Hay que debatir la reforma del sistema de pensiones de seguridad social

29 03 2011

La sostenibilidad del sistema de pensiones está más comprometida por la falta de cobertura de la seguridad social –en 2010 los trabajadores activos asegurados representaron el 26% del total de ocupados-, la cual está asociada con una gran informalidad del mercado laboral –en 2009, los trabajadores del sector informal representaron el 65% de la ocupación total-.

Los mayores de 60 años, que hoy representan el 6% de la población total del país serán el 20% en 2050, de acuerdo con datos del INIDE. En otras palabras, en la actualidad existen 12.4 personas en edad de trabajar por cada jubilado y 6.6 cotizantes por 1 pensionado, con lo cual se demuestra que la seguridad social no está comprometida con el envejecimiento de la población, como se observa en Europa.

El problema financiero del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) se explica con el hecho de las pensiones se pagan con las cotizaciones de los asegurados actuales, que pasan a ser pensionados cuando cumplen 60 años de edad y hayan cotizado durante 15 años o 750 semanas, y reciben una pensión o  a través de sus beneficiarios sobrevivientes entre 15 y 35 años. La pensión mínima es igual al salario mínimo industrial y se ajusta con la tasa de devaluación anual el 30 de noviembre de cada año, mientras que la pensión máxima es equivalente a US$1,500 y el salario máximo de cotización es de C$37,518, de tal manera que los asegurados que devengan un salario mayor que C$37,518 cotizan sobre ese monto. En estas condiciones, el INSS colapsaría entre 2017 y 2021.

De acuerdo con datos del Banco Central de Nicaragua (BCN) y del INSS, al 31 de diciembre de 2009 se registraron 547,693 trabajadores activos asegurados y 82,823 eran pensionados por invalidez, viudez, orfandad, vejez y ascendencia. Según el INSS, en el régimen de invalidez, vejez y muerte (IVM) se requiere elevar la tasa contributiva sobre los salarios hasta 24.7%, en vez del 11% que existe en la actualidad (7 puntos porcentuales para el empleador y 4 puntos porcentuales para el trabajador).

De acuerdo con las condicionalidades de reforma estructural establecidas entre el gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI), 2011 es el año en que los agentes económicos (los trabajadores, los empresarios y el gobierno) deben buscar un consenso entre las opciones que ha presentado el INSS para la reforma parcial de los fondos de seguridad social, ya que sólo se reformarán las pensiones –cuyo monto anual desembolsado en 2009 fue equivalente a US$149 millones y al 2.4% del PIB de ese año- y se mantendrán los de salud-subsidios, riesgos profesionales y servicios sociales. Pero a la fecha actual, no se ha iniciado el diálogo para la búsqueda de ese consenso, que tome en cuenta las opciones recomendadas por el INSS presentadas a continuación.

¿A cuál edad me tendré que jubilar?

La edad de jubilación se aumentará gradualmente de 60 a 65 años. Los trabajadores nacidos en 1967, o que tengan 45 años de edad en 2012 iniciarán este esquema. Las edades de jubilación se reajustarán por grupos de dos años: los nacidos en 1967 y 1968 se jubilarán cuando tengan 61 años, o sea en 2028 y 2029; luego los nacidos en 1969 y 1970 entrarán al nuevo esquema en 2014 y 2015 y se jubilarán cuando tengan 62 años, o sea en 2031 y 2032; y así sucesivamente hasta los nacidos en 1975 y 1976, que tendrán 37 y 36 años en 2012, entrarán en el nuevo esquema en 2020 y 2021 –los años en que la nueva edad de jubilación quedará establecida- y se jubilarán cuando tengan 65 años, o sea en 2040 y 2041. La reforma no reducirá las pensiones de los pensionistas actuales, sino sólo a los nuevos pensionistas y cotizantes del futuro. Entrará en vigor en 2012 y su transitoriedad durará hasta 2028, cuando se retiren los primeros pensionistas con 65 años. La incidencia más importante de la reforma es, pues, en términos de confianza económica.

¿Cuántos años tendré que trabajar para cobrar toda la pensión?

El trabajador asegurado cotizará 30 años para tener derecho a recibir una jubilación. Actualmente ese período es de 15 años y el promedio de años cotizados es de 24 años.

¿Aumentará el salario máximo cotizable?

Sí, en función del la tasa de crecimiento general del salario del sistema de seguridad social.

¿Cuál es la nueva fórmula para calcular mi pensión?

El cálculo de las pensiones incluye un factor básico del 70% y un factor de acumulación del 1% anual con 30 años de cotizaciones y salario de referencia por el promedio de su vida laboral. Los cotizantes con menores salarios alcanzan una tasa de reemplazo de 100% y los restantes, a partir del salario mínimo, van obteniendo tasas de reemplazo menores hasta un mínimo de 54.5% a partir de salarios cotizados equivalentes a 14 salarios mínimos. El ajuste de las pensiones se hará en función del aumento general de los salarios de la población asegurada y no habrá una pensión mínima equivalente al salario mínimo. Esta fórmula se incorporará gradualmente en un plazo de 10 años.

¿Aumentará la participación de jóvenes?

La edad promedio de nuevos asegurados es de 23 años correspondiente al grupo de edad de nuevos asegurados entre 19 y 29 años, que representa el 75% de los nuevos asegurados. La reforma pretende aumentar la participación de trabajadores jóvenes en un 25%.

¿Se incrementará la tasa de contribución en el régimen IVM?

La actual tasa de 11%, alcanzada con 1 punto porcentual a partir del 1 de enero de 2010, se elevara hasta 13% de los salarios cubiertos, mediante 1 punto porcentual en 2013 y 1 punto porcentual en 2016.

¿Podrán los trabajadores ahorrar montos adicionales a la cuota establecida?

Sí, ya que podrán tener una cuenta individual separada, manejada por el INSS, que acumulará intereses de acuerdo con los rendimientos de la cartera de inversiones del INSS; al momento de la jubilación del asegurado, se le retornará el monto ahorrado en cuotas mensuales hasta el momento de su defunción, y el saldo restante será entregado en un solo pago a sus beneficiarios.

Las opciones de la reforma de la seguridad social no consideraron la posibilidad de que los trabajadores puedan jubilarse anticipadamente, en forma voluntaria, entre los 60 y 65 años, siempre que hayan cotizado 30 años, por lo cual no existe idea alguna de un posible coeficiente reductor por año de anticipo sobre la edad ordinaria de la jubilación.

Tampoco se tomó en cuenta si los trabajadores que decidan prolongar su carrera laboral más allá de los años de jubilación cobrarán más pensión una vez que se jubilen. En otras palabras, se desconoce si con el nuevo régimen de seguridad social estos trabajadores podrán acumular el 1% anual después de los 30 años de cotizaciones.

También no se sabe cuándo será revisado este nuevo sistema de pensiones con los nuevos parámetros que determine la esperanza de vida de los nicaragüenses. Entre las opciones presentadas por el INSS no se observa un compromiso gubernamental para revisar periódicamente el sistema y adecuarlo a sus requerimientos, tomando en cuenta la posibilidad de que nuestro país tenga un mayor crecimiento económico y se generen más ingresos. Definitivamente, los técnicos que propusieron esta reforma no tomaron en cuenta ningún escenario de crecimiento de largo plazo de la economía nicaragüense.

El debate social y político es necesario para lograr el consenso de esta reforma del sistema de pensiones. No es suficiente tocar edades, años de cotización y cálculos de las nuevas pensiones, sino pensar qué es lo que quiere la sociedad. La ecuación de hoy es que trabajamos menos años y la esperanza de vida al nacer aumenta. La ecuación del futuro es que trabajaremos más años, hasta los 65 años de edad, y viviremos más años, pero no tantos para gozar de una pensión hasta los 80 años, mucho menos 90 años.

El acuerdo para reformar las pensiones debe ser legislado en 2012. Los sindicatos se opondrán a retrasar la edad de jubilación y a incrementar el período de cotizaciones, y es muy probable que reclamen aumentar la base de cotizantes, mejorar los sueldos y formalizar el mercado laboral. Para la sostenibilidad fiscal, la reforma está llegando en un momento en que el gobierno ha dispuesto restringir severamente el déficit fiscal y ha sido presionado por el FMI a reducir el creciente nivel de endeudamiento interno, mientras que los otros partidos políticos guardan de momento sus cartas y no se pronuncian al respecto ante la población. Por otro lado, los empresarios se resienten cuando el gobierno les aumenta los impuestos directos, y ahora les espera dos puntos porcentuales más sobre el valor de la planilla en concepto de aporte patronal al INSS. El debate social y político es necesario.

Anuncios




Diputado cree ser un juez

29 03 2011

Un diputado inmune e impune, que se autodenomina un demócrata y un respetuoso de nuestras leyes, desde hace más de dos años pretende ser juez de sus propios actos.

Me refiero al diputado Eduardo Montealegre Rivas, a quien he reacusado debido a sus injurias y calumnias contra mi persona que él escribió y La Prensa publicó el 31 de julio de 2008 y que las reescribió, agregando nuevas injurias, en una supuesta carta de disculpa fechada el 2 de febrero de 2011, que él firmó y no tuvo la valentía de entregármela personalmente.

Además, este diputado también es acusado por la Fiscalía General de la República por sus actos inapropiados que cometió en el segundo trimestre de 2003, cuando reestructuró la deuda pública interna por liquidaciones bancarias, y que también llevó a cabo en las subastas de los activos de los bancos liquidados realizadas entre el 21 de mayo y el 25 de agosto de 2003, tal como yo ayudé a demostrarlas en mis investigaciones ad honorem que me solicitó en enero de 2006 la Contraloría General de la República sobre el rescate de los depositantes de cuatro bancos que se realizó en los años de 2000 y 2001. Una investigación muy profesional, por la cual he perdido muchos amigos, pero no importa porque he ganado muchos más amigos.

Con sus insultos públicos para este servidor, que dejan mucho que desear en una persona educada e inteligente, el diputado reacusado ha tenido la sorprendente capacidad de transformarse de querellado en querellante, de injuriador en injuriado, de soberbio en humilde, de calumniador en calumniado, de acusado en acusador, de arrogante en sencillo, de culpable ex ante en inocente ex post, de investigado en investigador, de mentiroso en sincero, de ofensor en ofendido, de malicioso en ingenuo, de prepotente en tolerante, de violador de derechos humanos en violado en sus derechos humanos. Es formidable la tarea pública que ha realizado el diputado reacusado Eduardo Montealegre Rivas en tratar de ocultar su presunta delincuencia y aparentar ser una persona honrada, honorable y de intachable moral.

Sus ingentes esfuerzos camaleónicos lo deben haber fatigado demasiado, porque en su arrebato de transformarse de legislador en juez declaró públicamente que ya puso una lápida a mi acusación en el Juzgado Sexto Local de lo Penal de Managua a cargo de la Juez María Ivette Pineda Gómez, pero nunca pensó que debido a su carta insultante e injuriosa que me escribió y que él distribuyó desde la casa de su movimiento político yo pondría una segunda acusación que le espera en el Juzgado Séptimo Local de lo Penal de Managua, a cargo del Juez Henry Morales Olivares, el próximo lunes 11 de abril de este año, a las 8:30 a.m..

La calidad del ciudadano Eduardo Montealegre Rivas no corresponde a la de un hombre probo y recto, porque huye de la justicia escudado en su inmunidad. La calidad del diputado Eduardo Montealegre Rivas no corresponde a la de un demócrata, porque el mal uso que él da a su inmunidad lo convierte automáticamente en un impune más en la extensa fila de personas que se burlan de la Ley y  de los funcionarios y las instituciones judiciales.

Si mi demanda sólo exige una retractación en forma escrita y manda a publicar por el Juez en los medios en que el reacusado diputado ha publicado y enviado sus escritos injuriosos y calumniosos, mas no implica prisión para el acusado pero si lo demandaré por todos los daños morales y económicos que él ha causado a mi familia, con más razón el diputado Eduardo Montealegre Rivas se escuda en su inmunidad para no enfrentar la acusación de haber propinado un golpe al presupuesto de la República de Nicaragua de 23 millones de dólares, cuando fungió como ministro de Hacienda y Crédito Público en el gobierno del Ing. Enrique Bolaños, con su “reingeniería financiera” de conceder dos Bonos Cupón Cero en la reestructuración deuda CENIS/INTERBANK y, además, de haber aprobado, siempre como guardador del Tesoro de Nicaragua, las modalidades de “sobre cerrado” y “golpe de martillo” en las subastas de activos de cuatro bancos liquidados, INTERBANK, BANCAFÉ, BAMER y BANIC, en vez de haber exigido la modalidad de “precio base” para salvaguardar los intereses económicos de nuestra Nación. Estoy dispuesto a debatir y demostrar públicamente esas acciones inapropiadas del diputado reacusado, en la fecha y el lugar que él determine. 

Tras ese gravísimo atropello al presupuesto nacional, ninguno de los funcionarios públicos denunciados por la Contraloría General de la República y posteriormente acusados por la Fiscalía General de la República ha ido a la cárcel, debido a  que el diputado Eduardo Montealegre Rivas no se presentó al llamado del juez Julio César Áreas con su trillado argumento que es inmune, sin pensar que también se ha vuelto impune. Lamentablemente, el diputado reacusado con su muy cuestionable conducta deteriora más, sin enterarse, su imagen pública, pero busca de nuevo ser un candidato a diputado por ser coordinador de un equipo de campaña en las próximas elecciones para continuar burlándose de la Justicia de Nicaragua. Tengan más cuidado los nicaragüenses con este supuesto representante de la democracia nicaragüense.





Información para los banqueros y los socios de los bancos comerciales, al 31 de diciembre de 2010

28 03 2011

El BAC es el más rentable sobre los activos, con un 2.45%. Le siguen el CITI y LAFISE BANCENTRO.

El PROCREDIT es el menos rentable sobre los activos, con un -8.18%. Le siguen el BDF y BANPRO.

El BAC es el más rentable sobre el capital, con un 18.91%. Le siguen el CITI y LAFISE BANCENTRO.

El PROCREDIT es el menos rentable sobre el capital, con un -87.08%. Le siguen el BDF y el BANPRO. 

Mientras el «spread» de la banca comercial es de 11.74 puntos porcentuales (o de 1,174 puntos básicos), el CITI tiene el mayor margen entre las tasas de interés activas y pasivas ponderadas (asociadas tanto con el córdoba como con el dólar estadounidense), con 27.23 puntos porcentuales. Le siguen el PROCREDIT con 21.54 puntos porcentuales y el BDF con 11.95 puntos porcentuales.

LAFISE BANCENTRO tiene el menor margen financiero, con 8.96 puntos porcentuales. Le siguen el BAC con 9.58 puntos porcentuales y el BANPRO con 10.49 puntos porcentuales.

El CITI muestra el mayor rendimiento de cartera, o sea una proporción de ingresos financieros con respecto al monto de préstamos es igual a 30.76%. Le siguen el PROCREDIT y el BANPRO.

El BAC tiene el menor rendimiento de cartera, con un 13.02%, seguido por el BDF y LAFISE BANCENTRO.

El BAC tiene mayor liquidez, en córdobas y dólares, como proporción de su activo total, con un 33.50%. Le siguen el CITI y el BANPRO.

El BDF tiene la menor liquidez, en córdobas y dólares, con un 22.41% como proporción de su activo, seguido por el PROCREDIT y LAFISE BANCENTRO.

El BAC posee la mayor liquidez en córdobas como proporción de los depósitos en córdobas, con un 42.67%. Le siguen el PROCREDIT y el BANPRO.

LAFISE BANCENTRO tiene la menor liquidez en córdobas, con un 25.44% del monto de sus depósitos en córdobas, seguido por el CITI y el BDF.

El CITI muestra la mayor liquidez en dólares como proporción de los depósitos en dólares, con un 48.97%. Le siguen el BAC y el BANPRO 

El BDF tiene la menor liquidez en dólares, con un 27.82% del monto de sus depósitos en dólares, seguido por el PROCREDIT y LAFISE BANCENTRO.

LAFISE BANCENTRO tiene el mayor porcentaje de cartera de corto plazo, con un 24.74% de la cartera de crédito bruta. Le siguen el BANPRO y el BAC.

El CITI tiene el mayor porcentaje de cartera de largo plazo, con un 97.86% de la cartera de crédito bruta. Le siguen el PROCREDIT y el BDF. 

El BAC maneja con más eficacia su cartera de préstamos, al reflejar un nivel de préstamos igual a 12.55 veces el monto de los gastos administrativos. Le siguen LAFISE BANCENTRO y el BANPRO.

El CITI maneja con menos eficacia su cartera de préstamos, con un nivel de préstamos igual a 5.16 veces sus gastos administrativos, seguido por el PROCREDIT y el BDF.

El BAC es el más eficaz en la generación de ingresos financieros, al mostrar la mayor proporción de utilidad financiera respecto a los gastos administrativos, con un 131.95%. Le siguen LAFISE BANCENTRO y el CITI.

El PROCREDIT es el menos eficaz en la generación de ingresos financieros, al ser su utilidad financiera igual al 34.97% de sus gastos administrativos, seguido por el BDF y el BANPRO.

LAFISE BANCENTRO tiene la mayor productividad de servicios, al reflejar la mayor proporción de ingresos no financieros respecto a los gastos administrativos, con un 61.29%. Le siguen el BAC y el BANPRO.

El PROCREDIT tiene la menor productividad de servicios, cuando sus ingresos no financieros equivalen al 13.48% de sus gastos administrativos, seguido por el CITI y el BDF 

El BANPRO capta más depósitos respecto a su patrimonio, con un nivel de 10.86 veces. Le siguen el LAFISE BANCENTRO y el BDF.

El CITI capta menos depósitos en relación con su patrimonio, con un nivel de 4.86 veces, seguido por el BAC y el  PROCREDIT.





Información para los usuarios de los servicios bancarios, al 31 de diciembre de 2010

25 03 2011

LAFISE BANCENTRO es el que tiene la mayor cartera corriente, o sea que prácticamente no tiene cartera vencida, con 98.38%. Le siguen el PROCREDIT y el BAC.

El BANPRO tiene la mayor proporción de la cartera vencida, la cual es igual a 2.79%. Le siguen CITIBANK y el BDF.

El CITI posee la mayor adecuación de capital, que es de 19.3%. Le siguen el BDF y el PROCREDIT.

LAFISE BANCENTRO presenta la menor adecuación de capital, que es de 15.5% (la norma establecida es 10%), seguido por el BAC y el BANPRO.

LAFISE BANCENTRO tiene el mejor colchón para riesgos, ya que su reserva de cartera y su patrimonio es igual a 15.26 veces el monto de crédito vencido. Le siguen el CITIBANK y el PROCREDIT.

El BANPRO posee el menor colchón para riesgos, debido a que su reserva de cartera y su patrimonio es igual a 8.10 veces el monto de crédito vencido, seguido por el BDF y BAC.

El BAC muestra la mayor cobertura contra riesgos cambiarios, o sea la menor proporción de la liquidez en córdobas neta de depósitos a la vista en córdobas en relación con el activo total. Le siguen LAFISE BANCENTRO y el CITIBANK.

El BANPRO tiene la menor cobertura contra riesgos cambiarios, seguido por el PROCREDIT y EL CITIBANK.

El CITI ofrece más servicios al público, al representar sus ingresos no financieros el 8.33% del monto de la cartera de crédito bruta. Le siguen el BANPRO y LAFISE BANCENTRO.

El PROCREDIT ofrece menos servicios al público, al representar sus ingresos no financieros el 2.42% del monto de la cartera de crédito bruta, seguido por el BDF y el BAC.

El BAC tiene más usuarios de crédito, con un total de 219,446 prestatarios, que representan el 33.68% de todos los clientes que obtuvieron préstamos en el sistema bancario. Le siguen el CITI y el BANPRO.

El PROCREDIT tiene menos prestatarios, sólo 21,052 clientes, seguido por el BDF y  el LAFISE BANCENTRO.

El CITIBANK cobra la mayor tasa de interés anual sobre préstamos en córdobas y dólares, con un 30.55%. Le siguen el PROCREDIT con un 25.56%, y el BDF con un 15.08%.

El LAFISE BANCENTRO cobra la menor tasa de interés anual sobre préstamos en córdobas y dólares, con un 11.85%. Le siguen, el BAC con un 12.68% y el BANPRO con un 13.08%.

El BDF registra el mayor número de cuentas de depósitos de ahorro y a plazos, con un total de 191,660. Le siguen el BANPRO y el BAC.

El CITI tiene el menor número de cuentas de depósitos de ahorro y a plazos, con 25,687. Le siguen LAFISE BANCENTRO, y el PROCREDIT.

El PROCREDIT paga la mayor tasa de interés anual sobre depósitos de ahorro y a plazos en córdobas y dólares, con un 4.02%. Le siguen el CITI con un 3.32% y el BDF con un 3.13%.

El BANPRO paga la menor tasa de interés anual sobre depósitos de ahorro y a plazos en córdobas y dólares, con un 2.59%. Le siguen LAFISE BANCENTRO con un 2.88%, y el BAC con un 3.10%.

El PROCREDIT tiene la mayor proporción de crédito financiado con los depósitos del público, con un 96.09%. Le siguen el BAC y el CITIBANK.

El BANPRO tiene la menor proporción de crédito financiado con los depósitos del público, con un 48.00%. Le siguen  LAFISE BANCENTRO y el BDF.





La economía centroamericana en 2011

24 03 2011

El desempeño de las economías centroamericanas, pequeñas y muy abiertas, está determinado por las condiciones de la economía internacional, las cuales se transmiten por las vías comerciales y financieras.

La producción y el mercado laboral

La economía del istmo centroamericano creció 3.7% en 2010, después de haberse contraído casi medio punto porcentual en 2009, y la trayectoria de dicho crecimiento en 2011 es similar a la del año pasado, al pronosticar COPADES un aumento del Producto Interno Bruto (PIB) Real regional de 3.7% y, excluyendo a Panamá, de 3.2%, de tal manera que el ingreso per cápita promedio anual se elevará alrededor de 2.0%. En precios corrientes o en términos nominales, el PIB alcanzaría el valor de US$161,032 millones y en términos per cápita sería igual a US$3,714. La población total del istmo centroamericano en este año es de 43.4 millones de habitantes.

Hay grandes disparidades a nivel regional en términos del nivel de producto por habitante. Por una parte, Costa Rica y Panamá mostrarán niveles de los más altos de América Latina con PIB nominales por habitante en 2011 estimados por COPADES de US$8,789 y US$8,358 respectivamente. En una posición intermedia se ubicarían Guatemala y El Salvador con productos por habitante en 2011 de US$3,025 y US$3,658, respectivamente. En contraste, Honduras y Nicaragua registran productos por habitante de los más bajos en América Latina: US$1,903 y US$1,183 respectivamente en 2011.

La demanda interna desacelerará su crecimiento por una menor acumulación de inventarios, pero el consumo privado y la inversión aumentarán a un mayor ritmo que el del año pasado debido a las mejores expectativas empresariales y la mayor confianza de los consumidores en la mayoría de los países, aunque el motor de crecimiento vuelve a ser la exportación de bienes y servicios.

Sin embargo, aún con ese desempeño productivo el mercado de trabajo centroamericano no se ha recuperado de los efectos de la recesión económica de 2009, porque la tasa de desempleo abierto se mantendrá en torno al 6.2% de la población económicamente activa en este año.

 El sector externo

En el ámbito del sector externo, vuelve a expandirse el déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos hasta US$10,222 millones, equivalentes al 6.3% del PIB (5.3% del PIB en 2010), debido al mantenimiento de la recuperación del nivel de actividad económica y a las alzas de los precios internacionales del petróleo, de las materias primas y de los alimentos, pese al aumento del valor de las exportaciones de bienes y servicios. El valor de las exportaciones de bienes se pronostica en US$46,171 millones, que es 9.5% mayor que el valor registrado en 2010. Por su parte, el comercio intra-regional continuará creciendo en 2011, al preverse un valor total de exportaciones de US$7,426 millones, 13.7% superior en relación con 2010. Las importaciones de bienes CIF totalizarán US$72,734 millones y muestran un crecimiento de 12.2% con respecto a 2010,

El déficit en cuenta corriente de la balanza de pagos se financiará sin complicaciones debido a los mayores flujos de capital privado, especialmente la inversión extranjera directa y el capital financiero bancario, y de cooperación oficial, principalmente préstamos externos de organismos multilaterales para financiar la inversión pública. En total, la cuenta de capital y financiera de la balanza de pagos muestra un balance positivo de US$11,126 millones, equivalentes a 6.9% del PIB pero aún inferiores al monto de los flujos observados en 2008, un año antes de los efectos de la recesión económica mundial en el istmo.

Finanzas gubernamentales

Se la iniciado el ajuste de las finanzas públicas, aunque ese ajuste ya se observó en 2010 en Nicaragua y Honduras que implementaron reformas tributarias y contención del gasto presupuestario.

El déficit fiscal promedio regional se mantendrá en el mismo nivel observado en 2010, o sea 3.7% del PIB. Los ingresos tributarios tienden a aumentar levemente –Costa Rica es el único país que no ha reformado su política tributaria, y la presión tributaria disminuirá levemente a 14.7% del PIB. Los egresos presupuestarios reflejan los esfuerzos de contención y consolidación fiscal, de tal forma que la relación Gasto/PIB se mantiene en el nivel de 18.6%, que es igual al observado en 2010.

El crédito bancario

El crédito bancario ha comenzado a recuperarse lentamente en 2010 y aunque muestra crecimiento en términos nominales permanecerá estancado como un porcentaje del PIB en el nivel de 36.2% observado en 2010,  el cual es inferior al observado en 2008 de 39.3% del PIB.

Inflación y mercados cambiarios

En promedio, los precios al consumidor en la región centroamericana se acelerarán en 5.6% anual, debido a  la recuperación de la demanda interna y a los mayores precios internacionales del petróleo, de las materias primas y de los alimentos.

Los países que tendrán las mayores tasas inflacionarias son Nicaragua y Honduras, con 9.5% y 8.0% respectivamente, influenciadas por los precios de los combustibles; las dos economías dolarizadas del istmo, Panamá y El Salvador, tendrán las tasas de inflación más bajas, 4.0% y 3.5% en el mismo orden; en Costa Rica y Guatemala, los precios al consumidor se elevarán alrededor del 6%.

Como un resultado del aumento de los precios internacionales de las materias primas, de la expansión de la brecha en la cuenta corriente de la balanza de pagos y de la menor afluencia de capitales externos relacionados con el arbitraje de las tasas de interés, el tipo de cambio se depreciará (o se subvaluará) 1.6% en Costa Rica, mientras que las monedas de Honduras y Nicaragua se apreciarán (o se sobrevaluarán) levemente en 0.5% y 0.7%se depreciarán moderadamente las monedas domésticas de los países centroamericanos. En Guatemala, el tipo de cambio real permanecerá constante.





Eduardo Montealegre Rivas robustece su presunta delincuencia

23 03 2011

El pasado viernes 18 de marzo a las 8:30 a.m. el Juez Henry Morales Olivares, a cargo del Juzgado Séptimo Local de lo Penal de Managua, programó la audiencia inicial por mi segunda acusación al diputado ya querellado Eduardo Montealegre Rivas por sus viejas y nuevas injurias y calumnias que escribió y firmó en una supuesta carta de disculpas, en las que con obtusos razonamientos trató desvergonzadamente de imponer sin discusión alguna sus argumentos que niegan sus presuntos delitos, sin mediación alguna porque se hizo representar por un motociclista.

Debido a que en la fecha de la primera audiencia tenía que participar en un Seminario de la Economía de Centroamérica en 2011 para empresarios del sector privado de Honduras, solicité respetuosamente al Juez Henry Morales Olivares la reprogramación de la audiencia por el motivo antes mencionado, el cual no podía ser postergado por la participación de otros economistas distinguidos del istmo centroamericano.

Hoy recibí una cédula judicial de notificación para la reprogramación de la audiencia inicial, que se realizará el lunes 11 de  abril a las 8:30 a.m., a la cual desde ahora confirmo públicamente mi presencia ante la autoridad judicial. Sin embargo, en esta reciente cédula judicial de notificación me enteré que el querellado Eduardo Montealegre Rivas, aunque fue debidamente notificado para la audiencia del 18 de marzo recientemente pasado, no compareció ni justificó su ausencia ante la autoridad judicial, lo cual vuelve a demostrar que este ciudadano irrespeta no sólo a las personas, sino también a las instituciones y a las autoridades del país.

La soberbia, la prepotencia y la arrogancia del ciudadano Eduardo Montealegre Rivas, que las ha maximizado con su condición de diputado, lo hacen aparecer como un impune más de nuestro país al creer él que el privilegio de la inmunidad que goza y mal usa es un escudo para proteger una supuesta honorabilidad cuando huye de la Justicia de nuestro país, ignorando que con su conducta acentúa su presunta delincuencia ante los ojos de nuestra nación.

Los nicaragüenses ya saben que el diputado acusado en dos tribunales de justicia por ser un violador de los derechos humanos, es una persona sin escrúpulos, que daña el prestigio y la imagen de las personas desde su posición política y económica. Su autodefensa esgrimida en forma pública está viciada de mentiras, no razona e insulta públicamente, aparenta ser un ingenuo al no entender lo que escribe y lo que firma, y se siente por arriba de la ley sin meditar que se ha puesto al margen de la ley.

Este ciudadano se autodenomina un demócrata pero realmente es un seudodemócrata, porque irrespeta nuestras leyes, porque se siente superior a un Juez, porque se burla de las personas, y porque daña la honra personal, profesional y familiar.

El diputado reacusado Eduardo Montealegre Rivas trata, a toda costa, de seguir gozando de inmunidad y de la protección de sus aliados políticos en el largo plazo, con el fin de no enfrentar la justicia por los delitos que él ha cometido, que como él muy bien sabe van más allá de mi demanda por injurias y calumnias.

Como se lo dije en una ocasión, él tiene que explicar a la Nación y al Juez sus actos inapropiados que causaron severos daños al presupuesto y al patrimonio de la nación nicaragüense. Mientras continúe evadiendo la Justicia de nuestro país, más deteriora su imagen personal. Ese es el resultado de su soberbia, prepotencia y arrogancia, y también de su mal uso de la inmunidad parlamentaria que lo convierte en un impune ante los ojos de nuestra nación.





Expectativas sobre el sistema bancario de Nicaragua en 2011

23 03 2011

La banca comercial nicaragüense está en una encrucijada, al padecer de una excesiva liquidez y de una severa desconfianza para intermediar crédito a las actividades económicas, debido a su conducta de concentrar una gran parte los depósitos del público en crédito de corto plazo a las familias y al comercio importador especialmente de bienes de consumo.

Las tasas de interés, aunque han disminuido más las pasivas que las activas (específicamente en diciembre de 2010), continúan siendo no competitivas al compararlas con las del resto de países del istmo centroamericano, no obstante la presencia de una excesiva liquidez que seguirá creciendo este año. No existen estímulos para el ahorro financiero (la tasa de interés anual asociada con el córdoba con mantenimiento de valor más la tasa de devaluación anual es menor que la tasa de inflación acumulada anual) ni atracción de prestatarios porque el costo del crédito es el más alto entre los países centroamericanos.

En 2011 se observará la cuarta caída anual del saldo de crédito bancario, en términos reales, o dolarizado o en porcentajes del Producto Interno Bruto (PIB). COPADES pronostica que el total de préstamos caerá de 31.2% del PIB en 2010 a 26.8% del PIB en 2011. Cabe recordar que no es correcto analizar el saldo de los agregados monetarios y financieros en términos nominales o en precios corrientes, porque se ocultan las ineficiencias por la presencia de una creciente tasa de inflación.

La cartera de crédito tiene el problema estructural de la reducción de clientes, porque aquellos consumidores que no cuentan con capacidad de pago han sido desalojados de la cartera de préstamos, mientras que la mayoría de los productores no son sujetos de crédito, y aquéllos que sí lo son buscan crédito en el exterior por las altas tasas de interés activas en el mercado local.

El exceso de liquidez en las entidades bancarias seguirá ascendiendo, debido a la tendencia creciente de los depósitos del público no bancario. En precios corrientes, o sea tomando en cuenta la inflación, la velocidad con que crecen los depósitos es mayor que la velocidad con que aumentan los créditos. Cabe mencionar que en marzo de 2008, la diferencia entre los depósitos y los préstamos era de US$247 millones, mientras que en diciembre de 2010 dicha diferencia era de US$1,248 millones.

Los factores que generarán un mayor exceso de liquidez en el sistema bancario son los siguientes: 

  • El aumento de los depósitos asociados con el flujo de recursos del exterior (los depósitos del préstamo del ALBA, las remesas familiares, las inversiones extranjeras directas). 
  • Los mayores ingresos de los exportadores por las alzas de los precios internacionales de los alimentos. 
  • La reducción de la tasa de encaje legal a partir del lunes 4 de abril de este año, que incrementará el multiplicador del dinero. 
  • La política monetaria expansiva, que se ejemplifica con la redención neta de papeles (desendeudamiento) del Banco Central de Nicaragua (BCN) por C$583 millones y las pérdidas operativas del BCN de C$1,021 millones, de acuerdo con las metas macroeconómicas asociadas con la extensión de un año del Programa “Servicio de Crédito Ampliado”.  
  • El gasto de los partidos políticos en la contienda electoral. Sería interesante que el Fiscal Electoral pregunte a cada partido o a cada alianza de partidos políticos quién, cuánto y por qué financia su gasto electoral.

En este escenario, los bancos están funcionando como una caja y, además, el mercado no está fijando la tasa de interés, sino por los bancos. El riesgo es el mismo, el riesgo no es político sino que se debe a la incapacidad de pago de los consumidores, o sea por la irrecuperabilidad del crédito para el consumo.

Las reservas bancarias se han duplicado al observar la trayectoria de las inversiones financieras y parte de esas reservas se depositan en bancos del exterior. También se han incrementado las tasas de tasas de encaje efectivas, que en términos legales es de 16.25% pero la correspondiente a los depósitos en córdobas es de 22.4% y la asociada con los depósitos en dólares, 19.3%. Por lo tanto, el exceso de liquidez se transforma en un aumento de reservas internacionales de los bancos en el exterior y en un aumento de los depósitos de encaje en el BCN. Esta es la regla de oro actual: aumentar las reservas bancarias en el exterior dado el aumento de la liquidez en los bancos, porque el crédito neto (colocaciones menos recuperaciones) al sector privado continúa su caída.

La generación de la mayor liquidez en las entidades bancarias no se ha dado por una mayor competitividad bancaria, sino que ha sido provocada fundamentalmente por  el sector externo de la economía nicaragüense (más remesas, mayores flujos de inversión extranjera directa, altos precios internacionales de los rubros de exportación, y los préstamos del ALBA, principalmente).

La Superintendencia de Bancos y de Otras Instituciones Financieras (SIBOIF) no ha sido capaz de impulsar la competitividad entre las entidades financieras. La trampa de la liquidez ha funcionado a la inversa en el país al romper caminos hacia el exterior, porque el regulador del sistema financiero nacional no impulsa la intermediación financiera en el mercado doméstico.

El BCN no ha iniciado un diálogo efectivo con los grupos financieros para establecer una política financiera apropiada para el país. El crecimiento económico no se logra ampliando el crédito de corto plazo mediante la reducción de la tasa de encaje legal, bastante contradictoria en un escenario de excesiva liquidez en poder de los bancos, sino con líneas de crédito de largo plazo aunadas a una cartera de proyectos del sector privado, y en este tema el BCN tiene una gran responsabilidad. Desafortunadamente, la nueva ley del BCN no confirió a su presidente el mandato de que la autoridad monetaria debe contribuir al alcance del pleno empleo.

Salir de la encrucijada bancaria implica que los bancos comiencen a ser competitivos, al reducir sus costos operativos y administrativos. A finales de diciembre de 2010, los gastos administrativos igualan el 72% de los resultados operativos brutos de los seis bancos comerciales existentes en el país. El futuro del Sistema Financiero Nacional es incierto, porque no se visualizan políticas del BCN ni regulaciones de la SIBOIF para fortalecer al sistema financiero nacional.

Se observa, pues, la ilusión óptica de solidez bancaria a través del aumento de los depósitos, pero es sólo eso, una ilusión óptica que ha conducido a que representantes de grupos financieros afirmen que algunos bancos han crecido más que la economía del país, lo cual no es cierto. La debilidad de los bancos está en su percepción del riesgo y en no ser competitivos.

En Centroamérica, Nicaragua es el único país que tiene una cláusula de mantenimiento de valor, un grave defecto que inhibe a la política cambiaria ser la palanca fundamental pro exportadora, papel que es jugado desde hace veinte años por los estímulos tributarios, mejor dicho por el gasto tributario.

Los bancos muestran una alta dependencia del sector público en la captación de depósitos, que son de muy corto plazo y que deberían estar en el BCN y generar intereses a los depositantes. Una parte importante de los activos bancarios están en las cajas y en inversiones financieras de los bancos en el exterior. Se observa, pues, una mayor vulnerabilidad financiera en el sistema bancario.

En conclusión, hay que acelerar la competitividad bancaria, la disminución de los gastos operativos y administrativos que no necesariamente pasa primero en la destrucción de empleos, la reducción del costo del crédito, la elaboración de la estrategia de intermediación crediticia tanto de corto como de largo plazo, y las pruebas de stress financiero por la inestabilidad macroeconómica internacional, que se reflejan con la desaceleración del crecimiento económico mundial y de la aceleración de la tasa de inflación internacional.