Otra buena noticia económica para Nicaragua

6 09 2015

Presentación1

La solidez de los datos económicos de Estados Unidos, principal socio comercial de Nicaragua, está siendo percibida en las últimas dos semanas. Hace dos semanas fue la tasa de crecimiento interanual de 3.7% de la primera economía mundial registrada en el segundo trimestre de este año, tras un anémico 0.6% observado en el primer trimestre del año. En la semana pasada, el Departamento de Trabajo de Estados Unidos publicó que la tasa de desempleo en agosto recién pasado fue 5.1% de la población económicamente activa (PEA), dos décimas menor que la de julio de este año.

El desempleo en el mercado laboral estadounidense muestra su nivel más bajo desde abril de 2008 y se está acercando al pleno empleo, porque en los últimos 12 meses se ha reducido en un punto porcentual, es decir, el número de desempleados se ha reducido en 1.5 millones, pero todavía existen 8 millones de desempleados. La Reserva Federal (Fed), el banco central de Estados Unidos, calcula que la tasa de pleno empleo se alcanza cuando la tasa de desempleo abierto está entre 5.0% y 5.2%.

En relación con los grupos de población, la tasa de desempleo entre los hispanos se redujo dos décimas a 6.6%; entre los blancos disminuyó otras dos décimas a 4.4%; y entre los afroamericanos aumentó 4 décimas a 9.5%. Entre los adolescentes que buscan trabajo, la tasa de desempleo es 16.9%. El número de los desempleados de larga duración, o sea, los que no encuentran trabajo desde hace 27 semanas o más, se mantuvo constante en 2.2 millones.

La Fed tiene dos mandatos que cumplir con la política monetaria: establecer las condiciones para reducir el desempleo y controlar la tasa de inflación. La menor tasa de desempleo dará argumentos a la Comisión de Mercado Abierto de la Fed a favor del aumento gradual de las tasas de interés de referencia en su reunión del 16 y 17 de septiembre, que desde finales de 2008 se encuentran entre el 0% y el 0.25%.

En julio de 2015, la tasa de inflación interanual de Estados Unidos fue igual a 0.2%, muy alejada de la meta de 2% que se considera saludable para la marcha de la economía, por lo cual es bastante probable que la Fed no encarezca el dinero.

Además, volviendo al mercado laboral de Estados Unidos, todavía hay cierta capacidad ociosa porque existen personas que trabajan a tiempo parcial y no pueden trabajar más horas por las dificultades que enfrentan las empresas; existen personas que desean trabajar pero no buscaron empleo en las últimas 4 semanas –los llamados trabajadores “desanimados”- y, por lo tanto, no fueron clasificados como desempleados; también existen personas que no trabajan, no buscan trabajo e informan que desean hacerlo porque han buscado trabajo en algún momento en los últimos 12 meses –los llamados trabajadores “marginalmente incorporados a la fuerza laboral”-.

Consecuentemente, la tasa de ocupación, que indica cuántas de las personas en condiciones de trabajar están realmente empleadas y que es medida con la relación empleo/PEA, continúa estando un poco más de 4 puntos porcentuales por debajo del nivel registrado en 2008, cuando el mundo sufrió la Gran Recesión.

También la Fed tomará en cuenta la turbulencia mundial provocada por la desaceleración de la economía de China. Por consiguiente, existe una gran probabilidad que las tasas de interés no comenzarán a subir en este mes de septiembre.

El hecho que la economía estadounidense se está acercando al pleno empleo también es una buena noticia para Nicaragua, porque se fortalecen los mecanismos de transmisión del dinamismo de la primera economía mundial al aumentar la demanda de nuestras exportaciones, las remesas familiares, la inversión extranjera directa y el número de turistas estadounidenses, todo lo cual se acompaña de una baja inflación importada y de mejores términos de intercambio con el desplome de los precios internacionales del petróleo y de otros bienes primarios.

Por otro lado, el riesgo del alza gradual de la tasas de interés de referencia de la Fed no afectará en gran forma a Nicaragua por tres razones: no hay necesidad de continuar endeudando al país con acreedores externos por la presencia de crecientes flujos de inversión extranjera directa y de remesas familiares; existe un exceso de liquidez en moneda extranjera en el sistema financiero nacional; y Nicaragua, aunque ha mejorado la calificación de su deuda al pasar de B3 a B2 en la clasificación de Moody´s Investors, continúa “careciendo de las características de una inversión deseable y está sujeto a un riesgo crediticio alto” y aún no tiene capacidad de pago en el mercado financiero internacional.

El mejoramiento del entorno económico externo, expresado con la evolución positiva de la economía de Estados Unidos, facilitará, de acuerdo con las previsiones de Consultores Para el Desarrollo Empresarial (COPADES) presentadas en mayo de este año a su Grupo Empresarial de Análisis (GEA), que en 2015 la tasa de crecimiento económico de Nicaragua será 5.2% y la tasa de inflación acumulada anual (de diciembre a diciembre) oscilará alrededor de 4.0%, pero el principal problema político que se observa en la economía del país es que al menos 792 mil personas con capacidad para trabajar no generarán ingresos en 2015.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: