La inversión extranjera directa en Nicaragua 1991-2009

31 08 2010

La inversión extranjera directa (IED) es uno de los flujos internacionales de capital de largo plazo en los que una empresa de un país determinado crea o amplía una filial en otro país,  y facilitan  los procesos de transferencia tecnológica.

La IED tiene un efecto positivo en el crecimiento económico en el largo plazo, al dinamizar los sectores productivos de la economía y al promover la transformación productiva por medio de la transferencia de tecnología; al dinamizar la demanda agregada a través de una mayor competitividad del mercado local y, por consiguiente, del incremento de la productividad de los factores y de la reducción de los precios al consumidor, con nuevos bienes o servicios en el mercado interno y con un incremento del nivel de ingreso, y por ende, de los ingresos tributarios; y al dinamizar el volumen de las exportaciones.

Favorece la acumulación de capital, siempre y cuando los flujos de inversión no se destinen a la compra de activos productivos ya existentes, contribuye en la generación de más y “mejores” empleos y apoya a la balanza de pagos con la generación de divisas, pero un mayor flujo de IED provocará una apreciación del tipo de cambio de corto plazo y una depreciación del tipo de cambio real de equilibrio en el largo plazo.

Existen cuatro tipos de inversión extranjera directa:

  • Alianzas de riesgo compartido: alianzas en las que los socios de un país extranjero comparten la propiedad y el control de una empresa, la mayoría de las veces nueva, con socios del país anfitrión.
  • La compra de empresas existentes: el inversionista extranjero adquiere la totalidad de los activos de una empresa existente en el país de destino.
  • El montaje de empresas: apertura de un establecimiento de carácter permanente en el país destino con el fin de llevar a cabo su actividad productiva o la prestación de servicios.
  • Las franquicias: el inversionista extranjero vende a socios locales el derecho continuo de usar la marca, tecnología y el “know how”. 

La atracción de la inversión extranjera directa de “calidad” es parte importante de la estrategia económica del Gobierno de Nicaragua para contribuir al desarrollo económico y social sostenible de la población. En el período 1991-2009, de acuerdo con datos oficiales, el flujo de IED totalizó US$4,045 millones, lo cual indica un muy bajo monto promedio anual de US$213 millones.

Los principales inversionistas extranjeros en Nicaragua, en orden de importancia por los montos invertidos, han provenido de Estados Unidos, México, España, Venezuela, Canadá, Guatemala, Suecia, El Salvador, Costa Rica y Panamá.

En el período antes mencionado, la IED se ha concentrado, siempre en orden de importancia, en las áreas de telecomunicaciones, comercio, energía eléctrica, agroindustria, minería, servicios financieros, pesca y construcción.

Aunque la confrontación política pone en riesgo el fortalecimiento de la democracia luego de cuatro elecciones libres, Nicaragua es una país que debería contar con una mayor presencia de la IED debido a la estabilidad macroeconómica, la plena convertibilidad del córdoba, la inexistencia de restricciones legales para la libre empresa privada, la restitución de los derechos de propiedad privada, el diálogo entre el gobierno y la empresa privada, la eliminación de controles de precios y la eliminación de barreras no tarifarias.

Además, Nicaragua es el tercer país centroamericano más abierto al resto el mundo en 2010 al representar las exportaciones de bienes FOB y las importaciones de bienes CIF el 89% del PIB, su ubicación geográfica permite una mayor comunicación tanto por vía terrestre como por vía acuática, la política fiscal refleja incentivos tributarios diferenciados a la inversión, el sistema financiero se encuentra en una fase de modernización y tiene una robusta solidez, los diversos tratados de libre comercio le facilitan un mayor acceso a mercados externos, el marco regulatorio es favorable tanto a inversionistas nacionales como a inversionistas extranjeros y se garantiza el libre flujo de capitales y utilidades.

Por otro lado, la IED tiene una gran importancia en la agenda gubernamental, las reglas para la inversión son claras con la Ley No. 344 “Ley de Inversiones Extranjeras”, no existe un techo mínimo ni máximo para las inversiones, se observa una mayor presencia de empresas “ancla”, la fuerza laboral aún es la más barata entre los países centroamericanos y tiene un bajo porcentaje de ausentismo y rápida capacidad de aprendizaje, y es el país con mayor seguridad física y con uno de los más bajos índices de criminalidad en Centroamérica.

Sin embargo, los principales retos de la IED en Nicaragua son reducir los conflictos políticos -entre los poderes del Estado y entre el gobierno y los partidos políticos de oposición-, fortalecer tanto la gobernabilidad como las instituciones nacionales, ejecutar un programa de inversiones públicas más eficiente con el fin de apoyar una mejor competitividad empresarial del país, eliminar los problemas en el estado de la propiedad y agilizar los procesos de las exportaciones, disminuir los altos costos en los servicios básicos -mediante el ahorro de energía eléctrica y de combustibles y la reducción de la dependencia de hidrocarburos en la generación de electricidad-, y fomentar la inversión en los nichos de mercados potenciales.

Aún no se ha logrado que la IED se diversifique, la inversión no-turística se concentra en ciertos puntos de la Región del Pacífico de Nicaragua y se observa una asimetría en el desarrollo de las regiones del país y brecha salariales en los sectores económicos.





Un consejo a los políticos

29 08 2010

El balance de la economía mundial es aún favorable, aunque el principal riesgo es su desaceleración actual debido al desmantelamiento de los estímulos fiscales en las economías avanzadas, la alta tasa de desempleo, la gran desconfianza de los consumidores, la ausencia de creatividad de los grupos financieros, el enfriamiento de la economía china que provocaría una reducción de las exportaciones de materias primas, y los problemas presupuestarios en Europa.

La economía de Estados Unidos se está contrayendo otra vez, porque el Departamento de Comercio rebajó en ocho décimas la expansión del Producto Interno Bruto (PIB) registrada en el segundo trimestre de este año, a una tasa anualizada del 1.6%, después de haber crecido 3.7% en el primer trimestre de 2010, con una tasa de desempleo “estable” en 9.5% de la población económicamente activa, pero el desempleo real, que incluye a aquéllos que dejaron de buscar empleo o que tuvieron que recurrir a trabajos de tiempo parcial, se encuentra en un considerable 16.5 por ciento.

El economista Nouriel Roubini, profesor de Economía de la Universidad de Nueva York que anticipó la crisis global de 2008, afirmó que la economía de los Estados Unidos tiene un 40% de posibilidades de volver a caer en recesión; la Fed, el banco central estadounidense, para revertir la situación “se quedó sin políticas alternativas” porque desde la crisis financiera internacional de septiembre de 2008 cayó en la “trampa de la liquidez” al reducir la tasa de interés a un rango de 0% a 0.25%; el Nobel Paul Krugman, profesor de Economía de  la Universidad de Princeton, advierte que si al alto desempleo de Estados Unidos., el bajo crecimiento del PIB y la escasez de crédito se sumasen, como reclaman algunos economistas y políticos de su país, el recorte del gasto público y los aumentos de impuestos, como los que aplicará el presidente Barack Obama, la situación “no se llamará recesión, pero se le parece bastante”; el profesor de Economía de la Universidad de Harvard Martin Feldstein afirmó que la economía de Estados Unidos sigue estando “débil” y “frágil” y tiene una probabilidad “significativa”, tal vez una probabilidad en tres de recaer en recesión, una real caída del PIB, antes de que estemos en terreno seguro.

Europa ha “superado” la crisis financiera que creó la inquietud de que Grecia no podría cumplir el pago de su deuda y la confianza en el euro se ha restaurado, dijo recientemente el comisario de Comercio europeo Karel De Gucht; China debe impulsar una reforma política para salvaguardar su solidez económica, definió hace pocos días el primer ministro Wen Jiabao, mientras el Congreso Nacional del Pueblo chino propuso reformas para modificar la distribución del ingreso, de modo de limitar la desigualdad creciente entre las clases del país.

Al presidente de la Fed, Ben Bernanke, aún le quedan estrategias que podría utilizar para enfrentar un severo riesgo de la recesión económica en su país. Ya comenzó a incrementar la liquidez del mercado, mediante compras adicionales de Bonos del Tesoro, podría disminuir la tasa de interés que paga a las entidades financieras por sus excedentes de liquidez depositados en la Fed y, en el peor de los casos, podría comprar préstamos personales y de la PYMEs, que hasta hoy son los que más sufren la restricción crediticia, el principal enemigo de la recuperación económica.

La recuperación productiva muestra diferentes velocidades y desafíos entre las regiones del mundo. El dinamismo de las economías emergentes asiáticas es un factor importante a la hora de explicar el mayor crecimiento económico mundial esperado, y por eso se observa un importante volumen del comercio mundial. Las condiciones de liquidez y crediticias en mercados de deuda están normalizándose, pero hay un menor acceso y un mayor costo del crédito externo privado. La inflación está contenida, pese a las mayores presiones en los precios básicos en relación con 2009. El dólar estadounidense se fortalece frente al euro por la posición fiscalista de las economías europeas, concentradas en la reducción de los déficit presupuestarios.

Las condiciones de liquidez y crediticias en los mercados de deuda y de capital mundiales continuarán normalizándose en 2010 y 2011, pero se observan cuatro factores que determinan las tendencias en los mercados financieros: 

  • Las transacciones transfronterizas de capital desde economías avanzadas y hacia economías en desarrollo y emergentes empiezan a reflejar una recuperación. 
  • El aumento del déficit y de la deuda de los gobiernos centrales ha contribuido a un marcado aumento en las primas de riesgo soberano. 
  • El acceso al crédito externo, particularmente el de origen privado, por parte de las economías en desarrollo y emergentes continuará siendo menor. 
  • Las tasas de interés de corto de plazo se mantendrían en niveles bajos, para empezar a observar en 2011 una tendencia al alza en las tasas interés de corto plazo, paulatina y muy moderadamente

En cuanto a los países centroamericanos, los aspectos más relevantes de la situación económica en 2010 son la caída y recuperación de la actividad económica, la recuperación del comercio exterior, el deterioro de las finanzas del sector público, la falta de recuperación del crédito bancario a pesar de la normalidad en las condiciones de liquidez, menores presiones cambiarias con la recuperación de las exportaciones y de las corrientes financieras externas, y el resurgimiento de las presiones inflacionarias.

En conclusión, la región centroamericana está saliendo de la crisis porque se recuperan la producción y las exportaciones, se estabilizan la inflación y el desequilibrio externo en niveles bajos y la posición de las reservas internacionales netas de los bancos centrales muestra una buena posición.

Sin embargo, persisten dificultades que deben ser tomadas en cuenta por los partidos políticos de la región, tales como el mayor desempleo, la lentitud del crédito sector privado y el creciente déficit fiscal.

Un consejo final a los políticos nicaragüenses, a los jefes de los partidos políticos de Nicaragua: No crean que un mayor deterioro económico del país y de los nicaragüenses es una estrategia apropiada para tener el poder o llegar al poder. La mejor intención de ustedes sería el diálogo para amortiguar los terribles efectos de una muy probable segunda recaída de la economía mundial en Nicaragua. Que cesen las confrontaciones políticas, especialmente entre la Asamblea Nacional y el Poder Ejecutivo, que tienen las llaves para superar los problemas políticos y resolver los grandes problemas económicos. No se pregunten cómo podría caer de nuevo la economía de Nicaragua, sino cuan profunda podría ser la recaída. No ignoren que la recuperación económica mundial está lejos de concluir.





Otro golpe de Montealegre al erario

27 08 2010

Con la metodología de venta de “licitación pública a sobre cerrado”, el ex ministro de Hacienda y Crédito Público (MHCP) en su carácter de miembro del Consejo Directivo del Banco Central de Nicaragua (BCN) durante el gobierno anterior, el hoy diputado acusado Eduardo Montealegre, aprobó la liquidación de los bienes inmuebles de los cuatro bancos liquidados en los años de 2000 y 2001 –INTERBANK, BANCAFÉ, BAMER y BANIC-, y provocó otro daño severo al erario de los nicaragüenses, con una mayor gravedad porque él fungía como guardador de la cosa pública.

En la información que el BCN entregó a la Contraloría General de la República (CGR) no hubo datos del valor en libro de los bienes inmuebles, ni una descripción del bien y ni una valoración aproximada de mercado. Por eso reiteré a la CGR que se investigara a los miembros de la Comisión Liquidadora de Carteras (CLC) del BCN.

El BCN sólo entregó a la CGR números sobre el precio de compra, la localización del bien inmueble y el nombre del comprador en la subasta.

La tres subastas de bienes inmuebles realizadas por First Financial Network (FFN) produjeron la ridícula suma de 15.4 millones de dólares, pero aún así ese monto representó 3.2 veces el valor de las tres subastas de la cartera de préstamos de los cuatro bancos liquidados, a sabiendas que el principal activo de un banco es dicha cartera y no los bienes inmuebles.

Dos compradores u oferentes ganadores en estas subastas de bienes inmuebles pagaron el 51% de los 15.4 millones de dólares antes mencionados. Tres bienes inmuebles en Managua, que parecen ser el edifico del anterior Centro BANIC y dos terrenos adyacentes al edifico antes mencionado fueron comprados por 5.2 millones de dólares y otro ganador compró bienes inmuebles ubicados en 3 departamentos del país en 2.6 millones de dólares .

En estas subastas participaron personas jurídicas que tuvieron acceso a información privilegiada, lo cual era del conocimiento del guardador de la cosa pública, el diputado acusado Eduardo Montealegre, quien también no exigió que la metodología de venta fuese el de licitación pública con precio base de mercado para reducir el oneroso e ilícito endeudamiento a que fue sometida la Nación por el abogado Noel Ramírez, quien fue el servidor público al frente del BCN en la administración pública del quinquenio 1997-2001.

Este fue otro golpe del actual diputado acusado al presupuesto nacional cuando fungió como ministro del MHCP, que desde cuando fue acusado penalmente por la Fiscalía General de la República se escudó en su inmunidad y se auto declaró un perseguido político por ese tipo de acciones que cometió contra el Pueblo de Nicaragua.





Un diputado que se burla de la justicia

27 08 2010

Ayer jueves 26 de agosto de 2010, me presenté de nuevo al despacho del Primer Secretario de la Asamblea Nacional, Dr. Wilfredo Navarro, para reiterar mi solicitud que la Junta Directiva del primer Poder del Estado de Nicaragua tramita la solicitud de la Señora Juez Sexto Local lo Penal de Managua, María Ivette Pineda para desaforar al diputado Eduardo Montealegre Rivas, a quien acusé el 27 de agosto de 2008 por sus injurias y calumnias públicas hacia mi persona, que él escribió en un chat con los lectores del Diario La Prensa el 31 de julio de 2008.

A continuación, presento a los lectores de mi blog la carta que le entregué al Dr. Wilfredo Navarro.

“Managua, Nicaragua

26 de agosto de 2010

Doctor

WILFREDO NAVARRO

Primer Secretario

Junta Directiva de la Asamblea Nacional

Su Despacho

Estimado Dr. Navarro:

Agradecido de su atención en recibirme en su despacho, por su medio reitero mi solicitud a los miembros de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional que me faciliten el acceso a la justicia mediante el trámite de la solicitud de desaforación del diputado Eduardo Montealegre Rivas, de acuerdo con el expediente No. 007863-ORM1-2008-PN enviado a usted por la Juez Sexto Local de lo Penal de Managua, María Ivette Pineda, el 6 de octubre de 2008.

Como es del conocimiento público, el diputado Eduardo Montealegre Rivas me calumnió públicamente al imputarme falsamente que yo era uno de los responsables de las quiebras de bancos que ocurrieron en el país en los años de 2000 y 2001, en otras palabras me atribuyó falsamente el delito de ser un defraudador del Estado de Nicaragua, y también me injurió públicamente al dudar de mi profesionalidad cuando, a solicitud de la Contraloría General de la República, analicé la operación del rescate a los depositantes de los cuatro bancos liquidados en los años anteriormente mencionados.

Hasta este día han transcurrido 22 meses y 20 días y la solicitud de la Juez María Ivette Pineda no ha sido puesta en agenda de la Junta Directiva de la Honorable Asamblea Nacional, lo cual me limita en mi derecho de acceso a la justicia y me convierte en doble víctima de violación de derechos humanos.

Por ese motivo, le reitero que ejerzo mi derecho de petición de conformidad con el Artículo 52 de la Constitución Política, para que proceda a tramitar la solicitud de desaforación del diputado Eduardo Montealegre y, además, en su carácter de Primer Secretario de la Junta Directiva de la Honorable Asamblea Nacional, considero que usted tiene el deber de tramitar en su orden y con la oportunidad debida las gestiones que por su medio se dirigen a la Asamblea Nacional.

El Poder Legislativo, como primer Poder del Estado de Nicaragua, tiene la obligación de fortalecer el respeto a la ciudadanía y a los derechos humanos.

En espera de su respuesta a mi solicitud, me valgo de esta oportunidad para reiterarle las más distinguidas muestras de consideración y aprecio personales.

Atentamente,

Néstor Avendaño

Economista

cc: Archivo personal”

El Dr. Wilfredo Navarro reiteró a los medios públicos que en el pasado la Junta Directiva de la Asamblea Nacional no dio respuesta positiva a mi solicitud, porque se abrirían más casos de injurias y calumnias para otros diputados y se perdería el tiempo en este tipo de investigaciones ante el cúmulo de trabajo que tienen los legisladores.

Sin embargo, el Dr. Wilfredo Navarro aclaró a los representantes de la prensa escrita, hablada y televisiva, que mi demanda al diputado querellado Eduardo Montealegre tenía la consecuencia de haberme provocado daños morales y económicos, que yo he perdido contratos de trabajo e ingresos familiares, lo cual no ocurre en los otros casos de demandas por injurias y calumnias a otros diputados.

El Dr. Wilfredo Navarro me prometió presentar mi carta en la próxima sesión de trabajo de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional y me informará la decisión que tome la Junta Directiva con respecto a mi solicitud.

Estaré atento a su respuesta.





Información para los socios de los bancos al 30 de junio de 2010

25 08 2010

El BAC es el más rentable sobre los activos, con un 1.22%. Le siguen el CITIBANK, y el BANPRO.

El BANEX es el menos rentable sobre los activos, con un -13.49%. Le siguen el PROCREDIT, el BDF, y el BANCENTRO.

El BAC es el más rentable sobre el capital, con un 10.11%. Le siguen el CITIBANK, y el BANCENTRO.

El BANEX es el menos rentable sobre el capital, con un -181.14%. Le siguen el PROCREDIT, el BDF, y el BANPRO.

Mientras el «spread» de la banca comercial es de 13.33 puntos porcentuales (o de 1,333 puntos básicos), el CITIBANK tiene el mayor margen entre las tasas de interés activas y pasivas ponderadas (asociadas tanto con el córdoba como con el dólar estadounidense), con 27.48 puntos porcentuales. Le siguen el PROCREDIT con 19.90 puntos porcentuales y el BDF con 11.77 puntos porcentuales.

El BANCENTRO tiene el menor margen financiero, con 10.41 puntos porcentuales. Le siguen el BAC con 10.41 puntos porcentuales, el BDF con 11.77 puntos porcentuales, y el BANPRO con 11.84 puntos porcentuales.

El CITIBANK muestra el mayor rendimiento de cartera, o sea una proporción de ingresos financieros con respecto al monto de préstamos es igual a 15.77%. Le siguen el BANEX y el PROCREDIT.

El BAC tiene el menor rendimiento de cartera, con un 7.32%, seguido por el BDF, el BANCENTRO, y el BANPRO.

El CITIBANK tiene mayor liquidez, en córdobas y dólares, como proporción de su activo total, con un 35.60%. Le siguen el BANCENTRO y el  BAC.

El BANEX tiene la menor liquidez, en córdobas y dólares, con un 7.10% como proporción de su activo, seguido por el PROCREDIT, el BDF, y el BANPRO.

El BANEX posee la mayor liquidez en córdobas como proporción de los depósitos en córdobas, con un 117.45%. Le siguen el PROCREDIT y el BAC.

El BANCENTRO tiene la menor liquidez en córdobas, con un 25.97% del monto de sus depósitos en córdobas, seguido por el CITIBANK, el BDF, y el BANPRO.

El BANEX muestra la mayor liquidez en dólares como proporción de los depósitos en dólares, con un 280.06%. Le siguen el CITIBANK, y el BANCENTRO.

El BDF tiene la menor liquidez en dólares, con un 29.53% del monto de sus depósitos en dólares, seguido por el PROCREDIT, el BANPRO, y el BAC.

El BANPRO tiene el mayor porcentaje de cartera de corto plazo, con un 20.82% de la cartera de crédito bruta. Le siguen el BANCENTRO y el BAC.

El CITIBANK tiene el mayor porcentaje de cartera de largo plazo, con un 99.95% de la cartera de crédito bruta. Le siguen el BANEX, el PROCREDIT y el BDF.

El BAC maneja con más eficacia su cartera de préstamos, al reflejar un nivel de préstamos igual a 23.38 veces el monto de los gastos administrativos. Le siguen el BANCENTRO y el BDF.

El CITIBANK maneja con menos eficacia su cartera de préstamos, con un nivel de préstamos igual a 11.15 veces sus gastos administrativos, seguido por el BANEX, el PROCREDIT, y el BANPRO.

El BAC es el más eficaz en la generación de ingresos financieros, al mostrar la mayor proporción de utilidad financiera respecto a los gastos administrativos, con un 132.77%. Le siguen el BANCENTRO y el BANPRO.

El BANEX es el menos eficaz en la generación de ingresos financieros, al ser su pérdida financiera igual al 62.91% de sus gastos administrativos, seguido por el PROCREDIT, el BDF, y el CITIBANK.

El BAC tiene la mayor productividad de servicios, al reflejar la mayor proporción de ingresos no financieros respecto a los gastos administrativos, con un 106.62%. Le siguen el BANCENTRO, y el BDF.

El PROCREDIT tiene la menor productividad de servicios, cuando sus ingresos no financieros equivalen al 11.25% de sus gastos administrativos, seguido por el BANEX, el CITIBANK, y el BANPRO.

El BANCENTRO capta más depósitos respecto a su patrimonio, con un nivel de 11.12 veces. Le siguen el BANPRO, y el BDF.

El BANEX capta menos depósitos en relación con su patrimonio, con un nivel de 0.62 veces, seguido por el CITIBANK, el PROCREDIT, y el  BAC.





Información para los usuarios de los servicios bancarios al 30 de junio de 2010

25 08 2010

El BAC es el que tiene la mayor cartera corriente, o sea que prácticamente no tiene cartera vencida, con 98.83%. Le siguen el BANRPO, el BANCENTRO, y el PROCREDIT.

El BANEX tiene la mayor proporción de la cartera vencida, la cual es igual a 12.84%. Le siguen el BDF, y el CITIBANK.

El BDF posee la mayor adecuación de capital, que es de 18.60%. Le siguen el CITIBANK, y el BANPRO.

El BANEX presenta la menor adecuación de capital, que es de 7.60% (la norma establecida es 10%), seguido por el PROCEDIT, el BAC, y el BANCENTRO.

El BAC tiene el mejor colchón para riesgos, ya que su reserva de cartera y su patrimonio es igual a 20.87 veces el monto de crédito vencido. Le siguen el BANPRO, y el BANCENTRO.

El BANEX posee el menor colchón para riesgos, debido a que su reserva de cartera y su patrimonio es igual a 2.12 veces el monto de crédito vencido, seguido por el BDF, el PROCREDIT, y el CITIBANK.

El BAC muestra la mayor cobertura contra riesgos cambiarios, o sea la menor proporción de la liquidez en córdobas neta de depósitos a la vista en córdobas en relación con el activo total. Le siguen el BANCENTRO y el CITIBANK.

El BANPRO tiene la menor cobertura contra riesgos cambiarios, seguido por el BDF, el PROCEDIT y el BANEX.

El BAC ofrece más servicios al público, al representar sus ingresos no financieros el 4.56% del monto de la cartera de crédito bruta. Le siguen el CITIBANK y el BANEX.

El PROCREDIT ofrece menos servicios al público, al representar sus ingresos no financieros el 0.90% del monto de la cartera de crédito bruta, seguido por el BDF, el BANPRO, y el BANCENTRO.

El BAC tiene más usuarios de crédito, con un total de 286,824 prestatarios, que representan el 36.56% de todos los clientes que obtuvieron préstamos en el sistema bancario. Le siguen el CITIBANK y el BANPRO.

El BANEX tiene menos prestatarios, sólo 22,451 clientes, seguido por el PROCREDIT, el BDF, y el BANCENTRO.

El CITIBANK cobra la mayor tasa de interés anual sobre préstamos en córdobas y dólares, con un 31.27%. Le siguen el BANEX con un 30.19%, y el PROCREDIT con un 24.52%.

El BANCENTRO cobra la menor tasa de interés anual sobre préstamos en córdobas y dólares, con un 13.78%. Le siguen, el BAC con un 14.02%, el BANPRO con un 15.41% y el BDF con un 15.40%. 

El BDF registra el mayor número de cuentas de depósitos de ahorro y a plazos, con un total de 188,154. Le siguen el BANPRO y el PROCREDIT.

El BANEX tiene el menor número de cuentas de depósitos de ahorro y a plazos, con 15,208. Le siguen el CITIBANK, el BANCENTRO, y el BAC.

El PROCREDIT paga la mayor tasa de interés anual sobre depósitos de ahorro y a plazos en córdobas y dólares, con un 4.62%. Le siguen el CITIBANK con un 3.79% y el BDF con un 3.63%.

El BANCENTRO paga la menor tasa de interés anual sobre depósitos de ahorro y a plazos en córdobas y dólares, con un 3.37%. Le siguen el BANPRO con un 3.58%, y el BAC con un 3.61%.

El BANEX tiene la mayor proporción de crédito financiado con los depósitos del público, con un 1,967.57%. Le siguen PROCREDIT, y el BDF.

El BANCENTRO tiene la menor proporción de crédito financiado con los depósitos del público, con un 39.23%. Le siguen el BANPRO, el BAC, y el CITIBANK.





El ranking de los bancos comerciales de Nicaragua al 30 de junio 2010

25 08 2010

La junta directiva y los socios de un banco están interesados en la rentabilidad, la liquidez y la productividad del banco, con el propósito de determinar su competitividad en el sistema financiero.

Los depositantes y los usuarios de crédito y servicios financieros están dispuestos a seleccionar la entidad bancaria que muestre una mayor solidez y una mejor accesibilidad.

El índice de calidad bancaria es construido con 20 razones financieras asociadas con los cinco parámetros arriba señalados.

La rentabilidad toma en cuenta las razones financieras de la utilidad neta con respecto a los activos y el patrimonio, el margen financiero y el rendimiento de la cartera de crédito.

La liquidez es analizada con las disponibilidades de monedas nacional y extranjera con respecto a los depósitos en ambas monedas y la proporción de la cartera de corto plazo en la cartera de crédito bruta.

La productividad bancaria es medida principalmente con el otorgamiento de préstamos y la obtención de ingresos financieros, así como con la oferta de servicios no financieros, relacionados con los gastos administrativos.

La solidez de los bancos se fundamenta en su adecuación de capital, las reservas del banco para afrontar el comportamiento de la cartera de préstamos vencidos, y su cobertura contra riesgos cambiarios.

La accesibilidad de los bancos se basa en el número de prestatarios, la tasa pagada a los depositantes en cuentas de ahorro y a plazos y la importancia de los ingresos no financieros en relación con los préstamos.

El banco más rentable es el BAC porque su utilidad neta es igual a 1.22% de sus activos y a 10.11% de su patrimonio, posee el cuarto margen financiero más elevado del sistema, 10.41 puntos porcentuales, y el rendimiento de cartera más bajo, al representar sus ingresos financieros el 7.32% del monto de sus préstamos.

El banco con mayor liquidez es el BANPRO porque su liquidez total es igual a 30.52% del valor de sus activos, su liquidez en moneda local es igual a 39.10% del monto de sus depósitos en córdobas, su liquidez en moneda extranjera es igual a 40.64% el monto de sus depósitos en dólares, y su cartera de préstamos de corto plazo es igual a 20.82% del monto total de sus préstamos. 

El banco con mayor productividad es el BAC debido a que su captación de depósitos es igual a 6.67 veces el valor de su patrimonio, es el primero en eficacia en el manejo de la cartera -porque el monto de sus préstamos es igual a 23.80 veces el monto de sus gastos administrativos-, el primero en eficacia en la generación de ingresos financieros -porque la utilidad financiera es igual a 1.33 veces el monto de sus gastos administrativos-, y, además, posee la más alta productividad de servicios, al representar sus ingresos no financieros (comisiones y otros ingresos operativos) 1.07 veces el monto de sus gastos administrativos.

  

El banco más sólido es el BAC al mostrar un monto de préstamos vencidos igual a 1.17% del monto total de su cartera de crédito bruta, al ocupar el quinto lugar en la  adecuación de capital con un 16.21% y un monto total de reservas de cartera y patrimonio igual a 20.87 veces el monto de la cartera vencida, y ocupa el primer lugar en las menores proporciones de liquidez en córdobas neta de depósitos en cuenta corriente en córdobas en relación con sus activos, igual a -4.42%, o sea que no está expuesto a riesgos cambiarios.

El banco más accesible es el CITIBANK por tener 200,377 prestatarios (o sea, el 25.54% del total de prestatarios de crédito en la banca), al destinar el 74.19% de los depósitos a préstamos, al pagar una tasa de interés implícita anual de 3.79% sobre los depósitos de ahorro y a plazos en monedas local y extranjera, y al generar el segundo mayor volumen de servicios al público al registrar ingresos no financieros iguales a 3.92% del monto de préstamos.

El BAC ocupó el primer lugar en la clasificación de la calidad de la banca privada nicaragüense en junio de 2010, al mostrar un índice de 208.45 (Base: Banca Privada = 100).

Para alcanzar el primer lugar entre los siete bancos privados existentes en el país a esa fecha, el BAC obtuvo el primer lugar en rentabilidad, productividad y solidez, el tercer lugar en accesibilidad y el cuarto lugar en liquidez.





Otro golpe económico de Eduardo Montealegre a la Nación

21 08 2010

La tercera y última subasta de la cartera de créditos fue la de créditos varios, tarjeta de crédito y microcrédito, cuyos saldos de cartera cortados al 31 de mayo de 2003 mostraron un valor en libros de US$33.1 millones.

Siempre con la metodología de venta de licitación pública a sobre cerrado aprobada por el diputado acusado Eduardo  Montealegre, miembro de la Junta Directiva del Banco Central de Nicaragua (BCN) en su carácter de ministro de Hacienda y Crédito Público (MHCP) durante el gobierno del Ing. Enrique Bolaños, esta tercera subasta de préstamos fue ganada por sólo un oferente, una sociedad constituida el 3 de noviembre de 2000 de acuerdo con información del Registro Público de la Propiedad Inmueble de Managua, que pagó el monto de 921 mil dólares.

En otras palabras, cada dólar se vendió en 2.8 centavos de dólar, un precio de venta muy ridículo para que el ganador de la subasta obtuviese jugosas ganancias en la recuperación de esa cartera.

Nuestros servidores públicos de ese entonces prácticamente regalaron la cartera de créditos, lo cual implicó un daño patrimonial al Estado de Nicaragua.

En el voluminoso informe elaborado por el BCN para la Contraloría General de la República no se suministraron datos sobre el tipo de garantías que ampararon a cada uno de los créditos subastados, ni se facilitó la clasificación que tenía cada uno de los créditos vendidos.

En conclusión, los préstamos vendidos en tres subastas realizadas por la empresa First Financial Network, según el informe de la Comisión Liquidadora de Cartera (CLC) del BCN, sumaron un valor en libros de US$151.6 millones –que eran equivalentes al 35% del total de la cartera de los bancos liquidados por US$429.2 millones en poder de la CLC del BCN- y el Estado de Nicaragua sólo recibió US$4.8 millones. Nuestros servidores públicos, que salieron al rescate de los depositantes –uno de ellos decía que consolidaban la democracia- vendieron cada dólar en 3.2 centavos de dólar.

El BANIC reflejó el precio más alto, al venderse su cartera de US$30 millones en US$1.8 millones, el 6.1% de su valor; le siguió, en orden de importancia, el BAMER cuya cartera de US$13 millones se entregó en 698 mil dólares, 5.0% de su valor; continuó el BANCAFÉ, con una cartera de crédito de US$46 millones vendida en US$1.1 millones, 2.4% de su valor; y el INTERBANK, cuyos préstamos de US$61.8 millones fueron subastados en US$1,2 millones, 1.9% de su valor. Todo esto con la aprobación del diputado acusado Eduardo Montealegre.

Los nicaragüenses deben tomar en cuenta que la cartera de crédito es el activo más importante de un banco. Como un porcentaje del activo total, la cartera de préstamos del BANCAFÉ era el 88%; la del INTERBANK, el 75%; la del BANIC, 60%; y la del BAMER, el 52%. Sin embargo, los fondos recuperados por el Estado con la liquidación de cartera no se correspondieron con la importancia y peso que este tipo de activos tenía dentro de cada banco liquidado. Y eso fue autorizado por el banquero y diputado acusado Eduardo Montealegre.

Es muy sorprendente que el diputado acusado Eduardo Montealegre, que se autodenomina un demócrata y muy respetuoso de las leyes, trate de engañar a los nicaragüenses auto nombrándose un perseguido político por sus acciones en la reestructuración de la deuda por las liquidaciones bancarias y la subasta de los activos de los cuatro bancos liquidados en 2000 y 2001, acciones que no tienen ningún ápice político, sino un grave riesgo moral fundamentado en su presunta delincuencia de acuerdo con datos oficiales del Estado de Nicaragua.

También sorprende el diputado acusado Eduardo Montealegre, con su supuesto perfil democrático y su aparente honradez intachable, que se escude en su inmunidad desde el 27 de agosto de 2008, cuando lo acusé por la vía penal por haberme imputado falsamente que yo era un defraudador del Estado de Nicaragua por ser un quiebra banco y manifestar dudas de mi trabajo profesional, y por haber lesionado mi dignidad en menoscabo de mi imagen, reputación y honor, como persona y como economista, lo cual ha trascendido en daños y perjuicios económicos y morales entre los miembros de mi familia. También lo he acusado por la vía civil para que repare todos los daños que ha provocado a mi familia y a mi persona, pero se burla de los funcionarios judiciales con su soberbia y poca moral.

El ánimo ofensivo del diputado acusado Eduardo Montealegre continuó con sus declaraciones contra mí desde la casa de su movimiento político, cayendo en su grata tarea de insultarme públicamente pero con la rebaja de su estatura moral. Con su falta de razonamiento e insultos, el diputado acusado Eduardo Montealegre demostró a los nicaragüenses que no tiene argumentos para defenderse de mis acusaciones contra sus presuntos delitos.

Es insólito que el banquero Eduardo Montealegre, con mi demanda por sus injurias y calumnias, se transforme de querellado en querellante, de ofensor a ofendido, de calumniador en calumniado, de acusado en acusador, de presunto delincuente en presunto inocente. Pero toda esa formidable transmutación es posible por su soberbia, prepotencia e impunidad.  

Como le dije personalmente en una ocasión, y dos periodistas son testigos, “continúo esperándole en los juzgados”, y hoy reitero, como siempre lo he dicho públicamente, que un día le veré sentado en el banquillo de los acusados. Tenga la seguridad, diputado acusado Eduardo Montealegre, que lo trataré en forma respetuosa y civilizada.





¿Más o menos pobres?

21 08 2010

Es bastante discutible si el índice de pobreza ha subido, o ha bajado, o si se mantiene constante en Nicaragua, pero es bastante seguro que la miseria ha disminuido en algunas zonas rurales debido a los nuevos programas de reducción de la pobreza que el gobierno del Presidente Daniel Ortega incluyó en el Presupuesto Nacional y en el cuarto programa trienal suscrito con el Fondo Monetario Internacional.

El hecho que el Banco Mundial haya contribuido técnicamente a estimar un índice de pobreza no es una condición suficiente para imponer los resultados de esa encuesta a la población. Lo discutible es, pues, la metodología empleada en el análisis, ya que tengo en cuenta un antecedente que provocó mi crítica técnica al Banco Mundial sobre sus conclusiones en la IV Encuesta de Medición de Nivel de Vida de la Población (EMNV) de 2005.

El Banco Mundial trató de reducir el índice de pobreza de 2005 “ajustando” el aumento de 46.1% del precio del café molido en la amplia muestra rural y urbana de la EMNV de 2005 en relación con el registrado en la EMNV de 2001 con el aumento de 33.8% del precio del café molido obtenido en la reducida encuesta urbana del Índice de Precios al Consumidor (IPC) entre 2001 y 2005.

A ese desliz técnico se agregó otro “ajuste” técnico del Banco Mundial para disminuir el nivel de pobreza de Nicaragua, mediante la reducción de la ingesta de kilocalorías per cápita diaria de los nicaragüenses, al haber introducido en la EMNV de 2005 la cantidad de 2187 calorías registrada en la EMNV de 2001, omitiendo la cantidad de 2285 resultante del VIII Censo de Población y IV de Vivienda de 2005, un dato más reciente que tomó en cuenta la estructura de la población por edad y sexo del país.

Con esos dos ajustes, el Banco Mundial determinó que entre 2001 y 2005 el índice de pobreza había aumentado levemente de 45.8% a 46.2% en 2005 y el índice de pobreza extrema había disminuido de 15.1% en 2001 a 14.9% en 2005, mientras que la versión de Gobierno de Nicaragua, a través del Instituto Nicaragüense de Estadísticas y Censos (INEC) en ese entonces, y difundida en 2007 por el Instituto Nacional de Información de Desarrollo (INIDE), mostraba que en 2005 el índice de pobreza fue de 48.3% y el índice de pobreza extrema, 17.2%. Por eso reitero que los resultados de una encuesta no deben imponerse, porque están de por medio todos los asuntos relacionados con la metodología empleada en el cálculo de ambos índices, con más razón si sus resultados son comparados con los datos obtenidos en la penúltima encuesta.

La evolución de la economía nacional entre 2005 y 2009 indica que, en términos promedio anual, el Producto Interno Bruto creció 2.1% y la población aumentó 1.3%, por lo cual podría argumentarse que el ingreso per cápita se elevó 0.8% y la pobreza, por lo tanto, se redujo. Sin embargo, el riesgo de esa afirmación es que no hemos tomado en cuenta la concentración del ingreso en pocas manos nicaragüenses.

El Producto o Ingreso Interno Bruto Por Habitante Promedio Anual en dólares corrientes registró un aumento de US$894 en 2005 a US$1,071 en 2009. En la gráfica siguiente puede observarse que hubo una caída de US$31 en el ingreso por habitante en 2009 con respecto a 2008, por los efectos de la recesión económica mundial, entre los cuales se destacó, de acuerdo con nuestras estimaciones de COPADES, el aumento de 46 mil personas en el ejército de desempleados.

Esa caída del ingreso per cápita y ese aumento del número de desempleados también podrían conducirnos a la conclusión que la pobreza aumentó en 2009 con respecto a 2008. Sin embargo, esa conclusión podría ser refutada con el dato que el ingreso per cápita de 2008 fue US$208 superior a su nivel registrado en 2005, pero siempre estaría latente el riesgo de la inequidad de la distribución del ingreso per cápita.

La probabilidad de ese riesgo es bastante alta. De acuerdo con datos del Informe Regional de Desarrollo Humano Para América Latina y el Caribe 2010 del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el coeficiente de Gini del ingreso per cápita en 2005 fue 0.523 (SEDLAC 2005) ó 0.532 (CEPALSTAT), y la magnitud de ambas estimaciones reflejan una distribución bastante inequitativa de dicho ingreso. Cabe mencionar que el coeficiente de Gini, ideado por el estadístico italiano Corrado Gini, tiene un valor entre 0, que corresponde a la perfecta igualdad, y 1, que corresponde a la perfecta desigualdad, que en este caso 0 implicaría que todos tienen el mismo ingreso y 1, que una persona tiene todos los ingresos y los demás no tienen ingresos.

Con los datos antes mencionados, podría aseverar que la pobreza no ha disminuido en Nicaragua. Está muy claro que el crecimiento económico del país es insuficiente para reducir el desempleo y la pobreza –COPADES estima una tasa de desocupación (o subutilización) global de 28% de la población económicamente activa en 2009-, que la inversión se ahuyenta con el ruido político y que el ingreso se concentra en pocas manos.

Las encuestas pueden tener un bajo margen de error y ser representativas en los niveles nacional, rural y urbano, pero aún con esas particularidades no se podría aceptar fácilmente que la pobreza ha disminuido si se desconocen los aspectos metodológicos cuantitativos y cualitativos del análisis científico, más aún cuando recuerdo los dos ajustes que aumentaron levemente y profundizaron menos la pobreza en 2005.





El córdoba valía 19% más de lo que debía valer en 2009

19 08 2010

Trataré de explicar a mis colegas economistas que el córdoba en 2009, en términos promedio anual, valía 19% más de lo que debía valer, de acuerdo con mis estudios sobre la sobrevaluación del córdoba con base en los datos oficiales del Gobierno de Nicaragua.

1.           Análisis de los efectos de las políticas macroeconómicas sobre el tipo de cambio real observado o de corto plazo

A continuación utilizamos el resultado de la regresión del modelo (que se muestra al final de estos comentarios) para analizar los efectos de las políticas macroeconómicas, en orden de importancia, sobre el Tipo de Cambio Real Observado o de Corto Plazo:

La Presión Monetaria: el signo del coeficiente de BM/PIBN es negativo como sugiere la teoría, lo cual indica que, con la cláusula “ceteris paribus”, una política monetaria restrictiva  de 1% del PIB deprecia al córdoba en 0.022%, o sea que contribuye en mejor forma a la depreciación del tipo de cambio real observado y reduce su sobrevaluación con respecto al tipo de cambio real de equilibrio.

La Presión del Déficit Fiscal: el signo del coeficiente de DF/PIBN es negativo como sugiere la teoría, o sea que, con la cláusula “ceteris paribus”, la reducción de la presión fiscal de 1% del PIB del déficit fiscal provoca una depreciación de 0.006% del tipo de cambio real observado y, por lo tanto, reduce su sobrevaluación con respecto al tipo de cambio real de equilibrio.

La Brecha Cambiaria: su primera diferencia (BRECAMBD = BRECAMBT – BRECAMBT-1) tiene un coeficiente diferente de cero al nivel de significancia del 5% y es negativo como sugiere la teoría, porque los aumentos de la brecha cambiaria se relacionan con una apreciación del tipo de cambio real observado. Ceteris paribus, la disminución de la brecha cambiaria a partir de 1992, por ejemplo de 1%, condujo a una levísima depreciación de 0.012% del tipo de cambio real observado. Esta variable refleja los cambios en los costos de intermediación del mercado cambiario, los desequilibrios entre la oferta y la demanda de divisas del mercado financiero, los efectos de cualquier control de cambios y las expectativas de devaluación que tengan los agentes económicos.

La Devaluación Nominal: el signo del coeficiente de TDON es positivo como sugiere la teoría e indica que, ceteris paribus, una devaluación de 1% del tipo de cambio sólo produce una depreciación muy pequeña (o aumento) de 0.00001% del tipo de cambio real de corto plazo. Es importante mencionar que se supone que las devaluaciones nominales en el modelo son neutrales en el largo plazo, o sea no afectan al tipo de cambio real de equilibrio. Aunque el coeficiente de TDON es diferente de cero al nivel de significancia del 5%, las devaluaciones nominales no se tradujeron en devaluaciones reales en la mayoría de los años del período analizado, porque la política fiscal expansiva y la política monetaria restrictiva no han sido consistentes y, además, porque se establecieron mecanismos de indexación de precios con respecto al precio de la divisa desde la década de los noventa.

La Variable Binaria: la variable D1, que tiene un valor anual de 1 en el período 1987-1991, cuando se registró la hiperinflación en Nicaragua,  y otro valor de 0 en el resto de años de la muestra, posee un signo negativo y su interpretación no es nada más que la altura de la línea de regresión: en esos cinco años la línea de regresión parte de -0.7016, mientras que para el resto de los años dicha línea parte del origen del cuadrante, o sea de cero.  

La variable AR(5): representa un componente autoregresivo de quinto orden, utilizado para corregir la correlación serial en el residuo rezagado No.5.

La variable MA(5): representa un proceso de media móvil, utilizado para corregir la correlación serial en el residuo rezagado No. 5.

2.           Análisis de las variables fundamentos sobre el tipo de cambio real de equilibrio o de largo plazo

Para determinar la ecuación del Tipo de Cambio Real de Equilibrio o de Largo Plazo, se dividen los parámetros estructurales o de largo plazo asociados con las variables fundamentales (LNIRTI, FNK1PIB, G) entre el valor de 1-θ. Dónde θ está representado por el coeficiente de la variable endógena. La siguiente lámina ilustra cómo se determinan los coeficientes de largo plazo para las variables fundamentales.

La velocidad del ajuste automático depende del parámetro θ, cuyo valor es de 0.803782. Cuanto menor sea θ, o cuando más se aproxime a cero, la velocidad de corrección será lenta.  En teoría, el valor de θ dependerá del valor de los diferentes coeficientes estimados en el modelo.

Así, la regresión del LNITCERM de equilibrio (LNITCERME) es: LNITCERME   =  0.826014943*LNIRTI   +   0.084711902*FNKPIB   –   0.093706999*G     (1)

A continuación analizamos los efectos individuales de cada una de las variables fundamentos sobre el Tipo de Cambio Real Multilateral de Equilibrio o de Largo Plazo: 

La Relación de Precios de Intercambio: el signo del coeficiente de LNIRTI es indeterminado según la teoría, pero al ser positivo se da el efecto “ingreso” que consiste en que una mejoría del IRTI producirá un mayor flujo de divisas por exportaciones y reducirá el déficit de la balanza comercial y de la balanza de pagos, y conducirá a un incipiente superávit en el balance de cuenta corriente. La eliminación del superávit requerirá una apreciación del tipo de cambio real de equilibrio. Ceteris paribus, con este efecto “ingreso”, un deterioro de 1% en la relación de precios de intercambio implicará en el largo plazo una depreciación del tipo de cambio real de equilibrio del orden de 0.826014943% [= 0.162079 / (1 – θ)]. Cabe mencionar que el otro efecto para esta variable es el de “precios”: una mejoría de IRTI provocará una apreciación del tipo de cambio real de equilibrio, por lo que el signo del parámetro es negativo, y disminuye la sobrevaluación del córdoba.

El Flujo Neto de Capital: es la suma de las transferencias o donaciones y de los préstamos netos (de amortizaciones) oficiales, las remesas familiares y el movimiento de capital privado neto. El signo del coeficiente de FNKPIB es positivo como sugiere la teoría, y es diferente de cero al nivel de significancia del 5%. Ceteris paribus, si el flujo neto de capital aumenta en 1% del PIB, el tipo de cambio real de equilibrio se deprecia y se aumenta la sobrevaluación del córdoba en 0.084711902% [= 0.016622 / (1 – θ)]  en el largo plazo.

La Tasa de Crecimiento del PIB Real: el signo del coeficiente de G, que es una variable “proxi” a la del progreso tecnológico, es negativo como lo sugiere la teoría, y es significativo al nivel del 5%. Si el PIB real aumenta 1%, se aprecia el tipo de cambio real de equilibrio y reduce la sobrevaluación del córdoba en 0.093706999% [= 0.018387 / (1 – θ)] en el largo plazo. Un crecimiento económico más rápido facilitaría una apreciación del tipo de cambio real de equilibrio (el efecto “Ricardo-Balassa”).

3.           Conclusiones y Recomendaciones 

Las variables fundamentos han depreciado el tipo de cambio real de equilibrio y, consecuentemente, han contribuido a aumentar la sobrevaluación del córdoba, y en orden de importancia en Nicaragua, son las siguientes:

El índice de la relación de precios de intercambio, que con su deterioro deprecia el tipo de cambio real de equilibrio y aumenta la sobrevaluación del córdoba en el corto plazo.

La tasa de crecimiento del PIB real, una variable proxi del progreso tecnológico, cuyo aumento anémico aprecia marginalmente el tipo de cambio real de equilibrio en el largo plazo y, consecuentemente, reduce levemente la sobrevaluación del córdoba en el corto plazo.

El flujo neto de capitales, cuyo aumento deprecia el tipo de cambio real de equilibrio en el largo plazo y aumenta la sobrevaluación del córdoba en el corto plazo.

La convergencia del tipo de cambio de corto plazo hacia su equilibrio en el largo plazo es rápida: el tipo de cambio real observado converge hacia su nivel de equilibrio al disminuir su sobrevaluación en 19.6% promedio anual en la muestra de 39 observaciones correspondiente al período 1970-2009.

Las políticas macroeconómicas aumentaron la apreciación del tipo de cambio oficial real observado en 8.8% promedio anual en el período 1979-1991 y la redujeron en 4.8% promedio anual en el período 1991-2009.

La política monetaria ha sido más efectiva que la política fiscal para reducir la sobrevaluación del tipo de cambio real observado porque la tendencia creciente de la base monetaria es leve, más aún a partir en el período de estabilización macroeconómica, que se inició en mayo de 1991.

El déficit fiscal ha sido financiado exclusivamente con recursos externos sin generar inflación en el mercado local, pero la afluencia de la cooperación externa ha sobrevaluado al córdoba.

La política cambiaria ha sido la menos efectiva para reducir la sobrevaluación del tipo de cambio real de equilibrio, tanto por las inconsistencias entre la política fiscal y monetaria como por la presencia de mecanismos de indexación de precios en córdobas con respecto al tipo de cambio oficial nominal.

La brecha positiva entre el logaritmo natural del índice de tipo de cambio efectivo real multilateral observado o de corto plazo (LNITCER) y el logaritmo natural del índice de tipo de cambio efectivo real multilateral de equilibrio o de largo plazo (LNITCERE) refleja la sobrevaluación del córdoba.

La sobrevaluación alcanzó un máximo de 65.9% en 1987 y se ha reducido hasta 19.1% en 2009, gracias a las políticas de estabilización macroeconómica y de reforma estructural de la economía emprendidas a partir de 1989.

En 2009 el porcentaje de sobrevaluación del tipo de cambio real es de 19.1%, que se redujo en 4.4 puntos porcentuales en relación con su nivel observado de 23.5% en 2008, debido principalmente al comportamiento de dos variables fundamento: el desplome de los precios de importación mejoró el índice de la relación de precios de intercambio y la reducción del déficit en cuenta corriente de la balanza de pagos implicó una menor necesidad de financiamiento externo.

No se aconseja devaluar el córdoba para reducir su sobrevaluación, sino avanzar con una mejor disciplina fiscal en el saneamiento de las finanzas públicas, para lo cual es necesario la aprobación de la ley de responsabilidad fiscal, continuar con una responsable emisión de dinero, reducir el déficit cuasifiscal con una mayor responsabilidad en la emisión de la deuda interna de la autoridad monetaria, y concluir las reformas estructurales de la economía nacional que faciliten elevar la competitividad empresarial, entre las cuales se destacan la educación técnica de la fuerza laboral, la transferencia de tecnología a las MIPYMEs y el mejoramiento y la ampliación de la infraestructura económica.

Una vez concluidas y mantenidas las tareas arriba señaladas, si aún existiese algún rezago del tipo de cambio real con respecto al nivel de equilibrio, se procedería a realizar una devaluación nominal que se traduzca en una devaluación real efectiva, pero esto implicaría desmantelar todos los mecanismos de indexación de precios con respecto al tipo de cambio.

El dilema de la dolarización oficial de la economía versus la recordobización de la economía tendrá que enfrentar previamente la pregunta de la reducción de la subvaluación del dólar estadounidense o la reducción de la sobrevaluación del córdoba. En cualquiera de ambas situaciones, los formuladores de las políticas económicas deberán dejar un valor apropiado de la moneda, local o extranjera, que promueva el esfuerzo exportador del país.  

4.             Anexo de la estimación del modelo para medir la sobrevaluación del córdoba

La estructura del modelo para medir la sobrevaluación del córdoba

Para estimar la Sobrevaluación del Córdoba se formuló un Modelo de Ajuste Parcial (MAP) compuesto por una ecuación de corto plazo y una de largo plazo, en el cual se distinguen los movimientos de equilibrio causados por las variables fundamento de los ajustes del Tipo de Cambio Real Observado causados por presiones macroeconómicas.

La ecuación de corto plazo se define como:

LNITCERM = β1TDONt + β2BRECAMBDt + β3DFPIBNt + β4BMPIBNt + θ(LNITCERMt* – LNITCERMt-1) + β8D1t+ νt             (2)

donde: 

  • LNITCERM es el logaritmo natural del índice de tipo de cambio efectivo real multilateral. 
  • β1, β2, β3, β4, denotan a los coeficientes de los parámetros dinámicos que influyen sobre el tipo de cambio real (TCR) observado. 
  • TDON es la tasa de devaluación oficial nominal. 
  • BRECAMBD es la primera diferencia de la brecha cambiaria (la del año t menos la del año t-1). 
  • DEFPIBN es la razón del déficit fiscal con respecto al Producto Interno Bruto (PIB), en precios nominales o corrientes. 
  • BMPIBN es la razón de la base monetaria o dinero de alto poder con respecto al PIB, en precios nominales o corrientes. 
  • θ(LNITCERMt*  – LNITCERMt-1) es el término de ajuste parcial entre el tipo de cambio real de equilibrio y el tipo de cambio real observado rezagado un período. θ representa el coeficiente de ajuste parcial, bajo la hipótesis de que el tipo de cambio real de corto plazo tiende a corregir los desequilibrios existentes en largo plazo. Esta hipótesis se define de la siguiente manera:  = LNITCERMt-1 =  θ(LNITCERMt*  – LNITCERMt-1); 0< θ ≤ 1 . La velocidad de corrección o de ajuste es determinada por la magnitud del coeficiente θ. Así, cuando θ se aproxime a 0 la velocidad de ajuste será más lenta, y cuando se aproxime a 1 la velocidad de ajuste será más rápida. 
  • νt es el residuo con ruido blanco de la regresión para cada período. 
  • D1 es una variable binaria, con valor de 1 entre los años 1987 y 1991 y 0 para el resto de los años de la muestra, que representa el inicio y el fin de la hiperinflación y también el inicio de la estabilización macroeconómica y las reformas estructurales de la economía.

La ecuación de largo plazo o de equilibrio se define como:

LNITCERMt* = α1LNIRTIt + α2FNKPIBt + α3Gt + εt     (3) 

donde: 

  •  LNITCERMt* es el índice de tipo de cambio efectivo real multilateral de largo plazo o de equilibrio. 
  • α1, α2, α3 denotan los coeficientes de los parámetros fundamentos que influencian el tipo de cambio real en el largo plazo. 
  • LNIRTI es el logaritmo natural del índice de la relación de precios de intercambio. 
  • FNKPIB es la razón del flujo neto de capital con respecto al PIB, valorados en dólares estadounidenses en precios corrientes; el flujo neto de capital está representado con la suma de las transferencias y los préstamos netos de amortizaciones oficiales, las remesas familiares y el movimiento de capital privado neto. 
  • G es la tasa de crecimiento del PIB Real, que es un valor proxi del progreso tecnológico. 
  • εt es el residuo con ruido blanco de la regresión para cada período.

Para obtener la forma matemática del Modelo de Ajuste Parcial (MAP), se sustituye la ecuación de largo plazo en la ecuación de corto plazo, y se obtiene la siguiente ecuación:

LNITCERMt = β1TDONt + β2BRECAMBDt + β3DFPIBNt + β4BMPIBNt + δ1LNIRTIt + δ2FNKPIBt + δ3Gt – θ LNITCERMt-1 + β8D1t+ μt     (4)

Donde los parámetros δn = θαn son de corto plazo y el valor del coeficiente de ajuste θ resulta del coeficiente de la variable endógena rezagada LNITCERMt-1

Habiendo estimado la forma matemática de la ecuación de corto plazo, se deriva la ecuación de largo plazo dividiendo los parámetros de corto plazo por θ y eliminando el término rezagado LNITCERMt-1, obteniéndose la ecuación de largo plazo:

LNITCERMt*  = δ1/θ(LNIRTIt) + δ2/θ(FNKPIB)t + δ3/θ(Gt)     (5)

Para estimar la sobrevaluación del Córdoba se utilizó el método de Mínimos Cuadrados Ordinarios (MCO) sobre la ecuación de Ajuste Parcial del Logaritmo Natural del Índice del Tipo de Cambio Efectivo Real Multilateral.

Con el uso del software Econometric Views 5.0 y con datos oficiales correspondientes al período 1970-2009, se obtuvieron los siguientes resultados:

Dependent Variable: LNITCERM    
Method: Least Squares    
Date: 04/19/10   Time: 11:46    
Sample (adjusted): 1976 2009    
Included observations: 34 after adjustments  
Convergence achieved after 21 iterations  
Backcast: 1971 1975    
         
         
Variable Coefficient Std. Error t-Statistic Prob.
         
         
TDON 1.01E-05 9.42E-07 10.74396 0.0000
BRECAMBD -0.012459 0.001956 -6.369175 0.0000
DFPIBN -0.006219 0.009961 -0.624331 0.5386
BMPIBN -0.022060 0.009244 -2.386310 0.0256
LNITCERM(-1) 0.803782 0.092861 8.655742 0.0000
LNIRTI 0.162079 0.101338 1.599397 0.1234
FNKPIB 0.016622 0.003007 5.527671 0.0000
G -0.018387 0.010888 -1.688773 0.1048
D1 -0.701601 0.059752 -11.74193 0.0000
AR(5) 0.369231 0.229443 1.609252 0.1212
MA(5) 0.925160 0.087082 10.62400 0.0000
         
         
R-squared 0.958686 Mean dependent var 4.411557
Adjusted R-squared 0.940724 S.D. dependent var 0.664471
S.E. of regression 0.161777 Akaike info criterion -0.549009
Sum squared resid 0.601948 Schwarz criterion -0.055186
Log likelihood 20.33315 Durbin-Watson stat 1.460908
         
         
Inverted AR Roots .82 .25+.78i .25-.78i -.66-.48i
  -.66+.48i    
Inverted MA Roots .80-.58i .80+.58i -.30+.94i -.30-.94i
  -.98    
         
         

La regresión del Tipo de Cambio Real de Corto Plazo tiene una buena bondad de ajuste (R2 = 95.9%), y no existe autocorrelación de errores ni heterocedasticidad, con base en los tests de Bruesch-Godfrey, White y ARCH. El error estándar de la regresión es igual a 3.7% de la media aritmética de la variable endógena, y la experiencia indica que cabría esperar un error estándar porcentual entre el 10% y el 15%.

En el nivel habitual de confianza (5%), los coeficientes de las variables endógenas resultaron estadísticamente diferentes de cero, con las excepciones de DFPIBN (relación Déficit Fiscal/PIB), LNIRTI, y G (% PIB). Sin embargo, estas variables resultan significativas a un nivel de confianza de 55%, 12% y 10% respectivamente, para explicar las variaciones del Tipo de Cambio Real Observado. Es importante notar que la variable DFPIBN es significativa a un nivel de confianza muy bajo (53.9%). Sin embargo, debido a la importancia de esta variable fundamento, la misma no se excluye del modelo.

Substituyendo los coeficientes de la regresión en la ecuación del modelo, obtenemos:

LNITCERM = 1.012342103e-005*TDON – 0.01245931436*BRECAMBD  – 0.006219045158*DFPIBN – 0.02205981129*BMPIBN + 0.803782*LNITCERM(-1) + 0.162079*LNIRTI  +  0.016622*FNKPIB  –  0.018387*G  –  0.701601*D1     (6)