Los efectos de los precios internacionales en la tasa de inflación de Nicaragua en 2011

26 04 2011

De acuerdo con datos de la United Nations Conference on Trade and Development  (UNCTAD), entre junio de 2009 y marzo de 2011 los precios internacionales de los alimentos se incrementaron 33% y los precios internacionales de los insumos agrícolas subieron 42%. En ese mismo lapso, el precio de un barril de petróleo WTI trepó 37%, al pasar de US$75.35 en junio de 2010 a US$102.94 en marzo de 2011.

Los aumentos de estos precios internacionales han sido formidables en los últimos nueve meses. Tomando en cuenta una muestra de datos anuales del Producto Interno Bruto (PIB) Real y del Índice de Precios al Consumidor (IPC) a diciembre de cada año de Nicaragua correspondientes al período 1994-2010, que fueron actualizados recientemente por el Banco Central de Nicaragua (BCN), puedo concluir que si el precio del petróleo WTI aumenta 1%, en Nicaragua la tasa de inflación de precios al consumidor se incrementaría en 0.64%.

La ventaja de que se aminore la aceleración de la tasa de inflación se basa en que Nicaragua ya inició la reducción de la dependencia de hidrocarburos para la generación de electricidad. De acuerdo con datos del INE y ENEL, durante el gobierno de Enrique Bolaños, el fuel oil y el diesel generaron el 70% de la energía eléctrica; en los pasados cuatro años de gobierno de Daniel Ortega, ese porcentaje ha disminuido 4 puntos porcentuales, o sea hasta el 66%.

Esa ventaja también se basa en la disminución de la intensidad petrolera de Nicaragua, o sea el consumo de barriles de hidrocarburos por un mil millones de dólares de Producto Interno Bruto (PIB) de Nicaragua. Con base en datos del Banco Central de Nicaragua (BCN) y del Ministerio de Energía y Minas (MEM), en 2000 se consumieron 2,014,812 barriles de hidrocarburos por 1 mil millones de dólares de PIB y en 2010 se registraron 1,415,709 barriles de hidrocarburos por el mismo monto del PIB: una reducción del 30% en el transcurso de 11 años.

Sin embargo, en 2010 nuestro país refleja una baja productividad económica, apenas de 3 mil 122 dólares a precios de 1994 por persona ocupada plena; la apertura de la economía, o sea el porcentaje del PIB en concepto de exportaciones e importaciones de bienes y servicios, es de 95%, muy elevada como un resultado de los tratados de libre comercio y que expone al país a los choques externos, como el de los precios del petróleo, de las materias primas y de los alimentos; y nuestra producción es muy pequeña, porque el PIB Nominal de 2010, US$6,551 millones, representó apenas el 4.4% del PIB del istmo centroamericano, incluyendo a Panamá.

Por lo tanto, en 2011 tenemos una grave exposición al riesgo de la aceleración de la tasa de inflación internacional y, por ende, a una desaceleración del crecimiento económico esperado en este año. Vamos a suponer que el precio promedio anual de un barril de crudo WTI salte de US$79.38 en 2010 a US$100 en 2011, lo que indicaría una tasa de aumento promedio anual de 26%; con ese mismo supuesto del aumento de US$20.62 del precio promedio anual del petróleo, y manteniendo constante la inversión fija (construcción y maquinaria y equipo), la tasa de crecimiento económico anual de nuestro país se desaceleraría en 2.3 décimas porcentuales, con lo cual mi pronóstico de crecimiento económico de 3.62% para este año podría disminuir a 3.39%.

Los efectos del aumento de 26% promedio anual del precio del crudo WTI sobre algunos precios en nuestro mercado interno se presentan a continuación (los porcentajes de aumentos son acumulados de diciembre de 2010 a diciembre de 2011).

El precio del fuel oil se incrementaría aproximadamente un 14%, y esto provocaría otro aumento alrededor de 4% de la energía eléctrica, pero las tarifas de electricidad fueron congeladas por el gobierno gracias a un subsidio que es financiado con un préstamo del ALBA con 0% de interés, según el anuncio del presidente Daniel Ortega, que en cierto momento deberá cancelarse y dudo que se efectúe con una donación de recursos externos.

Los precios de la gasolina regular y del diesel tenderían a crecer 12% y 10% respectivamente, pero el anuncio presidencial garantizó sólo el subsidio de los precios del transporte colectivo (buses urbanos e interurbanos) y del transporte selectivo (taxis) de pasajeros. Por consiguiente, las alzas de precios de estos combustibles líquidos afectarán los costos de producción de bienes y servicios y los ingresos de las familias que poseen vehículos.

De acuerdo con mis estudios económicos, las actividades económicas de nuestro país que muestran una alta participación de la energía y los combustibles en sus estructuras de costos de producción son, en orden de importancia, agua y energía eléctrica, transporte y comunicaciones, pesca y minería. Por líneas de producción, los impactos de esas alzas de precios de combustibles son más relevantes en energía eléctrica, transporte terrestre de taxi, camarón marino, langosta, madera, transporte terrestre de carga, minería metálica, arroz de riego, pescado y agua potable.

Los precios de los alimentos en nuestro mercado interno no están supeditados sólo a los precios de los combustibles sino también al comportamiento de sus precios en el mercado internacional. Recientemente, el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectó para este año los siguientes niveles de inflación: (i) la tasa de inflación del índice de precios internacional de productos no combustibles y de combustibles, 29.2%; (ii) la tasa de inflación del índice de precios internacional de alimentos y bebidas y de insumos industriales, 25.1%; (iii) la tasa de inflación del índice de precios internacional de insumos agrícolas y metales, de 26.0%; la tasa de inflación del índice de precios internacional de alimentos, 24.1%; y (iv) la tasa de inflación del índice de precios internacional de cereales, 38.9%.

Un ejemplo de los efectos de los precios internacionales sobre los precios locales de los alimentos es que la comida típica nicaragüense, el “gallo pinto” será más cara, porque los precios al consumidor  nicaragüense de arroz y maíz se elevarían 4.6% y 9.6% respectivamente, como un  resultado exclusivo del alza anual de 26% del índice de precios internacional de insumos agrícolas pronosticado por el FMI.

En conclusión, con los supuestos que en 2011 (i) el precio CIF promedio anual de un barril de petróleo pagado por Nicaragua sea de US$96, asociado con un precio promedio anual un barril de petróleo WTI de US$100, (ii) el medio circulante o dinero (M1) aumente 33% debido al gasto electoral equivalente a US$44 millones y a 0.6% del PIB que ejecutará el Consejo Supremo Electoral, el gasto de los partidos políticos en sus campañas presidenciales que será reembolsado en 2012, el desendeudamiento interno del Gobierno Central, una redención mayor que la colocación de títulos valores del BCN y el pago del aguinaldo, que se concentrarán principalmente en el segundo semestre de este año; y (iii) las crecientes expectativas inflacionarias de corto plazo fundamentadas en el comportamiento de los precios internacionales, pronóstico que la tasa de inflación acumulada anual de los precios al consumidor para este año será de 9.7%, mayor que la de 9.2% del año pasado.

La política fiscal muy restrictiva aprobada por el gobierno para este año estará, pues, acompañada de una política monetaria expansiva, que se intensificará con la administración privada de los recursos del ALBA. No es un momento para que las autoridades públicas se vanaglorien de los resultados económicos, porque el elevado costo de la comida llegó para quedarse.

About these ads

Acciones

Información

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 849 seguidores

%d personas les gusta esto: