Las tasas de la Fed no influyen al costo del dinero en Nicaragua

20 09 2015

Presentación1
Las tasas de interés activas son muy altas y las tasas de interés pasivas son muy bajas en Nicaragua. Asociadas con el córdoba con mantenimiento de valor, o sea, asociadas con un dólar disfrazado, en agosto de este año la tasa activa promedio ponderada, cobrada por los bancos a los prestatarios, era 14.0%, mientras que la tasa de interés pasiva promedio ponderada, pagada por los bancos a los depositantes, era 3.6%. A esas tasas de interés habría que adicionar los 5 puntos porcentuales de la tasas de devaluación anual del tipo de cambio oficial para determinar la tasa de interés efectivamente cobrada, que serían en agosto recién pasado de 19.0% y 8.6% en el mismo orden.

En otras palabras, aunque la tasa de interés de la Fed, el banco central de Estados Unidos, está muy cercana a 0% al estar en el rango de 0% a 0.25%, la tasa de interés en Nicaragua no es baja, sino tremendamente alta. Por consiguiente, la tasa de interés, que supuestamente está fijada por el mercado –creo que sólo pocas personas lo cree-, no facilita el crecimiento económico sostenible y encarece grandemente la deuda de las familias, ya que este agente económico es el que trata a toda costa de resistir el alto costo financiero a través del uso de la tarjeta de crédito para el consumo, los préstamos personales, los préstamos hipotecarios y los préstamos comerciales, los cuales absorben el 75% de la cartera total de préstamos del sistema financiero nacional en julio de este año.

Juan Carlos Argüello, presidente de la Asociación de Bancos Privados de Nicaragua (ASOBANP), afirmó recientemente que “la decisión de la Fed (de mantener las tasas de interés en el rango de 0% a 0.25%) permitirá mantener las tasas de interés locales en rangos bajos y mientras más bajas sean las tasa de interés se pueden financiar más proyectos en el país”. Creo que es una apreciación equivocada.

Desde diciembre de 2008 la Fed estableció sus tasas de interés entre 0% y 0.25%, pero la tasa de interés activa con mantenimiento de valor promedio mensual ponderada cobrada por los bancos radicados en Nicaragua era igual a 13.92% en ese mismo mes, después se disparó hasta 17.45% en octubre de 2013 y ha vuelto a bajar hasta 14.0% en agosto de este año. En todo este trayecto, la Fed ha permanecido en la “trampa de la liquidez”, al mantener su tasa de interés de 0%; en otras palabras, dicha la “trampa” consiste en que la política monetaria estadounidense ya no influye en la tasa de interés.

Presentación1

La tendencia positiva de la banca comercial radicada en el país se debe al elevado margen entre las tasas activas y pasivas asociadas con el córdoba con mantenimiento de valor, que pasó de 7.85% en diciembre de 2008 a 13.91% en junio de 2010, volvió a subir hasta 14.63% en octubre de 2013 y se mantiene en 10.37% en agosto de este año –el margen más alto entre los países del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) en la actualidad-, pero esa tendencia positiva de la banca radicada en el país no se explica con la decisión de la Fed de mantener sus tasas de interés sin variación alguna, tal como lo argumentó el presidente actual de ASOBANP.

Debemos ser francos con la población en general y con los agentes económicos en particular, empresarios, trabajadores, consumidores y Estado del país. Un alza de la tasa de interés beneficia a los banqueros, porque eleva sus tasas de rentabilidad; perjudica a los trabajadores, porque deteriora el poder adquisitivo de sus salarios; y afecta a los empresarios no financieros porque eleva sus costos de producción, impide la inversión y resta competitividad empresarial. Afortunadamente, el Estado no recurre al financiamiento del sistema financiero nacional para financiar su déficit fiscal, gracias, aunque decrecientes, a los flujos de la cooperación internacional.

El Banco Central de Nicaragua (BCN) no fija la tasa de interés por decreto o por ley o por alguna reglamentación, sino que es el mercado el que la fija, de acuerdo con las condicionalidades macroeconómicas de los programas de ajuste económico y reformas estructurales del Fondo Monetario Internacional (FMI) implementados en la década de los noventa, todos acorde con el ya fenecido Consenso de Washington.

El BCN se ha empeñado en influir sobre la tasa de interés del mercado con la tasa de rendimiento de sus operaciones de mercado abierto, o sea, con la tasa de rendimiento de las Letras Estandarizadas al mantenerla entre 4% y 5% a un año de plazo, pero no logra tener éxito porque la tasa de interés no es fijada por el mercado.

La escasa cantidad de moneda local en el mercado, reducida a un 20% de la liquidez global de la economía por la excesiva dolarización extraoficial de la economía, también limita la efectividad de la política monetaria del BCN: dadas las elevadas tasas de interés activas existentes en Nicaragua, la autoridad monetaria, aunque aumente la cantidad de dinero, nunca podría presionarlas a la baja.

La política monetaria tampoco está influyendo en la producción y en el empleo de Nicaragua, porque el BCN se ha visto limitado a contar los saldos de las reservas internacionales y de la base monetaria para garantizar la condicionalidad de la estabilidad macroeconómica, es decir, del tipo de cambio y del índice de precios al consumidor, pero le es indiferente no solo el objetivo de pleno empleo porque la ley no lo autoriza a garantizarlo, sino también la precariedad laboral y la informalidad del mercado.

La elevada tasa de interés reduce el gasto de inversión, por lo cual disminuye la tasa de crecimiento y el nivel de ingresos de la economía, pero el aumento de la oferta de dinero (córdobas sin ningún apellido) no reduce la tasa de interés ni eleva el gasto de inversión y la producción. Al contrario, el BCN está siempre atento a reducir la oferta de dinero, que se expande por la estacionalidad de la demanda de dinero en dos momentos del año, noviembre-diciembre y marzo-abril, para cumplir uno de sus dos objetivos fundamentales, como es la estabilidad de la moneda nacional –cuya presencia es marginal en el mercado local-.

La tasa de inflación ya no es problema en Nicaragua, con más razón si tomamos en cuenta el desplome del precio del petróleo y sus derivados desde mediados del año de 2014. Muy increíble es que al bajar la tasa de inflación local en este año, la interanual al mes de agosto es apenas 2.75%, la tasa de interés activa continúa subiendo en el sistema bancario comercial.

Una última curiosidad estadística. Sobre una muestra de 80 observaciones mensuales correspondientes al período enero 2008-agosto 2015, el coeficiente de correlación entre la tasa de interés activa y la tasa de inflación es igual a -0.119, o sea, es negativa, en vez de ser positiva como indica la teoría económica, y muy cercana a cero. Por lo tanto, se comprueba la contradicción teórica de que si la economía de Nicaragua se enfría con una notable reducción de la tasa de inflación provocada por una reducción del gasto inversionista o por el desplome de los precios internacionales de los hidrocarburos, la tasa de interés tiende a subir enfriando más a la economía al obstaculizar el acceso al crédito, en vez de bajar para dar aliento a una mayor demanda agregada mediante incrementos del gasto de consumo y del gasto de inversión, y, por otro lado, se comprueba que la tasa de interés no es un instrumento del BCN para evitar excesos de demanda y reducir la presión inflacionaria. Se elevan las tasas de interés para amortiguar la alta tasa inflacionaria, pero este no es el caso de Nicaragua.

Ojalá que la Superintendencia de Bancos y de Otras Instituciones Financieras (SIBOIF) y el BCN implementen una apropiada regulación para que el sistema bancario comercial facilite el crédito a un menor costo y contribuya al desarrollo y la competitividad empresarial.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: