Es necesario minimizar los riesgos

7 08 2016

Es extraño el hecho que el Banco Central de Nicaragua (BCN) no publique los indicadores físicos de producción de las actividades económicas del país correspondientes a mayo recién pasado, a sabiendas que señaló un dinámico comportamiento del Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) en ese mes, al reflejar una tasa de crecimiento promedio anual de 5.1%.

También es extraño que el BCN no haya publicado el costo de la canasta de 53 productos de consumo básico correspondiente a los meses de junio y julio, no obstante ha publicado el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de ambos meses, con el cual se observa una baja tasa de inflación acumulada en el período diciembre 2015-julio 2016 igual a 2.4%. Cabe aclarar que la encuesta del IPC contiene los precios de los  productos que se utilizan para valorar el costo de la canasta de  consumo básico.

La indisponibilidad de información económica que es usualmente publicada por las instituciones estatales provoca dudas, sospechas infundadas e incertidumbre entre los agentes económicos.

Las recientes decisiones políticas gubernamentales con cierto retardo y la reacción de un grupo opositor afectado por dichas decisiones, que dispuso quejarse en el exterior sin recibir un respaldo nacional importante para resolver este problema dentro de nuestras fronteras, también han generado incertidumbre económica, principalmente entre los productores. Esa incertidumbre tiende a fortalecerse cuando las instituciones públicas, en este caso el BCN, dejan de publicar información sobre el comportamiento de la producción y el costo de la vida de los nicaragüenses.

La producción de bienes y servicios marcha a un ritmo vigoroso, mayor que el observado el año pasado, ya que a mayo de 2015 el crecimiento promedio anual del IMAE era del orden de 4.0%. La baja inflación es menor que la devaluación reptante de 2.9% acumulada en los siete primeros meses del año, pero es un punto porcentual mayor que la presión inflacionaria acumulada en el mismo período del año pasado, que fue igual a 1.4%.

Consecuentemente, el BCN continúa garantizando la estabilidad macroeconómica, porque no se han alterado los tradicionales ritmos inflacionarios y devaluatorios del córdoba. En julio se fortaleció la posición de las reservas internacionales brutas oficiales, al revertirse la reducción del saldo de los depósitos de encaje en moneda extranjera que se había observado entre la primera y la tercera semana de julio, mediante el aumento de US$31 millones de dichos depósitos durante la última semana del mes recién pasado. El saldo de dichas reservas de US$2,460.2 millones al 31 de julio de este año garantizó 4.9 meses de importaciones de bienes CIF –la condicionalidad es 4 meses- y fue equivalente a 2.7 veces la base monetaria –la condicionalidad es 2.5 veces-.

Por lo tanto, no se visualizan señales de especulaciones cambiarias en el país y la libre convertibilidad del córdoba no está en riesgo, dada la administración de la liquidez en córdobas por parte de la autoridad monetaria, que se excedió con la intensidad de la contracción del dinero que circula fuera del sistema financiero nacional y afectó el comportamiento de las ventas de bienes y servicios en el mercado local desde marzo recién pasado.

Las preferencias del público no bancario en la tenencia de sus activos líquidos con las tres monedas existentes en el país tampoco han variado. Eliminando el efecto de la inflación, entre diciembre del año pasado y julio de este año el saldo total real (o volumen) de los depósitos de ahorro y a plazos en córdobas con mantenimiento de valor acusó un aumento de 5.3%, mientras que el saldo de los depósitos a la vista en córdobas caía 3.1% dada la contracción de 15% del volumen de dinero (o numerario) que circulaba fuera del sistema financiero; por otro lado, el total los depósitos en todo tipo de cuentas en dólares a precios corrientes, es decir, valorado en millones de dólares, reflejó un incremento de 5.5% y representó el 76% del total de depósitos en el sistema financiero nacional y el 69% de la liquidez global de la economía. Tampoco se observan señales de fuga de depósitos, especialmente en moneda extranjera, o un temor generalizado de que los agentes económicos busquen al dólar estadounidense como un refugio para evitar los efectos de una supuesta incertidumbre económica nacional.

Con todo lo mencionado anteriormente, podemos concluir que a finales de julio de este año se observó una conducta positiva de los agentes económicos sin ninguna señal que conduzca a un serio desequilibrio del entorno económico nacional en el corto plazo, lo cual indica una fallida intención del pequeño grupo de opositores que fueron destituidos de la Asamblea Nacional y que han tratado, con sus quejas en el ámbito internacional, de desacreditar el proceso electoral y perjudicar la economía del país para concretar la negociación de sus reclamos políticos.

Quitar la cooperación externa al sector público, principalmente la otorgada por el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (excluyo al Fondo Monetario Internacional porque ya no tiene un programa de ajuste económico y de reforma estructural con el país a partir de 2012). Influir en los ciudadanos para que no voten el 6 de noviembre próximo y, así, puedan tener sus conciencias limpias. Provocar temor entre la población por una supuesta confrontación entre Nicaragua y Estados Unidos, que afectaría la economía del país. Esas premisas de los políticos afines con la alianza que lideró Eduardo Montealegre aumentan los riesgos políticos, económicos y financieros de Nicaragua.

Y en este contexto, no es aconsejable ocultar la información económica oficial, especialmente la del BCN, porque obstaculizaría la apropiada toma de decisiones entre los agentes económicos del país, productores, inversionistas y consumidores, y ojalá que esa indisponibilidad de datos económicos sea un error institucional involuntario. Siento que todos nosotros, en estos momentos, tenemos la obligación nacional de minimizar los riesgos y crear más confianza de la que habíamos alcanzado. El interés supremo, el de la Nación, siempre estará sobre el interés individual, con más razón si éste es mezquino y contrario al bien común.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: