Se mantiene la tranquilidad económica frente al ruido político

28 08 2016

Sobre la base de las fuentes oficiales de información, los grandes datos económicos de Nicaragua continúan mejorando o se mantienen en niveles aceptables a la luz del desempeño de las actividades productivas, la inflación, el manejo del presupuesto gubernamental, la evolución del sistema financiero nacional y la estabilidad macroeconómica, aunque se amplió el déficit comercial externo y se aceleró el crédito al comercio y al consumo.

Sin haber salido la cosecha de primera del ciclo agrícola 2015/2016 que no está afectada por la severas sequías de los dos ciclos agrícolas anteriores, a junio de este año el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) elaborado por el Banco Central de Nicaragua (BCN) muestra que los volúmenes de producción de bienes y servicios han aumentado 5.2% promedio anual y 5.3% interanual (con respecto a  junio de 2015).

Este desempeño productivo del país ha rezagado las proyecciones de crecimiento económico de 4.5% a 5.0% del BCN, 4.5% del Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y de la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (CEPAL), 4.4% del Banco Mundial (BM) y 4.7% de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (FUNIDES). Sin incorporar ningún megaproyecto, el pronóstico del crecimiento económico de Nicaragua en este año de Consultores Económicos Para el Desarrollo Empresarial (COPADES) presentado al Grupo Empresarial de Análisis (GEA) fue 5.3% en diciembre de 2015 y su revisión en julio de 2016 lo redujo en una décima porcentual hasta 5.2%.

La tasa de crecimiento interanual de los tres indicadores económicos clave de COPADES que ayudan a demostrar que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) Real de Nicaragua ya entró a un estadio de crecimiento de 5% a 6% se describe a continuación: (i) el volumen de consumo anual de energía eléctrica (en miles de megavatios-hora) aumentó 9.3% al mes de abril recién pasado; (ii) el volumen de consumo anual de cemento (en miles de quintales) creció 9.6% al mes de abril de este año; y (iii) la recaudación del monto anual real (excluyendo la inflación) de impuestos indirectos del Gobierno Central subió 12.7% a junio de este año.

La tasa de inflación acumulada en el período enero-julio del año en curso es 2.4% y en términos interanuales (de junio 2015 a junio 2016) es igual a 4.1%. Con esa baja presión inflacionaria, el poder adquisitivo del salario promedio mensual correspondiente a enero-mayo de los trabajadores activos que cotizan la seguridad social refleja un aumento de 2.5% en relación con el mismo período de 2015, y se prevé que el gasto de consumo de las familias será el segundo motor del crecimiento económico del país en este año, antecedido por el volumen de la producción exportable.

El volumen de empleo formal, de acuerdo con estadísticas del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), creció 12.3% en enero-mayo con respecto al mismo período de 2015 con un registro de 843,542 trabajadores activos, aunque este dato es marginal debido a que la informalidad abarca el 80% del mercado laboral, es decir, 80% de los trabajadores laboran en empresas que no cuentan con registros contables, según estadísticas oficiales de 2014.

Siempre con base en los datos del BCN, en el primer semestre del año se ha observado, por un lado, una caída de 1.8% en los precios de importación, aunque el precio promedio mensual del barril de petróleo WTI ha comenzado a subir rompiendo la barrera de US$40 desde abril y, por otro lado, otra caída de 0.1% en los precios de exportación del país, resultante de la baja de los precios de la carne bovina y del camarón y de la alza de los precios del café, azúcar y oro, por lo cual la relación de precios de intercambio mejoró 1.6%. Este mejoramiento impulsó la demanda interna, o sea, la inversión y el consumo, y en este último gasto principalmente el realizado por las familias.

Sin embargo, el desequilibrio comercial externo en el primer semestre de 2016 se amplió 18.1% por la caída del volumen de exportaciones provocada por los efectos del fenómeno El Niño en 2015: mientras el valor de las exportaciones de bienes FOB disminuía US$168 millones hasta US$1,172 millones,  el valor de las importaciones de bienes FOB subía US$66 millones hasta US$2,693 millones.

En el ámbito de las finanzas públicas, el déficit fiscal acumulado en el primer semestre de este año, antes de incluir las donaciones externas destinadas al presupuesto gubernamental, totalizó C$457 millones, equivalentes a US$16 millones, y fue US$1 millón mayor que el registrado en el primer semestre del año pasado. En el primer semestre de 2016 con respecto al mismo lapso de 2015, el gasto real (sin el efecto de la inflación) de inversión pública aumentó 19.3% mientras que el gasto de consumo público se incrementó 13.2% y, por el lado de los ingresos presupuestarios, la recaudación total real de impuestos del Gobierno Central subió 14.6%. Por consiguiente, no se observa un grave deterior del desequilibrio financiero interno.

La estabilidad macroeconómica está garantizada. Las reservas internacionales brutas del BCN sumaron US$2,460.2 millones al 31 de julio de 2016, que representaron 2.7 veces la base monetaria (el mínimo requerido es 2.5 veces) y 5 meses de importación de bienes CIF (el mínimo requerido es 4 meses), por lo cual continúa descartándose la especulación en el mercado cambiario. Sin embargo, la cantidad de dinero que circula en el mercado sigue mostrando una restricción irregular al crecer interanualmente 14% a finales de julio, después de haber subido apenas 2.3% en mayo y 8.7% en junio, teniendo en cuenta que su moda es 20%, lo cual  obstaculiza las decisiones de producción y de mantenimiento de inventarios en las empresas.

El saldo de los depósitos en moneda extranjera en el sistema financiero se incrementó US$192 millones al pasar de US$3,541.1 millones el 31 de diciembre de 2015 a US$3,732.6 millones el 31 de julio de 2016, y representan el 68.8% de la liquidez global de la economía y el 75.0% del total de los depósitos del público no bancario en las instituciones bancarias financieras.

No obstante el mantenimiento de la confianza del público en el sistema financiero nacional, a finales de junio continúa observándose en el sistema financiero la aceleración del crédito destinado al comercio y al consumo de tal forma que la razón Crédito/Depósitos ha disminuido hasta 106.4% y el monto total de los préstamos en moneda extranjera representa el 90.5% del saldo total de la cartera de préstamos.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: