Lo que verá el FMI en Nicaragua

21 10 2015

Presentación1

La variable económica favorita del Fondo Monetario Internacional (FMI) cuando evalúa la economía de un país es, en nuestro caso, la del saldo de las reservas internacionales brutas del Banco Central de Nicaragua (BCN), que en este año ha aumentado con el ingreso de préstamos y donaciones de divisas líquidas atadas a programas y proyectos del sector público y con las compras de divisas que ha realizado la autoridad monetaria en el mercado local.

Actualmente, el saldo de dichas de reservas es de 2 mil 448 millones de dólares, equivalente a 2.9 veces el saldo total de la emisión de dinero y del encaje efectivo sobre los depósitos en córdobas que los grupos financieros llevan al BCN; en otras palabras, las reservas internacionales brutas respaldan casi 3 veces el saldo de la base monetaria y, además, es equivalente a casi 5 meses de importación de bienes CIF por lo cual no hay lugar a especulaciones cambiarias. Esto ha contribuido, junto con el desplome del 57% del precio internacional del barril de petróleo WTI entre junio de 2014 y septiembre de 2015, a que la tasa de inflación interanual sea del orden 2.8% en septiembre recién pasado y apenas 1.3% acumulado en el transcurso de este año.

La inflación, al ser igual a un dígito,  ha dejado de ser un problema desde hace varios años, pero el BCN continúa proyectándola anualmente en 7% con la suma de la tasa de devaluación anual, 5%, y de la tasa de inflación saludable de los países de economías avanzadas, 2%, no obstante la tasa de inflación interanual de Estados Unidos, principal socio comercial del país, es 0% en septiembre de este año.

La política monetaria contractiva de este año se explica con el aumento de los depósitos del Gobierno Central en el BCN y con las colocaciones de Letras Estandarizadas y Títulos Especiales de Inversión del BCN, todo lo cual se traduce en una reducción de 1.5 millardos de córdobas del monto de dinero que circula fuera del sistema financiero nacional al 16 de octubre de este año.

Así, el aumento de las reservas internacionales y la contracción monetaria continúan garantizando la aprobación del examen de la estabilidad macroeconómica de Nicaragua, es decir, un córdoba estable que domina apenas el 20% del mercado, con un tipo de cambio oficial que se desliza 5% anual por décimo segundo año consecutivo y que mantiene una brecha promedio de apenas 0.58% con respecto al precio de venta del dólar en el mercado financiero. Por consiguiente, la estabilidad del tipo de cambio y de los precios al consumidor muestran una excelente presentación ante la misión técnica del FMI, aunque el público no bancario continua refugiándose en el dólar estadounidenses al representar los depósitos en dólares en el sistema financiero nacional el 78% del saldo total de los depósitos y el 70% de la liquidez global de la economía.

Los servidores públicos pueden tener la seguridad de recibir otra calificación excelente sobre el comportamiento de las finanzas gubernamentales. Los ingresos presupuestarios se han fortalecido con las ya afamadas sobre recaudaciones de impuestos, de tal manera que en septiembre recién pasado dieron lugar a una reforma presupuestaria que concentró más recursos en el gasto de inversión que en el gasto de consumo y desembocó en un déficit fiscal aproximado a 225 millones de dólares equivalentes aproximadamente al 2% del Producto Interno Bruto (PIB) esperado en este año.

Un dato fiscal interesante es que el monto nominal de impuestos recaudados por el Gobierno Central tienden a crecer 12% en este año con respecto a 2014 y, teniendo en cuenta que COPADES estima una tasa de inflación anual cercana a 4%, se puede concluir que la tasa de crecimiento del volumen de producción de bienes y servicios se aproximará a 5.2%, que es el pronóstico revisado de COPADES. La proyección revisada de la tasa de crecimiento del PIB Real en 2015 ha sido fijada por el BCN en una banda de 4.3% a 4.8% -debería proyectar una meta-, el FMI tiene una proyección revisada de 4.0% y la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (CEPAL) tiene otra proyección actualizada de 4.3%.

Como es usual, Nicaragua, al ser un país importador de petróleo y combustibles, se beneficiará en 2015 con la caída del precio de las importaciones de esos productos, y dicha caída de precios antes mencionada será mayor que la caída de los precios de las exportaciones de algunas materias primas, tales como banano, ajonjolí, azúcar, camarón, pescado, oro y plata, debido a la crisis de los precios internacionales de los bienes primarios o commodities que se inició a mediados del año de 2014 con el desplome de los precios internacionales de los hidrocarburos.

En el ámbito externo, primer semestre de este año, el déficit comercial de la balanza de pagos acumulado en el primer semestre de este año es igual a 1 mil 137 millones de dólares y a 9% del PIB esperado en este año. Sin embargo, el flujo bruto de recursos externos que ha recibido el país en ese mismo lapso (que excluye el pago del servicio de la deuda externa) supera el valor absoluto del déficit comercial externo al sumar 1 mil 545 millones de dólares, que se desglosan de la siguiente forma: remesas familiares, 582 millones de dólares; inversión extranjera directa neta, 435 millones de dólares; cooperación oficial al sector público, 215 millones de dólares; y cooperación oficial al sector privado, 313 millones de dólares.

Por otro lado, el FMI observará que Nicaragua ha reducido su dependencia de las importaciones de petróleo para generar electricidad, pero no ha disminuido las pérdidas de energía eléctrica ni se han revisado las tarifas de consumo del fluido eléctrico; y que persiste y se expande la ya alta informalidad en el mercado laboral y los bajos niveles educativos, que obstaculizan el aumento de la productividad de la economía y la ampliación de la cobertura de la seguridad social.

El FMI también notará que continúa avanzando la dolarización financiera y no se ha explorado una nueva alternativa de política cambiaria que promueva el esfuerzo exportador, ya que el tipo de cambio real se mantiene prácticamente fijo con un tipo de cambio deslizante e impide la reducción del alto déficit comercial externo. 2016 será un año electoral, por lo cual se podrá descartar cualquier reforma del gasto público –el Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP) sólo presenta reformas tributarias desde mediados de la década de los noventa-, con el propósito de elevar la productividad del sector público y dar un mayor espacio al gasto de inversión pública, con el objetivo de apoyar efectivamente un mayor crecimiento económico que sea sostenible en el largo plazo.

Las autoridades nicaragüenses esperan buenos consejos del FMI, ahora que dicho organismo multilateral es un asesor de confianza del gobierno. Como ha sido usual, la macroeconomía saldrá aprobada después del examen, pero estimo que la microeconomía no obtendrá buenas notas por los altos niveles de subempleo, informalidad y pobreza, aunque debemos reconocer que la pobreza extrema ha disminuido en las últimas dos administraciones públicas del Comandante Daniel Ortega –cabe recordar que la política social se incluyó en el cuarto programa económico que el gobierno de Nicaragua suscribió con el FMI en 2007-, y el deterioro acumulado de 26% en el poder adquisitivo del salario promedio anual pagado en las empresas durante el período 2000-2014, lo cual manifiesta el problema de la carestía de la vida de los nicaragüenses.


Acciones

Information

4 responses

21 10 2015
Leonel Ojeda

Dr. Avendaño.
He leído con detenimiento las halagadoras cifras macro económicas que presenta en su artículo, no obstante, en lo personal, así como en el de multitudes de nicaragüenses de a pie, esa bonanza económica que Ud, presenta, es imperceptible, pues, el poder adquisitivo del Córdoba cada día que pasa, es cada vez menor, recordemos que el salario está congelado desde hace más de 10 años. Desde el gobierno neoliberal de la Sra. Violeta de Chamorro, los Economistas gubernamentales, incluso, los economistas del régimen orteguista, que se auto proclama de izquierda y defensor de los intereses del pueblo, han aplicado y defendido obscenamente hasta la saciedad, la Teoría del Derrame. Es posible que en un artículo económico, Usted me podría explicar, no sólo a mí, sino a los miles de nicaragüenses, por qué, esa Teoría del Derrame económico, no me ha bendecido, no me ha prosperado ni me ha dado tantas victorias, como las que exhiben los voceros oficiales y oficiosos del régimen??.-

22 10 2015
Roberto Moreno

Hola Dr. Avendaño: Estoy invitado a una reunión con la gente del FMI. Abusando de la confianza, como trabajador, que me recomienda usted pedirles o exigirles.Gracias.Roberto Moreno Cajina

22 10 2015
nestoravendao

Estimado Roberto:

Al FMI ya no podemos pedirle, mucho menos exigirle, porque el gobierno de Nicaragua descartó suscribir el quinto programa económico trienal con el FMI en 2013. No hay que olvidar que el FMI ahora sólo asesora, aconseja, a los servidores públicos de nuestro país.

En su calidad de representante de los trabajadores, le sugiero que plantee al FMI que debe asesorar para buscar la formalización del mercado laboral de Nicaragua; proponer políticas económicas patra fortalecer el mercado interno (es falso que el gasto deconsumo esta impulsando el crecimiento económico de Nicaragua en este año, porque el salario medio nacional sólo ajusta para comprar los alimentos de la canasta de consumo básico que son requeridos por una familia de 5 miembros); que proponga políticas para entregar crédito y tecnología para los propietarios de microempresas y pequeñas empresas, lo que implica revisar los objetivos de la banca de fomento (PRODUZCAMOS) que hoy es de propiedad mixta (estatal y pública); que proponga, como le gusta decir al FMI, un “espacio fiscal” para promover la educación técnica media y superior de los trabajadores; reforzar la competitividad empresarial mejorando la productividad y no oficializando la pobreza con el mantenimiento de precarios salarios; que la inversión extranjera directa se vincule con las cadenas de produción locales calificadas como estratégicas por el Plan Nacional de Desarrollo Humano (PNDH) es decir, crear las condiciones para un crecimiento económico que favorezca los pobres.

También habría que discutir la necesaria reducción de la inequidad de la distribución no sólo del ingreso sino también de la carga tributaria que recae en gran forma sobre los pobres. En conclusión, el FMI debe sugerir al gobierno de Nicaragua el buen cuido del mercado interno. Por supuesto, también hay que insistir que se debe mejorar la calidad medioambiental del crecimiento económico.

Hay más temas que discutir, pero le he expuesto los que considero urgentes de resolver (desde hace tiempo) en nuestro país.

Espero que algunas de estas ideas le sean útiles en su plática con los técnicos del FMI.

Saludos cordiales,

Néstor

25 10 2015
nestoravendao

Hola Roberto: ¿Cómo estuvo su conversación con el FMI? Saludos cordiales, Néstor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: