Una entrevista con Trinchera de la Noticia sobre la impunidad de Eduardo Montealegre

20 11 2015

P. 42 cartas públicas a la Asamblea Nacional y muchas gestiones. ¿Qué piensa de su caso? ¿Cree que su persistencia dará resultado?

N.A. El presidente de la Asamblea Nacional de Nicaragua aún no responde a ninguna de las 42 cartas en las que le pido el cumplimiento de las solicitudes de dos jueces de lo Penal de Managua para que se proceda a desaforar al diputado Eduardo Montealegre Rivas, porque se escudó en la inmunidad que le confiere su cargo que no desempeña para no presentarse en el juzgado por sus irresponsables injurias y calumnias escritas por él mismo, que afectaron mi dignidad personal y mi reputación profesional, así como los daños económicos que ha provocado continuamente y que han trascendido a los miembros de mi familia.

El diputado impune Eduardo Montealegre Rivas argumentó la persecución política para evadir el llamado de la justicia, pero él fue el primero que politizó mi querella personal. Desde octubre de 2008 me presenté al despacho del Primer Secretario de la Asamblea Nacional, Wilfredo Navarro Moreira, quien sin ambages me dijo que tenía órdenes de su partido político para que no desaforaran al diputado querellado.

Conociendo el incumplimiento selectivo de las disposiciones judiciales por parte de los ciudadanos que ocupan los curules de la Asamblea Nacional de Nicaragua, considero que sería un craso error personal dejar de insistir en mi demanda, porque correría el riesgo que los diputados decidan sacar las dos solicitudes judiciales de la Agenda de la Asamblea Nacional por un supuesto “olvido” de los perjuicios morales y económicos que me ha provocado el susodicho diputado. Por lo menos, garantizo tener activa mi demanda personal, teniendo en cuenta que la inmunidad que goza un servidor público no es eterna.

P. No hay duda que este es un caso político y complejo al que se ha unido el caso del hermano de Eduardo Montealegre. ¿Son comparables ambas situaciones? ¿Qué los diferencia?

N.A. No tengo duda sobre el tratamiento político preferencial que han tenido los dos hermanos Eduardo y Álvaro Montealegre Rivas, a pesar que ambos han cometido presuntos delitos penales en distintos momentos.

Los dos hermanos Montealegre Rivas han creado empresas en Panamá para realizar sus operaciones en Nicaragua, han cometido presuntos delitos económicos y financieros, Eduardo es el autor de una “reingenería financiera” y Álvaro es fabricante de un “vehículo financiero”, y el primero se declaró un perseguido político y usó el mecanismo sicológico de la “proyección” y el segundo contrató a un experto en mercados emergentes para resolver sus problemas financieros.  Solamente se diferencian en que el primero de ellos cometió los presuntos delitos en el sector público y se lanzó a la vida política, mientras que el segundo de ellos los cometió en el sector privado y ha permanecido en el ámbito empresarial.

P. ¿Por qué no apela de una vez al presidente Daniel Ortega?

N.A. No he buscado a la Corte Suprema de Justicia para presentar la retardación de justicia que me ha provocado la Asamblea Nacional de Nicaragua desde el 6 de octubre de 2008, es decir, desde hace siete años, porque es muy probable que tampoco reciba respuesta por ese notable tratamiento político preferencial que recibe el diputado querellado Eduardo Montealegre Rivas.

Nunca he recurrido al presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, por el respeto a la independencia de los Poderes del Estado y es muy probable que no me responda porque las solicitudes de los dos jueces fueron enviadas al Poder Legislativo, pero no descarto que una apelación al presidente de la República es una buena alternativa y más directa para lo solución de mi demanda.

P. ¿Ha pensado en renunciar a su demanda de justicia?

Nunca. Cada día que pasa, el diputado impune Eduardo Montealegre Rivas fortalece su estigma de ser un presunto delincuente, y parece que no le importa. Muy bien pudo haberse retractado tal como se lo solicité públicamente y en la forma que estipula la ley penal del país, pero no quiso. Sé que algún día él no gozará de inmunidad y lo veré en el juzgado.

 

 

 


Acciones

Information

2 responses

20 11 2015
Georgina Lopez

Admiro su persitencia Dr. Avendaño. Considero que la postura del mencionado deberia ser renunciar a la impunidad, de igual manera, el que nada debe, nada teme…No dar paso nunca a que se critique la integridad deberia ser la prioridad de cada ser humano, pero al parecer el temor a enfrentar algo justo es más fuerte que que los principios, sumando a esto la carencia de humildad de retractarse, y si no se retracta por qué no publica lo que sustenta su criterio? Muchos slds!

21 11 2015
JUAN RUIZ

ES UNA ACCIÓN CORRECTA Y NECESARIA EN LA LUCHA POR LA JUSTICIA, EL RESPETO Y LA MORAL. NO PUEDE HABER IMPUNIDAD DETRÁS DE UN CARGO DE DIPUTACIÓN, NO SON PATENTES DE CORSO LAS DIPUTACIONES Y ES NECESARIO SENTAR UN PRECEDENTE ANTE LOS ABUSOS. ADELANTE NESTOR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: