Gadea confía en un presunto delincuente

31 10 2011

En su cierre de campaña en Managua, Fabio Gadea, candidato a presidente de la República por la Alianza PLI, una alianza que hoy se ve bajo la espada de Damocles por la apelación de otras tres facciones del PLI que reclama su representación legal en la Corte Suprema de Justicia (CSJ), afirmó que garantizará un sistema estatal probo, o sea un sistema íntegro, honesto y honrado, pero parece ignorar, o lo han engañado, que uno de sus dos “cerebros” de su sistema, Eduardo Montealegre, es un diputado reacusado con cuentas pendientes con la justicia, amoral, prepotente y soberbio.

Este diputado ha sido acusado penalmente dos veces por este servidor por las graves injurias y calumnias contra mí honor personal y mi reputación profesional que él escribió en la edición del diario La Prensa del 31 de julio de 2008 y en una supuesta carta de disculpas que hizo circular desde la casa de su movimiento político personal el 2 de febrero de 2011 y, además, está acusado por la Fiscalía General de la República junto a otras 38 personas por su presunta delincuencia en contra de nuestra nación por su aprobación de los procedimientos “a sobre cerrado” y “a golpe de martillo” en las subastas de bienes públicos realizada en el Banco Central de Nicaragua (BCN) en el primer semestre de 2003 y por su “reingeniería financiera” al reestructurar la deuda por las liquidaciones bancarias que nos heredó ilícitamente “infladas” el abogado Noel Ramírez.

¿Cómo creerle al candidato del PLI, Fabio Gadea, que su sistema estatal será probo? ¿Cómo esperar que el candidato a primer diputado nacional del PLI, Eduardo Montealegre, deje de estar al margen de la ley? Es muy difícil imaginar que este diputado goce de la confianza de los nicaragüenses, cuando él propinó un golpe de 23.4 millones de dólares a la población nicaragüense con la emisión de dos Bonos Cupón Cero al reestructurar la deuda por CENIs/INTERBANK, en su carácter de ministro de Hacienda y Crédito Público y miembro del Consejo Directivo del BCN en el gobierno de Enrique Bolaños. Es muy difícil que los nicaragüenses confíen en la persona de Eduardo Montealegre que se burla constantemente de la ley y de las autoridades judiciales, pero también es sorprendente que el candidato a presidente de la Alianza PLI confíe a ciegas en un perseguido de la justicia que se escuda en su inmunidad de diputado y alarga la fila de los impunes de nuestro país.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: