Curiosidades de la economía de Nicaragua en 2015 (II Parte)

16 01 2016

La tasa de inflación acumulada en 2015 fue del orden de 3.1%, de tal forma que el ajuste del salario mínimo legal en 2016, de acuerdo con la ley, sería al menos 7.4% y a lo sumo 7.9%, un rango que se explica con la proyección de la banda del crecimiento económico de entre 4.3% y 4.8% del Banco Central de Nicaragua (BCN) para 2015.

El costo de la canasta de 53 productos de consumo básico, que sirve de referencia para la fijación del salario mínimo, cerró en diciembre de 2015 en C$12,364.45, equivalentes a US$443.61, y apenas se elevó 0.9% con respecto a su costo en diciembre de 2014, por lo cual la referencia no invita a dar una mayor alza al salario mínimo.

Si usted pagara C$1 más por litro de diésel, o de gasolina regular, o de gasolina súper, la ganancia adicional diaria por tipo de combustible sería la siguiente: US$62,754 por el consumo de diésel,  US$13,149 por el  consumo de gasolina regular y US$23,687 por el consumo de gasolina súper. En suma, por el consumo de los tres combustibles líquidos la ganancia adicional diaria ascendería a 99 mil 590 dólares y en el año sumaría 35 millones 852 mil 548 dólares.

Las proyecciones del crecimiento económico de Nicaragua en 2015 son divergentes. El Banco Mundial anunció 3.9% y el Fondo Monetario Internacional señaló 4.0%. La autoridad monetaria del país, el BCN, mantiene una banda de crecimiento económico de entre 4.3% y 4.8%. El centro de pensamiento independiente, Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (FUNIDES), enfatiza 3.9%. La firma Consultores Para el Desarrollo Empresarial (COPADES), que se distingue en ser un punto de referencia independiente a nivel nacional para los agentes económicos y sociales con respecto al comportamiento de la economía de Nicaragua y de los países centroamericanos, en función de su liderazgo en criterios de excelencia técnica y científica y calidad de los pronósticos económicos y financieros, sin ningún sesgo de carácter político, ideológico o de otra índole, revisó su pronosticó en octubre del año pasado y lo ubicó en 5.1%. No obstante la diversidad de dichas tasas, aún no se logra alcanzar una tasa de crecimiento económico que garantice la reducción del subempleo, del desempleo y de la pobreza.

La generación de electricidad es una actividad económica clave, porque la electricidad es muy demandada por todos los sectores y agentes económicos. Sobre una muestra de datos anuales comprendidos entre 1994 y -2014, el consumo de energía eléctrico medido en MWh y el producto interno bruto (PIB) real medido en millones de córdobas de 2006 tienen una alta correlación positiva igual a 0.986, es decir, tienen una gran dependencia o asociación lineal y, además, la elasticidad del consumo de energía eléctrica con respecto al PIB real es igual a 1.27, o sea, si el PIB real aumenta 1%, el volumen del consumo de energía eléctrica se incrementa 1.27%. En el período enero-octubre de 2015, el volumen de consumo de electricidad creció 7.1% con respecto al mismo período de 2014, y por esto COPADES prueba y confirma su pronóstico de crecimiento económico de 5.1% en 2015.

El crecimiento de la recaudación de impuestos se explica con un mayor volumen de producción de bienes y servicios, una elevada tasa de inflación y mejoras en la administración tributaria, incluyendo la reducción de la evasión en el pago de los tributos. Otra prueba que resistió el pronóstico del crecimiento económico de 5.1% de COPADES para 2015 fue la de la recaudación de impuestos directos e indirectos del gobierno central. Utilizando una muestra de datos anuales correspondiente al período de 1994-2014, la recaudación de impuestos directos e indirectos del Gobierno Central en millones de córdobas de 2006, o sea, eliminando la inflación, y el producto interno bruto (PIB) real en millones de córdobas de 2006 también muestran una alta correlación positiva igual a 0.988, y una elasticidad entre ambas variables igual a 1.73, o sea, si el PIB real aumenta 1%, la recaudación real de impuestos se eleva 1.73%. En el período enero-octubre de 2015, el monto real de impuestos recaudados por el gobierno central aumentó 9.1 con respecto al mismo período de 2014, y por esto COPADES reconfirmó su pronóstico de crecimiento económico de 5.1% en 2015.

No hay que olvidar la relatividad en la economía cuando se observa una conducta triunfalista ante el suceso económico. En 2015, Nicaragua muestra los siguientes datos: el PIB representa el 5.5% del PIB del istmo centroamericano, incluyendo a Panamá, mientras que el ingreso per cápita promedio anual es el más bajo de la región y está 40% por debajo del promedio centroamericano; junto a Guatemala, fue el país más inflacionario en Centroamérica el año pasado y los trabajadores activos cotizantes en el INSS representan el 23% de la población económicamente activa (PEA) del país; de cada 10 dólares invertidos por el sector privado en construcción y maquinaria y equipo, 6 pertenecen a inversionistas extranjeros y 4 a inversionistas nicaragüenses; el presupuesto gubernamental, antes del registro de las donaciones externas destinadas a proyectos públicos, se está alejando del concepto de presupuesto “equilibrado”; el gasto de inversión pública ocupa un pequeño espacio fiscal, aproximadamente la mitad del requerido para acelerar y mantener un crecimiento económico sostenible; en porcentajes del PIB, la deuda pública externa se ha reducido notablemente por el registro privado de la deuda petrolera y la condonación de la deuda con ciertos países no miembros del Club de París en el marco de la Iniciativa HIPC; la política monetaria garantiza la estabilidad del córdoba, que apenas domina el 20% del mercado monetario; el crecimiento de la cartera de crédito del sistema financiero nacional se ha acelerado bastante al compararlo con el crecimiento de los depósitos del público no bancario; las exportaciones domésticas de bienes FOB aún no alcanzan los 3 millardos de dólares y sólo el 26% del valor bruto de las exportaciones del régimen de zona franca queda en el país; la política cambiaria reptante mantenida desde el 10 de enero de 1993 no promueve el aumento de las exportaciones; la proliferación de mecanismos de indexación de precios en córdobas con el tipo de cambio neutraliza la política cambiaria y resta efectividad a la política monetaria del BCN.

La tasa de utilidad bruta de los 6 bancos comerciales privados radicados en Nicaragua, ya sea sobre el patrimonio promedio o sobre el activo promedio, es la más alta entre los sistemas bancarios privados establecidos en cada uno de los países centroamericanos, porque tienen el mayor margen de intermediación financiera, lo cual podría estar señalando prácticas no competitivas o elevados costos no financieros de operación. En una economía crecientemente globalizada, las utilidades de los bancos provienen cada vez más de intermediar eficientemente el ahorro financiero, es decir, con bajos costos no financieros y altos índices de cartera productiva, y no de extraer ganancias oligopólicas a los usuarios del crédito y a los depositantes. La reducción del margen de intermediación financiera implica disminuir el costo del crédito, y esto requiere mejorar la productividad de las instituciones financieras nacionales y reducir los costos de los trámites bancarios, de las regulaciones excesivas y de las altas tasas de encaje legal y reservas.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: