El salario multimodal en Nicaragua no reduce la pobreza

11 10 2015

Presentación2

La presentación de la VI Encuesta de Medición de Nivel de Vida (EMNV) de 2014 tuvo como anfitrión al Banco Central de Nicaragua (BCN) el recién pasado martes 6 de octubre, pero las cifras son del Instituto Nacional de Información de Desarrollo (INIDE), que fue asistido técnicamente por el Banco Mundial en la formulación y la ejecución de dicha encuesta.

Con una muestra de 7 mil 570 viviendas en todo el territorio nacional, 50 más que las encuestadas en 2009, los escasos datos presentados de la VI EMNV indican que  entre 2009 y 2014 el índice de pobreza extrema bajó de 14.6% a 8.3%; el índice de pobreza, que incluye a los pobres extremos, se redujo de 42.5% a 29.6%; y el índice de no pobres se elevó de  57.5% a 70.4%. La pobreza rural continúa siendo más grave que la pobreza urbana, porque las personas que viven en zonas rurales son casi 6 veces más pobres extremas y casi 3 veces más pobres que las personas que viven en zonas urbanas, y las regiones más pobres continúan siendo la Región Central y la Región del Atlántico o Costa Caribe.

La línea de pobreza extrema, que fue definida como el valor del consumo de un pobre extremo que garantiza sólo el de alimentos que propicien 2 mil 282 kilocalorías diarias por persona, tuvo un costo mensual de C$876.99, es decir, C$29.23 diarios. La línea de pobreza, que también fue definida como el valor de consumo de alimentos antes mencionado más otros gastos en concepto de  vivienda, transporte, educación, salud, vestuario y los de uso cotidiano en el hogar, tuvo un costo mensual de C$1,417.62, o sea, C$47.25 diarios.

Aumentó muy levemente la inequidad en la distribución del consumo, porque el Índice de Gini de la Curva de Lorenz del Consumo pasó de 0.37 en 2009 a 0.38 en 2015, empujada sólo por la inequidad en las zonas urbanas (de 0.35 a 0.36), ya que se mantuvo constante en las zonas rurales en el nivel de 0.31; más sorpresivamente, el dato oficial del tamaño promedio del hogar nicaragüense según los deciles de ingreso de 5.9 personas en la V EMNV de 2009 fue disminuido a 4.75 personas en la presentación de la VI EMNV 2014 y el nuevo tamaño del hogar en 2014 es de 4.34 personas.

¿Por qué el INIDE aumentó el tamaño de la población del país en 2012? La tabla de los “Principales indicadores macroeconómicos” del Anuario Estadístico 2012 del BCN mostró que la población de Nicaragua en 2012 fue de 6 millones 71 mil habitantes 48 habitantes, con una tasa de crecimiento de la población de 3.09%, que fue 1.87 puntos porcentuales mayor que la tasa promedio anual que proyectada por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y el Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (CELADE) con información intercensal para el quinquenio 2010-2015. Una mayor población contribuiría a disminuir más el índice de pobreza.

¿Por qué el INIDE redujo el tamaño promedio nacional de los hogares en 2005 y 2009, contradiciendo los datos oficiales de las EMNV de dichos años? La EMNV de 2005 reflejó que el número promedio de personas por hogar era 4.9, y hoy la EMNV de 2014 muestra para 2005 el número promedio de 5.2 personas. La EMNV de 2009 también reflejó que el tamaño promedio nacional del hogar era 5.9, y hoy la EMNV de 2014 muestra para 2009 el número promedio de personas de 4.75 por hogar.

¿Por qué el INIDE redujo el tamaño promedio nacional del hogar hasta 4.34 personas en 2014, sin que se haya realizado un nuevo censo nacional de la población desde 2005? La EMNV de 2014 muestra la debilidad de no estar relacionada con un censo nacional actualizado y el BM ha dado a conocer que el próximo censo de la población se realizará en 2018, con el cual se actualizarán los mapas de pobreza.

¿Por qué el BM continúa basando su metodología de reducción de la pobreza en el gasto de consumo per cápita en vez del ingreso personal disponible promedio por persona? Paradójicamente, si una persona logra obtener 2 mil 282 kilocalorías con el consumo de alimentos donados, o adquiridos con remesas provenientes del exterior, no sería pobre para el Banco Mundial. Sin embargo, estructuralmente la pobreza persiste.

¿Por qué el INIDE aumentó el número mínimo requerido de kilocalorías diarias hasta 2 mil 282 en la EMNV de 2014, si era de 2 mil 268 en la EMNV de 2009? El cambio de esta variable distorsiona la comparación de los índices de pobreza del país obtenidos en cada una de las encuestas. El BM ha externado su preocupación de actualizar la metodología de cálculo de las líneas de pobreza, pero habría que tener en cuenta las observaciones del Instituto de Nutrición de Centroamérica y Panamá (INCAP).

¿Por qué el INIDE no publicó la metodología y la base de datos de la VI EMNV de 2014? Con esa información se podría comprobar los procedimientos utilizados para estimar los índices de pobreza del país. Esta información es relevante, porque, a manera de ejemplo, en la EMNV de 2005 realizada durante el gobierno del Ing. Enrique Bolaños se detectaron dos fallas metodológicas, como fueron la gran discrepancia de los precios del café molido y del café instantáneo en la encuesta de la EMNV y la encuesta del Índice de Precios al Consumidor (IPC), y las proyecciones poblacionales que se utilizaban en el pasado no estaban acordes a la realidad expresada por el VIII Censo de Población y IV de Vivienda de 2005.

¿Es consistente la caída de casi 13 puntos porcentuales del índice de pobreza en los últimos cinco años? La respuesta es bastante discutible si ponemos sobre la mesa algunos datos oficiales del mercado laboral del país: la informalidad del mercado laboral se elevó de 63.8% en 2006 a 79.4% en 2013; del total de ocupados, el subempleo –trabajadores que laboran menos de 8 horas diarias o devengan un salario mensual menor que el salario mínimo legal- afectaba al 33.3% en 2006 y al 50.9% en 2012; la cobertura de la seguridad social se amplió, en porcentajes de la población económicamente activa, de 19.1% en 2006 a 22.3% en 2014; en el último trimestre de 2012, la tasa de desempleo global (abierto más equivalente) era igual a 31.3% de la población económicamente activa, o sea, 1 millón 20 mil 480 personas no generaron ingresos en ese año; entre octubre de 2009 y octubre de 2014, el poder adquisitivo del salario promedio pagado en las empresas se deterioró 7.8%; y en octubre de 2014, el salario promedio mensual nacional de C$8,275 era levemente superior a los C$8,012 que costaban los 23 alimentos de la canasta de consumo básico.

Ojalá se logre aclarar algunas dudas sobre el comportamiento del índice de pobreza de Nicaragua. El gobierno del Presidente Daniel Ortega ha concentrado políticas y recursos para reducir exitosamente la pobreza extrema, pero asombra bastante la aceleración de la caída del índice de pobreza. Es bastante arriesgada la afirmación que el 70% de la población nicaragüense no es pobre, porque en 2014 el Producto Interno Bruto Per Cápita promedio diario fue igual a US$5.37 y en 2009 el Coeficiente de Gini de la Curva de Lorenz del Ingreso tenía un valor alto igual a 0.46 (aún no conocemos su valor oficial para 2014).

No hay que olvidar que en Nicaragua la tasa de inversión fija continúa siendo baja, la tasa de crecimiento económico aún es insuficiente para reducir el subempleo, el desempleo y la pobreza y, además, no existe un vínculo automático entre crecimiento económico y reducción de la pobreza, como aún lo creen algunos sociólogos y economistas.


Acciones

Information

One response

11 10 2015
aulavirtual50

De acuerdo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: