Los economistas debemos tener ética profesional

27 09 2015

Presentación2

Me sorprendió la declaración del abogado Noel Ramírez Sánchez, ex presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN) durante el período 1997-2001, al afirmar que no cree “en proyecciones profesionales o institucionales” y que “la voz autorizada es el Banco Central, es el único que tiene  los recursos para hacerlo”. Además, cometió un error al decir que la economía de Nicaragua “crece a un ritmo aceptable”, porque no sólo los profesionales sino también los estudiantes de economía pueden demostrar que el crecimiento económico del país es insuficiente para reducir el subempleo, el desempleo y la pobreza de los nicaragüenses.

Noel Ramírez Sánchez desconoce las capacidades técnicas de otras instituciones nacionales y de economistas competentes para pronunciarse sobre las perspectivas económicas de Nicaragua en el corto y mediano plazo, a sabiendas, como lo dijera el actual presidente del BCN, Ovidio Reyes Ramírez, que “si no se tiene la información, sencillamente se estima” cuando se pronunció públicamente sobre el polémico cálculo del valor neto de las exportaciones de las empresas del régimen de zona franca, que será revisado porque afecta a la Cuenta del Gasto del sector real de la economía.

Las instituciones públicas realizan proyecciones económicas, mientras que las instituciones privadas y economistas de reconocida trayectoria nacional e internacional realizamos pronósticos económicos. El margen de error es bastante grande en las proyecciones económicas y las discrepancias entre la proyección y la realidad son justificadas con bastante facilidad -por ejemplo, ya provoca fatiga técnica la sobre recaudación tributaria y las bandas de crecimiento económico y de inflación-, pero ese margen de error se minimiza en los pronósticos económicos, con el fin de consolidar la calidad de la empresa de consultoría económica o la distinción del economista.

Es de sobra conocido que para realizar un pronóstico económico es necesario conocer el entorno económico mundial y el entorno económico de los principales países con los cuales Nicaragua tiene gran parte de su comercio exterior, o sea, el crecimiento económico mundial y el comportamiento del volumen del comercio del mundo, y la tasa de inflación de las economías avanzadas; las premisas básicas externas y los supuestos básicos internos, bases fundamentales del pronóstico, tales como el crecimiento de la producción, la tasa de inflación y la tasa de interés de Estados Unidos, el precio del barril de petróleo WTI, el mantenimiento de la estabilización macroeconómica de Nicaragua, la ejecución del megaproyecto Tumarín, la concesión del crédito petrolero de Venezuela y el aumento del déficit fiscal debido a las elecciones nacionales en 2016.

También es necesario determinar el perfil de la política económica de Nicaragua en los ámbitos monetario, cambiario y fiscal, así como el perfil de la política de reformas estructurales de la economía Nicaragua –por ejemplo, para 2016 la supervisión de los precios de transferencia a partir del 1 de enero y la desgravación arancelaria, de acuerdo con el DR-CAFTA, de una gran cantidad de productos de origen estadounidense que se dio a partir de este año-; y los riesgos externos e internos del pronóstico, que incluyen el posible contagio de una mayor desaceleración del crecimiento de la producción estadounidense, la afectación del fenómeno de El Niño, el tema político con las elecciones presidenciales del 6 de noviembre de 2016 y las protestas por la ejecución del mega proyecto del Gran Canal de Nicaragua. Y, por supuesto, también se requiere de sólidos conocimientos de la teoría macroeconómica, cuentas nacionales, matemáticas y econometría.

No obstante la política económica se fundamenta en números, es decir, en los valores de las principales variables macroeconómicas, parece que el abogado Noel Ramírez Sánchez tiene cierta aversión de las matemáticas –sé que los abogados le huyen a los números y él, cuando se desempeñaba como presidente  del BCN, no concedió una beca a un estudiante que aspiraba a especializarse en matemáticas-. Señalo esa aversión, porque en julio de 2009 lo reté públicamente a un debate sobre las liquidaciones de los cuatro bancos comerciales del país que se dieron en el bienio 2000-2001, pero dejó su silla vacía en el Instituto Internacional Alberto Magnus porque no asistió al debate, ni avisó que no llegaría. El local del debate fue gentilmente ofrecido por el Rector de Albertus Magnus, el Dr. Francisco Mayorga, también ex presidente del BCN, y mi demostración se basaba exclusivamente en fórmulas de las matemáticas financieras.

Las liquidaciones de los cuatro bancos comerciales del país –INTERBANK, BANCAFÉ, BAMER y BANIC- fueron realizadas durante la gestión de Noel Ramírez Sánchez como presidente del BCN. Cuando acepté como consultor ad honorem la solicitud de la Contraloría General de la República (CGR) para investigar ese capítulo trágico de la historia financiera del país, pude constatar la presencia de un grave riesgo moral.

Por ejemplo, se violó la Ley General de Bancos, Instituciones No Bancarias y Grupos Financieros con la autorización a empleados del BCN y de los mismos bancos liquidados para que integraran las juntas liquidadoras, y con la extensión del plazo de funcionamiento de las cuatro juntas liquidadoras entre 1 año 2 meses y 2 años 6 meses, sobrepasando el plazo legal de 6 meses prorrogables por otros 6 meses. También se violó el mandato del  presidente de la República, al autorizarse la emisión de Certificados Negociables de Inversión (CENIs) Bancarios no sólo para rescatar a los depositantes, sino también para cancelar deudas de los bancos liquidados con bancos e instituciones financieras nacionales e internacionales.

El INTERBANK no fue subastado y el Consejo Directivo del BCN ordenó emitir CENIs Bancarios para garantizar los depósitos del público en dicho banco con una tasa de descuento igual a 11.5385%, equivalente al promedio ponderado de la última subasta de CENIs (del 31 de agosto de 2000) anterior a la fecha de emisión de estos CENIs Bancarios (9 de octubre de 2000), pero se concedieron tasas de descuentos dolarizadas de 15.00%, 17.65% y 21.43% a la tres emisiones de CENIs/INTERBANK que arrojaron una tasa de rendimiento promedio ponderada de 19.45% y una tasa de rendimiento efectiva de 27.79% porque, en ese entonces, los CENIs estaban exentos del pago del impuesto sobre la renta, de tal manera que provocaron un daño al erario equivalente a US$44.5 millones. El rendimiento de los CENIs/INTERBANK fue mayor que 27.79% porque los CENIs eran inversiones financieras sin riesgo, o sea, activos financieros sin creación de reserva.

También quedaron varias preguntas en el aire porque la CGR no pudo obtener información oficial sobre lo que sigue. ¿Quién creó y organizó a las juntas administradoras y a las juntas liquidadoras, la Superintendencia de Bancos y de Otras Instituciones Financieras (SIBOIF) o el BCN? ¿Cuál fue el mandato de dichas juntas, de quién lo recibió y cuáles fueron los límites del mandato? ¿Resguardaron las juntas administradoras y las juntas liquidadoras los intereses del Estado de Nicaragua, de los acreedores y de los accionistas de cada banco intervenido? Estas preguntas las había formulado para presentárselas al abogado Noel Ramírez Sánchez, pero por su ausencia quedaron sin respuestas.

Además de los daños financieros que provocaron los quebradores de los cuatro bancos, los perjuicios provocados al presupuesto nacional por la falta de ética de algunos servidores públicos que salieron al rescate de los depositantes empobrecieron más a los nicaragüenses.

El 9 de julio de este año, el Papa Francisco dijo en el encuentro con los movimientos populares en Bolivia que “Cuando el capital se convierte en ídolo y dirige las opciones de los seres humanos, cuando la avidez por el dinero tutela todo el sistema socioeconómico, arruina la sociedad, condena al hombre, lo convierte en esclavo, destruye la fraternidad interhumana, enfrenta pueblo contra pueblo y, como vemos, incluso pone en riesgo esta nuestra casa común”, y que “La primera tarea es poner la economía al servicio de los Pueblos: Los seres humanos y la naturaleza no deben estar al servicio del dinero. Digamos NO a una economía de exclusión e inequidad donde el dinero reina en lugar de servir. Esa economía mata. Esa economía excluye. Esa economía destruye la Madre Tierra”.

Tremenda lección de Su Santidad Papa Francisco para expertos financieros, banqueros y economistas carentes de ética profesional. El abogado Noel Ramírez Sánchez tiene cuentas pendientes con la justicia por el penoso caso de las liquidaciones bancarias de 2000 y 2001 al ser el octavo acusado entre 39 personas acusadas por la Fiscalía General de la República, en su calidad de coautor de los delitos contra la economía nacional la industria y el comercio, autor del delito de fraude y autor del delito de tráfico de influencias, y la víctima es el Estado de Nicaragua y la sociedad nicaragüense. El juicio no se ha llevado a cabo porque uno de los 39 acusados, Eduardo Montealegre Rivas, continúa escudándose con la inmunidad que le confiere su cargo de diputado que no desempeña.


Acciones

Information

5 responses

27 09 2015
Leonel Ojeda

La Impunidad de la que goza y exhibe el ex banquero y ahora metido a político Eduardo M. tiene un cómplice y colaborador necesario, se llama la Aplanadora del FSLN en la Asamblea Nacional, pues, si bien es cierto, el susodicho esta involucrado hasta los tuétanos con el caso de los Cenis, también es cierto, como lo demuestran los 4 diputados que de forma rápida han sido despojados de su inmunidad, circunstancia que insolitamente después de 8 años, no ha ocurrido con Eduardo M; lo que indica que ha de existir un acuerdo inconfesable entre el dictador Daniel Ortega y Eduardo M., que impide que el primero de la orden a sus vasallos en la Asamblea Nacional para que despojen de la Inmunidad al ex banquero y vaya a los Tribunales a defender su desacreditada honradez.-

27 09 2015
Roberto Moreno

Hola mi estimado Doctor. Por favor no me le haga preguntas difíciles a don Noel. Saludos. Roberto Moreno Cajina.

28 09 2015
nestoravendao

Estimado Roberto: Noel Ramírez es un profesional que aparenta ser honrado, porque no se inmuta ante sus muy cuestionables acciones que realizó cuando salió al rescate de los depositantes en cuatro bancos quebrados durante el bienio 2000-2001. Saludos cordiales, Néstor

28 09 2015
aulavirtual50

Estimado Néstor, completamente de acuerdo con el título.
Miguel de Arriba

28 09 2015
nestoravendao

Muchas gracias, estimado Profesor Miguel de Arriba. Saludos cordiales, Néstor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: