El córdoba frente a la apreciación del dólar

26 07 2015

Presentación1

Una moneda base se aprecia frente a otra moneda cuando el tipo de cambio entre ambas monedas disminuye, o sea, que por cada unidad de esa moneda base podemos adquirir ahora más monedas de su par de cotización. Por ejemplo, si el tipo de cambio del euro por dólar estadounidense es 1.1, el euro se aprecia si el tipo de cambio pasa a 1.2.

Si el euro se va apreciar frente al dólar, el inversionista venderá dólares y comprará euros y esperará a que el dólar se aprecie frente al euro para vender euros y comprar dólares con el objetivo de obtener beneficios. Por ejemplo, si el inversionista compra 90.91€ con US$100 (tipo de cambio 1.1€ por US$1) porque cree que el euro se va a apreciar, y así ocurre, pasando el tipo de cambio a 1.2€ por US$1, realiza la operación inversa de compraventa y con los 90.91€ obtiene US$109.09 y logra un beneficio de US$9.09.

El dólar estadounidense actualmente se está fortaleciendo debido al aumento de la producción y la reducción de la tasa de desempleo en la primera economía mundial, y también porque el Banco Central Europeo (BCE) lanzó un programa para comprar títulos de deuda por la baja tasa de crecimiento económico europeo y la crisis bancaria en varios países de la Eurozona, incluyendo las actuales tensiones provocadas por la crisis de la deuda griega, mientras que el banco central estadounidense (Fed) endurecía su política monetaria al concluir la compra de bonos que contribuyó a la recuperación económica después de la caída de la banca de inversión de Wall Street en septiembre de 2008. La confianza de los inversionistas en el dólar está aumentando, se están refugiando en el dólar, es decir, el dólar se está apreciando.

Además, con el anuncio de Janet Yellen, presidente de la Fed, de la inminente alza de las tasas de interés, prevista por varios economistas para septiembre, los dólares están saliendo de los países de economía emergente y en vías de desarrollo y volviendo a Estados Unidos. El crédito internacional será más escaso y más caro, por lo que se espera que las monedas se depreciarán con respecto al dólar.

La apreciación del dólar supone la depreciación de otra moneda con respecto al dólar, pero el cambio en el valor de nuestra moneda, el córdoba, que no se determina por las leyes de oferta y demanda, es predeterminado arbitrariamente por el Banco Central de Nicaragua (BCN) con un régimen cambiario reptante que devalúa al córdoba con respecto al dólar a un ritmo diario de 0.013%.

Mientras el dólar estadounidense se fortalece o se aprecia, ¿qué le ocurre al córdoba, que apenas domina el 20% del mercado local?

Un efecto relevante que podrá percibirse en Nicaragua por el aumento del valor o la apreciación del dólar es que los productos exportados por Estados Unidos serán más caros y esto conlleva el riesgo de que la tasa de crecimiento económico estadounidense podría desacelerarse porque disminuiría la compra de exportaciones de origen estadounidense. No obstante, los estadounidenses tendrían más dinero para gastar en bienes y servicios procedentes de otros países y esto favorecería a las exportaciones de origen nicaragüense.

El dólar más caro incentivará la llegada de turistas extranjeros a Nicaragua, lo cual contribuirá a un mayor crecimiento de la industria turística de nuestro país -de acuerdo con datos del BCN, la afluencia 1.4 millones de visitantes extranjeros mostró un crecimiento de 9.2% en 2014 con respecto al año anterior-, pero desalentará a los nicaragüenses a viajar al exterior.

Aunque el 15% del valor total de las importaciones de Nicaragua proceden de Estados Unidos, no se prevé una fuerte aceleración de la tasa de inflación por el mayor precio que tendrán los productos exportados del principal socio comercial del país, porque el tipo de cambio está prefijado por la autoridad monetaria. La única herramienta que tiene el BCN para enfrentar cualquier aceleración de los precios al consumidor es sus operaciones de mercado abierto, o sea, las colocaciones de Letras subastadas semanalmente, aunque contribuyen a las pérdidas del BCN en concepto del pago de intereses y mantenimiento de la cláusula de valor que en 2014 totalizaron US$38.4 millones equivalentes a 0.3% del Producto Interno Bruto (PIB).

Los depósitos en córdobas siempre continuarán expuestos al deterioro por la tasa de inflación de un dígito, excepto si ésta es menor que la tasa de devaluación nominal del tipo de cambio del córdoba, mientras que los depósitos de ahorro y a plazo en córdobas con mantenimiento de valor, un dólar disfrazado, en el sistema financiero nacional, no perderán ningún valor debido al fortalecimiento del dólar, porque gozan de la cláusula de mantenimiento de valor con el tipo de cambio reptante preanunciado por el BCN. El efecto también será neutral para las deudas en córdobas con mantenimiento de valor en el sistema financiero local por el régimen cambiario existente, pero las empresas radicadas en el país que se endeudan en dólares en el exterior y que necesitan convertir la moneda en sus operaciones, incentivadas por las bajas tasas de interés y el creciente aumento del PIB Real, saldrán perjudicadas por el mayor valor del dólar.

En conclusión, el córdoba continuará igual, manteniendo, al menos, su sobrevaluación o apreciación que impide la corrección del alto déficit comercial externo del país, que fue igual a 20.3% del PIB en 2014, debido, en gran parte, a la ineficacia de la política cambiaria.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: