El porqué una guerra de monedas apreciará al córdoba

30 10 2010

La política monetaria de las economías avanzadas, principalmente la de Estados Unidos, ha provocado una excesiva liquidez en el mundo, que es resultante de los rescates de la banca de inversión en 2008, del estímulo fiscal para reactivar la economía en 2009 y de la compra de bonos hipotecarios vencidos que realiza la Fed en 2010 para facilitar el crecimiento económico en la primera economía del mundo.

En la actualidad, la tasa de interés a un año plazo en el Sistema de Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos es de 0.25% y la del Banco Central de Nicaragua (BCN) es de 0.53%. En ese escenario, algunos inversionistas financieros, bancos o sociedades de inversión, comprarían títulos nicaragüenses en vez de valores estadounidenses. Se daría, pues, un traslado de dólares estadounidenses a la adquisición de Letras Estandarizadas del BCN.

Los inversionistas estadounidenses cambiarían sus dólares por córdobas y con éstos comprarían las Letras Estandarizadas del BCN. Por consiguiente, la oferta de dólares aumentaría en el mercado financiero nicaragüense.

A los inversionistas financieros nicaragüenses no les atraería comprar títulos valores estadounidenses, porque la tasa de interés de Estados Unidos es menor que la tasa de interés de Nicaragua. Por lo tanto, la demanda de dólares disminuiría simultáneamente con la alza de la oferta de la divisa extranjera.

En consecuencia, de acuerdo con la ley de la oferta y la demanda, el precio del dólar disminuye en relación con el córdoba, o sea el dólar se deprecia, mientras que el córdoba aumenta su valor con respecto al dólar, o sea el córdoba se aprecia, mejor dicho se apreciaría más de lo que estaba en 2009. De acuerdo con mis estimaciones, el córdoba en 2009 valía 19% más de lo que debía haber valido. ¿Qué significa esto?

 

La sobrevaluación del tipo de cambio real indica que el tipo de cambio real observado está por debajo del tipo de cambio real de equilibrio. En esta situación, el córdoba está apreciado y el precio de los bienes transables (expresado en términos de bienes no transables) es menor que lo necesario para obtener el equilibrio. Por lo tanto, los agentes económicos tienen un mayor incentivo para producir bienes no transables que bienes exportables o importables, las exportaciones disminuyen, las importaciones aumentan, se profundiza el déficit en la balanza comercial, se desincentiva la inversión extranjera, se produce una fuga de capitales y el crecimiento económico se vuelve anémico, con  más razón si ese crecimiento está fundamentado en el esfuerzo exportador.

Una caída del tipo de cambio real del córdoba significa, pues, una apreciación del tipo de cambio real, o sea un empeoramiento de la competitividad internacional de las exportaciones de nuestro país.

Al haber explicado la respuesta de los tipos de cambio a las modificaciones de las tasas de interés relativas debido a los efectos de la “flexibilización cuantitativa” que impulsa la Fed, recuerdo un episodio deplorable de la historia financiera de Nicaragua que se registró en 1997, cuando la extinta Lehman Brothers invirtió 75 millones de dólares en Nicaragua al comprar CENIs subastados a 1 año plazo y con una tasa de interés dolarizada (o sea asociada con el córdoba con mantenimiento de valor, moneda con que se emitieron esos títulos del BCN) de 15% que le otorgó el abogado Noel Ramírez, entonces presidente del BCN, mientras que la LIBOR era de 6% en ese año.

De acuerdo con las leyes vigentes  en ese tiempo, el presidente del BCN también ocupaba el cargo de directos del Consejo Directivo de la directiva de la Superintendencia de Bancos y de Otras Instituciones Financieras (SIBOIF) que presidía el ministro del Ministerio de Economía y Desarrollo, Noel Sacasa Cruz, ex asesor del presidente del BCN. La SIBOIF no podía auditar al BCN, ni lo audita en la actualidad. Saque sus propias conclusiones, estimado lector, tras investigar quién formuló esas leyes.

Anuncio publicitario

Acciones

Información

2 responses

12 11 2010
Miguel de Arriba

Estimado amigo, me gustaría que me explicase (pues es seguro que tiene algún motivo) porque defiente tanto el sesgo exportador en Nicaragua.
Si observamos el % del PIB al que equivalen las exportaciones en muchos paises del mundo, incluidos los más poderosos, las cifras no son tan impactantes como parecería si sólo nos remitimos a las palabras que se difunden.

Lo importante para un pais es su mercado interno, más que los externos y cuando se asegura un buen mercado interno el desarrollo económico es mejor.

Cordiales saludos,
Miguel de Arriba

12 11 2010
nestoravendao

Estimado Profesor:

No sólo defiendo la reducción del déficit comercial de mi país, que equivale al 30% del PIB, a través del aumento de las exportaciones y la sustitución de importaciones, sino corregir el deterioro de la demanda interna, consumo e inversión, y en está última, más la inversión que el consumo, con el fin de potenciar el consumo futuro, pero vigilando el fenómeno del crowding-out.

Comparto con usted que una mejor atención del consumo y, además, de la inversión, promueven un mejor desarrollo económico y el bienestar social.

Si Nicaragua tuviese un bajo déficit comercial, concentraría más ideas en el aumento de la demanda interna, elevando el consumo familiar y su calidad. Por supuesto, habría que promover la competitividad empresarial para favorecer a las familias.

Saludos y un abrazo,

Néstor

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s