Urge el Diálogo Nacional

13 05 2018

La economía nicaragüense ya entró a un proceso de desgaste que no le conviene a nadie. Los problemas, especialmente políticos, no se pueden resolver con el perjuicio del entorno social y económico de la población, sino que se agudizan y se vuelven más complejos para superarlos.

Por el lado de la oferta de bienes y servicios, es decir, por el lado de la producción, el año económico de Nicaragua, el ciclo agrícola 2018/2019 que comienza en este mayo, está alterado por la incertidumbre, con violencia en algunas ciudades del país y protestas en otras. Los tranques en las carreteras impiden la movilización no sólo de personas, sino también de la producción agrícola y pecuaria; en las zonas urbanas, los trabajadores de las empresas industriales manufactureras están expuestos a trabajar menos de ocho horas diarias por la inseguridad que provocan los choques de la policía y otros grupos armados contra la población que protesta en forma cívica; el ritmo de la construcción privada ha desacelerado grandemente por el detente inversionista, tanto local como extranjero; entre las actividades de servicios, han recibido un tremendo impacto el comercio, el turismo, restaurantes, hoteles, el transporte y otros servicios comunales y personales, que están operando casi a un 20% de su capacidad instalada; el consumo de energía eléctrica y agua potable en las actividades productivas, por consiguiente, ha disminuido.

Por el lado de la demanda interna de bienes y servicios, o sea, el gasto que realizan los consumidores y los inversionistas, el consumo de productos finales ha desacelerado y es posible que concluya el año con una variación relativa negativa, espoleada no sólo por la incertidumbre de los consumidores que en tiempos de crisis limitan sus compras casi exclusivamente en alimentos, sino también por la descalibrada política monetaria contractiva que ejerce la autoridad monetaria desde el año de 2016 para impedir una mayor demanda de divisas destinada principalmente a la importación de bienes y servicios y, así, evitar tanto la disminución del saldo de reservas internacionales administradas por el Banco Central de Nicaragua (BCN) como el incumplimiento de la estabilidad macroeconómica, es decir, que el saldo de dichas reservas siempre sea igual, al menos, a 2.5 veces el saldo de la base monetaria -el 9 de mayo era igual a 3.07 veces- con el fin de mantener estables el tipo de cambio y la baja presión inflacionaria.

El gasto de inversión en construcción y en adquisición de maquinaria y equipo también ha desacelerado por el creciente riesgo político, que sin lugar a duda se elevó de un nivel moderado a un nivel alto y, por ende, el índice de riesgo-país de Nicaragua también es alto. El efecto de la incertidumbre inversionista de la empresa privada también desacelera el crecimiento económico del país y la creación del empleo formal.

En cuanto a la demanda externa de bienes y servicios, si en 2017 el valor de las exportaciones domésticas de bienes FOB fue US$2,548 millones y el ingreso por turismo fue US$840 millones, es muy probable que en 2018 dichos valores disminuyan por la tendencia decreciente del volumen de bienes agroexportables y la inseguridad física imperante en el país.

Como una consecuencia del menor crecimiento económico, aumentará el subempleo, el desempleo y la pobreza, y a la par de la disminución del empleo formal se observaría un menor número de trabajadores activos que cotizan la seguridad social.

El Gobierno Central y los gobiernos municipales no se escapan de las afectaciones a sus finanzas. La recaudación de impuestos directos e indirectos también crecerá a un menor ritmo que el previsto, porque se desacelera el crecimiento económico y, consecuentemente, disminuirá la presión tributaria y aumentará el déficit fiscal como un porcentaje del porcentaje del producto interno bruto (PIB), dada la rigidez del gasto. Un mayor déficit fiscal podría invitar a la administración pública a eliminar las exoneraciones y exenciones del impuesto al valor agregado (IVA), elevar tasas de impuestos selectivos de algunos bienes de la denominada industria fiscal, y emitir más deuda pública interna.

Finalmente, el BCN continuará, a toda costa, “esterilizando” córdobas que circulan fuera del sistema financiero nacional a través de las colocaciones de Letras subastadas y del aumento de la tasa de encaje efectiva sobre los depósitos en córdobas -que en la actualidad es 22.6% diaria, mientras que la legal es 12%-; además, para aumentar el saldo de las reservas internacionales brutas el BCN continuará comprando dólares en la mesa de cambios y elevando la tasa de encaje efectiva sobre los depósitos en moneda extranjera -actualmente es 18.5% diaria, mientras que la legal es 12%-. El costo de mantener la estabilidad macroeconómica es la profundización de la desaceleración de crecimiento económico del país.

Producto de un menor crecimiento económico, tanto los depósitos como los préstamos en el sistema financiero nacional aumentarán menos de lo que se esperaba antes del 18 de abril recién pasado, fecha en que estalló la actual crisis política que atraviesa Nicaragua. El problema de la mora en la recuperación de los préstamos es ya una realidad entre las entidades microfinancieras

Sin embargo, la persistencia de una anormal situación socioeconómica en el país podría provocar una mayor presión inflacionaria por razones especulativas. También una probable corrida de depósitos en dólares deterioraría al córdoba con la previsible subida del tipo de cambio en el mercado negro, independientemente de la intensidad de la tarea del BCN en continuar “esterilizando” dinero del mercado.

Por estas razones, es necesario y de forma urgente iniciar el Diálogo Nacional con una verdadera voluntad para resolver esta crisis.

Anuncios

Acciones

Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s