Nicaragua está expuesta a los riesgos de una recesión económica mundial

27 08 2011

Nicaragua transitará en un entorno menos favorable al crecimiento y con elevados, aunque desacelerados, precios de materias primas en los próximos años. Nicaragua no está preparada para eludir el impacto de una nueva recesión en la economía de Estados Unidos, porque la diversificación de nuestra economía y de nuestros mercados externos no es una tarea de corto plazo.

El problema económico estadounidense no es coyuntural, por su actual anémico crecimiento cercano a 2% anual y por su elevada tasa de desempleo de 9.2%. Además, el Congreso estadounidense recientemente limitó el espacio fiscal para nuevas inversiones públicas en infraestructura económica y la Fed, el banco central estadounidense, sólo tiene a mano el instrumento de “relajamiento cuantitativo” o la emisión de dinero para comprar bonos del Tesoro, ya que sus tasas de interés están muy cercanas a cero por ciento.

Las contradicciones políticas y la teoría económica no han facilitado ideas para sacar de la crisis a la primera economía del mundo. Por otro lado, el problema de la deuda pública y la política fiscal anti deficitaria de la Eurozona ha estancado a sus economías más fuertes, como son las de Alemania y Francia. La economía de China se desacelera por la menor demanda externa de las economías avanzadas y por la aceleración de su tasa de inflación, por lo cual se ha visto obligada a elevar la tasa de interés y esto provocará la desaceleración de los precios internacionales de las materias primas.

Como es conocido por los estudiantes de primeros años de las facultades de ciencias económicas, desde siempre la economía nicaragüense ha sido muy “dependiente” de las materias primas que exporta, y este hecho nos conduce a recordar que ningún país se ha desarrollado sobre la base de las materias primas; en otras palabras, Nicaragua no se podrá desarrollar sobre la base de productos agropecuarios y para desarrollarse tendrá que levantar una agroindustria competitiva.

En 2010 el valor de las exportaciones de bienes agropecuarios, pesqueros y agroindustriales participó con el 77% en el valor total de las exportaciones domésticas de bienes FOB de Nicaragua, entre los cuales se destacaron, en orden de importancia, el café, la carne de bovino, lácteos, azúcar, productos alimenticios diversos (café y galletería), el maní, el frijol, el camarón (de cultivo y de mar) y la langosta,

En ese mismo año, el 91% del valor de las exportaciones domésticas de bienes FOB se concentró en ocho destinos que son, en orden de importancia, Estados Unidos, Centroamérica, Venezuela, Unión Europea, Canadá, México, Taiwán y Federación Rusa.

¿Cuál ha sido la diversificación del mercado de las exportaciones entre 2006 y 2010? En puntos porcentuales, se observaron aumentos de participación en el valor total de las exportaciones domésticas de bienes FOB de 13.2 en Venezuela, 4.2 en Canadá, 1.1 en Taiwán, y 0.5 en la Federación Rusa; sin embargo, esos aumentos se vieron acompañados de caídas de participación de 11.4 en Centroamérica, 4.6 en la Unión Europea, 2.0 en Estados Unidos y 1.8 en México. Por lo tanto, diversificar mercados para las exportaciones también no es una tarea que ayude a acorazar nuestra economía en el corto plazo, pero es aceptable afirmar que el largo plazo comenzó a ser buscado ayer para protegernos de una crisis económica mundial en el futuro.

Durante la administración del presidente Daniel Ortega es muy probable que el crecimiento económico promedio anual sea de 2.7%, muy bajo debido a la severa recesión económica mundial que afectó a nuestro país en 2009, cuando el Producto Interno Bruto (PIB) Real cayó 1.5%. La economía no ha crecido bastante y el desempleo global (abierto y equivalente asociado con el subempleo) afecta a casi el 27% de la población económicamente activa.

Excluyendo la inflación de los precios de los combustibles y de los alimentos, cuyos precios provocan choques externos a nuestra economía, la tasa de inflación promedio anual en los cinco años de mandato del presidente Daniel Ortega será aproximadamente igual a 6.7%, la cual es levemente superior a su piso de 5% que corresponde a la tasa de devaluación anual, dada la proliferación de mecanismos de indexación de precios en córdobas con respecto al tipo de cambio; y el saldo de las reservas internacionales brutas tiende a aumentar un millardo de dólares. Todo lo anterior, por supuesto, ha contribuido a mantener la estabilización macroeconómica del país.

Ese escenario macroeconómico, por el cual esta administración pública ya aprobó con excelencia el Programa “Servicio de Crédito Ampliado” (SCA) suscrito con el Fondo Monetario Internacional, no implica que Nicaragua está mejor preparada para resistir otra recesión de la economía estadounidense, tal como lo han afirmado algunos servidores públicos. Es necesario, por supuesto, continuar avanzando en los procesos de largo plazo de diversificación de los productos de exportación y de diversificación de los mercados de exportación, y reitero que esto no se logra de la noche a la mañana.

Y si todavía existe una mano invisible del mercado, es más urgente poner a funcionar la mano visible del Estado para evitar y sancionar el libertinaje del mercado y asegurar el resurgimiento y la libertad del mercado.


Acciones

Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s