Un precio que desgasta y se gasta rápidamente

24 01 2016

Presentación1

Con la excepción de los trabajadores de zona franca y de la micro y pequeña empresa de la industria artesanal y turística nacional artesanal que recibieron un ajuste de 8%, el ajuste del salario mínimo legal del país fue 9% para 2016, de tal manera que el ajuste promedio anual del promedio simple de dicho de salario en este año es 10.2% porque registra el monto de C$5,502.58, mientras que la variación acumulada de diciembre 2015 a diciembre 2016 es 9.1%, al pasar de C$5,218.17 a C$5,694.03 en el mismo orden.

El poder adquisitivo del menor precio local del trabajo continuará creciendo en este año, debido a que el aumento acumulado anual del salario mínimo legal será mayor que la tasa de inflación de los precios al consumidor. Es lógico esperar una baja presión inflacionaria en 2016 por la tendencia decreciente del precio internacional del barril de crudo WTI y de los precios de las gasolinas y del diésel de la Costa del Golfo de Estados Unidos, y también del precio Platts del barril de fuel-oil, que sirven de referencia o  marcadores para América Latina y, por ende, para Nicaragua. Estos precios más bajos que los observados en 2015 se explican con el exceso de la oferta de petróleo en el mercado internacional, la presencia del crudo iraní en los mercados a partir de este año y el lento crecimiento económico mundial que persiste desde la Gran Recesión de 2008-2009 e implica una baja demanda de los hidrocarburos.

La discusión sobre la fijación de este salario ha significado un gran desgaste político entre sus participantes, pero en esta ocasión, en un año de elecciones nacionales, fue aprobado 14 días después de que se instaló la Comisión Nacional de Salario Mínimo. Durante la administración de la Sra. Violeta Barrios vda. de Chamorro, el salario mínimo legal no recibió ningún ajuste, al permanecer constante en el nivel promedio simple de C$233, equivalente en diciembre de 1996 a US$26 y al 17.8% del costo de la canasta básica. La Ley 129, Ley de Salario Mínimo, del 24 de mayo de 1991, establecía que el salario mínimo se fijaba como un porcentaje del valor de la canasta básica de 53 productos, por lo menos una vez cada seis meses.

Con la administración del Dr. Arnoldo Alemán, el salario mínimo se elevó hasta CS$500 en noviembre de 1997 y se observó la modalidad que este precio se ajustaba cada dos años, de tal manera que a finales de 2001, 10 días antes de que dejara el poder, el valor del este salario era de C$893, equivalente a US$65 y cubría el 44.4% del costo de la casta de consumo básico.

En los tres primeros años del gobierno del Ing. Enrique Bolaños, el salario mínimo se incrementó con una tasa relativa anual de un dígito muy cercana a 9%, pero en los últimos dos años de dicho gobierno el aumento anual fue de dos dígitos porcentuales, 15.4% en 2005 y 12.4% en 2006, no obstante la tasa de inflación anual  permanecía en un dígito cercano a 9.5%. Al dejar el poder el Ing. Bolaños, el salario mínimo legal ascendía a C$1,495, equivalentes a US$83, y cubría el 49.1% del costo de la canasta de consumo básico.

Después de 16 años de paz, en el momento en que el Ing. Enrique Bolaños dejó la presidencia del país, la canasta de consumo básico oficial, que fue formulada en la década de los ochenta por un economista inglés, Valpi Fitzgerald, correspondía a una economía de guerra y, en este entorno, la política del salario mínimo siempre buscó la igualdad entre 2 salarios mínimos y 1 canasta básica.

Fue en septiembre de 2007 que el Instituto Nacional de Información de Desarrollo (INIDE) publicó el costo de una nueva canasta de consumo básico, que incorporó siempre la cantidad de 53 productos con mayores cantidades que la canasta anterior y cuyos 23 alimentos garantizaron la ingesta de 2,455.4 kilocalorías per cápita diario, pero se requerían tres salarios mínimos para obtener la nueva canasta de consumo básico. En esta actualización del valor mensual de la canasta de consumo básico, en el grupo de los alimentos se eliminaron las 2 libras de sal, los 400 gramos de leche íntegra, las 3 libras de café molido y las 12 libras de banano maduro, y se sustituyeron con 5 libras de pastas alimenticias, 32 libras de ayote, 3 libras de chiltoma y 46 libras de naranja.

En las últimas dos administraciones consecutivas del presidente Daniel Ortega, el año de 2016 es el primer año en que el salario mínimo legal se ajustó con tasa de aumento anual de un dígito, igual a 9%. Entre 2007 y 2015 la tasa de aumento fue de 2 dígitos porcentuales, con un máximo de 35.7% en 2008 y un mínimo de 10.4% en 2014.

Entre 2007 y 2016, este precio mínimo del trabajo en córdobas corrientes se ha multiplicado por 3.81 veces, es decir, se ha incrementado 281%, mientras que la tasa de inflación acumulada en ese mismo período, previendo un aumento de precios cercano al 5% en 2016, se ha multiplicado por 2.05 veces, o sea, los precios al consumidor suben 105%. Por consiguiente, el poder de compra de las 160 mil  personas que devengan el salario mínimo legal en el mercado formal se incrementó 1.86 veces, o sea, 86%. Cabe agregar que en diciembre de 2015, el promedio simple de este salario era igual a C$5,218, equivalente a US$187, y cubría el 42.2% del costo de la canasta de consumo básico correspondiente a una economía de paz.

La actual ley del salario mínimo del país, la Ley 626 aprobada en junio de 2007, señala que el ajuste automático del salario mínimo se basa en los datos del Banco Central de Nicaragua (BCN) que muestran la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC), o tasa de inflación, y la tasa de crecimiento económico de cada actividad económica. En la práctica, esta última variable se ha sustituido con la tasa de crecimiento anual del Producto Interno Bruto (PIB) Real, porque hay actividades económicas que pueden registrar caídas, estancamiento y aumentos en su producción. Así, el ajuste anual del salario mínimo legal es igual a la suma de la tasa de inflación anual y del crecimiento de crecimiento económico anual y se aplica en dos partes, una a partir del 1 de marzo y otra a partir del 1 de septiembre. Cabe mencionar que antes de esta ley, desde mayo de 1991, el salario mínimo del país se fijaba como un porcentaje del valor de la canasta básica de 53 productos

Cuando se formulaba la ley 626, varios diputados me consultaron si el ajuste de este precio del trabajo era igual a la suma de la tasa de crecimiento económico, la tasa de inflación y la tasa de devaluación, y les respondí que en la teoría y en la práctica ese ajuste se hacía sólo con la tasa de inflación. En esos momentos, la canasta de consumo básico era obsoleta y no podía tenerse como una referencia para dicho ajuste. Ahora, recomendaría que el ajuste del salario mínimo legal debería fundamentarse en el índice del costo de la vida, que usualmente se mide con la tasa de inflación de un grupo de productos alimenticios, que son los 23 alimentos de la canasta de consumo básico que ya aseguran la ingesta de kilocalorías recomendadas por el Instituto de Nutrición de Centro América y Panamá (INCAP), y debería ser aplicado de una sola vez, no en dos partes, a partir del enero de cada año.

Sin embargo, deberíamos evitar el logro de una mayor competitividad empresarial sobre la base de bajos salarios, porque estaríamos oficializando la pobreza del país. La competitividad empresarial se fundamenta en políticas públicas que fomenten la educación técnica de los trabajadores, la adquisición de tecnología y las mejoras de la infraestructura económica del país, y ya deberíamos haberlas emprendido integralmente desde hace varios años, cuando dejamos de tener una economía de guerra. Aumentar la competitividad empresarial también implica reducir la creciente informalidad del mercado local, que se manifiesta con el creciente ejército de subempleados, la inseguridad social para una gran parte de los trabajadores y una menor recaudación de impuestos en el gobierno central y las municipalidades.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: