Aún no hay lugar para burbujas en el sistema financiero nacional

3 05 2016

Presentación2

La demanda de dinero en Nicaragua es exclusivamente para fines transaccionales, es decir, es una  función del ingreso de las personas, y no es explicada por la tasa de interés porque en el país prácticamente no existe la demanda de dinero para fines especulativos; por lo tanto, las burbujas en el sistema financiero nacional están excluidas. Así lo demuestran los análisis que he realizado sobre el mercado monetario nicaragüense.

La banca comercial de Nicaragua es una banca de consumo, sin relaciones importantes con el sistema productivo de bienes del país para financiar el capital de trabajo, mucho menos para financiar la inversión, excepto los créditos hipotecarios destinados a las familias y que participan con el 13.5% en el saldo de US$4,434 millones de la cartera de préstamos otorgados por el sistema financiero nacional a finales de 2015.

Las familias son el prestatario más importante de las instituciones financieras radicadas en el país. El 75% del total del total de préstamos corresponde al crédito para la importación (bienes de consumo duraderos y no duraderos), créditos personales (vehículos),  financiamiento del consumo a través de tarjetas de crédito (bienes y servicios de consumo final) y préstamos hipotecarios (vivienda). Sólo el 25% del total de préstamos es destinado a las actividades agrícola (9.4%), pecuaria (2.3%) e industrial manufacturera (13.2%).

Otra razón que ayuda a demostrar que no hay lugar para burbujas en el sistema financiero es que la cuenta de capital de la balanza de pagos del país aún no está abierta para el mercado financiero internacional, por lo cual no arriba el capital golondrina que permanece por corto tiempo y  sale intempestivamente del país con la generación de burbujas especulativas no sólo en el sector financiero, como ocurrió en el sudeste asiático en julio de 1997.

Una razón más de que no hay lugar para burbujas especulativas o financieras en Nicaragua es que el mercado monetario es bastante primitivo. La demanda de activos líquidos está limitada al dinero, numerario o moneda local que circula fuera del sistema financiero y depósitos de córdobas en cuenta corriente conocido como M1, cuasidinero o depósitos de ahorro y a plazos en córdobas que sumado a M1 es igual a M2 y representa el total de la liquidez en córdobas, y depósitos de todo tipo en moneda extranjera en el sistema financiero nacional, que sumado a M2 es igual a M3 y equivale a la liquidez global. Sólo disponemos de tres agregados monetarios en Nicaragua. Por sus bajos montos, las tarjetas de crédito para el consumo todavía no se incluyen en un M4, mucho menos los bonos y títulos valores públicos y privados para pasar a M5, M6 y a otros niveles superiores en la tenencia de activos monetarios. La Bolsa de Valores de Nicaragua muestra un desarrollo incipiente.

En 2015, de acuerdo con datos oficiales, el saldo nominal (incluyendo la inflación) del crédito aumentó 23% y el saldo nominal de los depósitos se incrementó 14%, Aunque los calces en moneda nacional y moneda extranjera del sistema financiero nacional, es decir la razón de activos con respecto a los pasivos de las instituciones financieras, no indican la presencia de inmediatos disturbios financieros, sí exige un monitoreo muy cercano por parte del Banco Central de Nicaragua (BCN) y la Superintendencia de Bancos y de Otras Instituciones Financieras (SIBOIF).

Con un Producto Interno Bruto (PIB) Nominal que creció 13% el año pasado, la razón Crédito/PIB es del orden de 36%, un nivel que al ser menor que 50% no presenta ningún riesgo macroeconómico; en otras palabras, los agentes económicos (productores y consumidores) se encuentran normalmente endeudados con el sistema financiero nacional, aunque desconocemos su nivel de endeudamiento externo por las elevadas tasas de interés activas de las instituciones financieras radicadas en el país.

En conclusión, en Nicaragua aún no están presentes los elementos para la formación de burbujas financieras o especulativas. El crédito del sistema financiero es destinado principalmente al consumo, con recuperación inmediata o con débito automático, y la mora está en un nivel muy bajo –la cartera en riesgo y los bienes recibidos en la recuperación del crédito es menor que el 3% de la cartera total del sistema-.

El sistema bancario presenta actualmente una estructura estable y el riesgo de que las devaluaciones provoque una estampida de los depósitos en moneda local no existe con un tipo de cambio reptante con devaluaciones anuales preanunciadas en forma consecutiva durante los últimos 12 años y, consecuentemente, la política cambiaria no facilita la formación de burbujas especulativas. Definitivamente, no hay lugar para la formación de burbujas.

Lo que sí es un grave problema es la excesiva dolarización extraoficial de la economía nicaragüense, al representar los depósitos en dólares el 69% de la liquidez global (M3), mientras que las dos razones de dolarización financiera muestran niveles que vuelven inefectiva a la política monetaria: los préstamos entregados en billete verde representan el 90% de la cartera total de préstamos (el 10% restante corresponde a los córdobas con mantenimiento de valor, un dólar disfrazado) y los depósitos en dólares participan con el 75% en el total de los depósitos del sistema financiero nacional. Nuestra moneda de curso legal, el córdoba (sin mantenimiento de valor), apenas domina el 22% del mercado monetario. Pero esto es otro problema.


Acciones

Information

2 responses

4 05 2016
Katheryn Escobar

Estimado Maestro, sabemos que Nicaragua es un país consumista, que opina de la accion del gobierno de pagar entre el 28 y 30 de abril? si se sabe que se aproximaba fin semana largo y que los salarios se iban a utilizar para otros fines y no para los gastos domesticos. Está tan mal la economía del país?

5 05 2016
nestoravendao

Estimada Katheryn: El pago anticipado del salario de mayo a los servidores públicos es un gesto de índole políticay no económica, para facilitarles alguna diversión en el Día de los Trabajadores, a sabiendas que la carestía de la vida es uno de los tres problemas permanentes que se queja la población en general desde hace varios años. Además, no olvide que 2016 es un año de elecciones presidenciales y los políticos tratan d eacutivar a los votantes. La macroeconomía está excelente, pero la microeconomía no está bien y esto último se explica con la concentración del ingreso y, por supuesto, del crecimiento económico en pocas manos, principalmente entre banqueros, importadores y constructores. Saludos cordiales, Néstor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: