El arancel cero, la producción y el empleo

31 05 2015

Presentación1

Diez años cumplió el tratado de libre comercio con Estados Unidos, que ha mostrado claras ventajas para la economía nicaragüense, como son la distinción de reglas y procedimientos comerciales permanentes y estables; un mejor acceso a tecnologías avanzadas y de punta con Estados Unidos (EE UU), que es el principal socio comercial y el principal inversionista extranjero directo de Nicaragua; ha sido una opción para fortalecer el tratamiento preferencial tanto a nivel arancelario como normativo; y ha facilitado avanzar en el esquema de integración económica centroamericana –aunque la unión aduanera marcha lentamente-. Por lo tanto, este tratado de libre comercio ha promovido nuevas oportunidades para hacer negocios en los mercados centroamericano y dominicano.

De acuerdo con datos del Banco Central de Nicaragua (BCN), en estos 10 años del tratado DR-CAFTA Nicaragua exporta a EE UU el 30% del valor total de las exportaciones de bienes FOB e importa desde EE UU el 20% el valor total de las importaciones de bienes CIF. Consecuentemente, el déficit comercial de bienes de Nicaragua con Estados Unidos, exportaciones FOB menos importaciones CIF, ha disminuido desde un máximo de 6.3% del Producto Interno Bruto (PIB) observado en 2007 hasta un mínimo de 0.3% del PIB registrado en 2014.

Los beneficios del CAFTA siempre estarán presentes, pero ahora es más visible el riesgo de los calendarios de la liberalización comercial y la reducción de aranceles que no están siendo acompañados con programas nacionales que garantizaran la competitividad empresarial durante la transición en estos diez años. Por ejemplo, provoca alarma entre los productores de bienes agropecuarios que la liberalización comercial de los bienes agropecuarios implican una competencia desleal para Nicaragua porque EE UU subsidia a su agricultura.

Sin embargo, cabe preguntarnos, de cara a la eliminación de los aranceles a la importación de productos estadounidenses, qué hemos hecho para mejorar el estado de la capacitación técnica laboral, la inversión en tecnología, el financiamiento de largo plazo, el aumento de los rendimientos de la producción agropecuaria, la estrategia agroindustrial  y el vínculo de la inversión extranjera directa con las cadenas de producción locales.

Por supuesto que me asustan los datos oficiales que la informalidad del mercado laboral avanzó desde un 64% en 2006 hasta 80% en 2013, y en este dramático escenario aparece el mercado laboral nicaragüense con el 50% del total de trabajadores ocupados que trabaja menos de 8 horas diarias o devenga un salario mensual menor que el salario mínimo legal. Cabe agregar las preguntas dónde están los programas para apoyar el entrenamiento a los trabajadores que sean desplazados en el campo y de la micro, pequeña y mediana empresa de nuestro país, y cómo  elevar los estándares laborales de Nicaragua hacia los más altos existentes en Centroamérica.

Las tareas de mejorar la competitividad empresarial y elevar la productividad de la economía son nacionales y no son exclusivas de un agente económico. Son tareas concertadas y no aisladas entre los agentes económicos, el Estado, los empresarios y los trabajadores, y también mencionaría  a la Comunidad Internacional debido a las condiciones de subdesarrollo económico de nuestro país y de pobreza de nuestra población.

No estar preparados para la liberalización comercial con EE UU, mejor dicho con el establecimiento del arancel cero a un segmento importante de las importaciones de bienes realizadas por Nicaragua, podrá tener efectos negativos en la producción, el empleo y el déficit comercial externo del país. En otras palabras, están latentes los riesgos del cierre de empresas nicaragüenses que no son competitivas por sus altos costos de producción y, consecuentemente, los precios al productor de sus bienes y servicios son más elevados que los precios de los mismos productos importados desde EE UU; el aumento del subempleo de los trabajadores y de la informalidad del mercado laboral, que desde hace varias décadas es el principal problema estructural del mercado laboral; y la profundización del grave déficit comercial de bienes con el exterior, que en 2014 fue igual a 2 mil 402 millones de dólares y a 20.3% del PIB,  al abaratarse los precios de los bienes de consumo provenientes de EE UU.

La apertura de la economía de Nicaragua con el exterior, construida por la proliferación de tratados de libre comercio y el anémico crecimiento económico del país, es total o plena desde el año de 2010 al representar la suma de las exportaciones e importaciones de bienes y servicios no factoriales más del 100% del PIB (106% en 2014). Con este precedente y con la próxima eliminación de los aranceles a la importación de productos estadounidenses, las actividades económicas de Nicaragua que estarían expuestas a un mayor riesgo con son las llamadas “islas” que tienen poco efecto arrastre, o sea, no demandan mucha materias primas nacionales, y tienen poco efecto hacia adelante, es decir, sus productos no son muy demandados como materias primas por otras industrias.

Entre las actividades económicas “islas” que presentan poco encadenamiento con otras actividades económicas y que destinan gran parte de su producción al consumo en el mercado local se distinguen las de frijol, soya, vegetales, hortalizas, frutas, aceites y grasas comestibles, tortillas, bebidas no alcohólicas, prendas de vestir, calzado, jabones, productos farmacéuticos e informática. La mayoría de las empresas que ofrecen estos productos en el mercado interno se clasifican como microempresa, pequeña empresa y mediana empresa.

El arancel cero a la importación de productos estadounidenses también podría afectar a ciertas actividades económicas “motores”´ del país, que demandan muchos insumos nacionales e impulsan el crecimiento económico, tales como el sorgo, embutidos, productos lácteos, productos de panadería y productos de cuero,

Como es usual en nuestro país, urge un diálogo nacional para enfrentar apropiadamente los riesgos de la liberalización comercial que se avecina en el marco del DR-CAFTA.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: