumento la brecha entre pobres y ricos. Lamentablemente hoy nos dirigimos a un laberinto sin fin a falta de voluntad politica que afecta severamente la economia. Nicaragua entera espera soluciones reales y no paliativas, para amortiguar los problemas de las principales economias mundiales relacionadas.
Gracias por bridarnos sus destacados analisis y facilitarnos indicadores actualizados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s