La reducción de las cargas del servicio y del saldo de la deuda externa de Nicaragua

17 06 2010

Nicaragua ha sido uno de los países más beneficiados de los 43 países más pobres y endeudados del mundo con la reducción de su deuda externa. La cooperación internacional para reducir la carga del saldo (o principal) y del servicio (o pago de intereses y amortizaciones) de la deuda externa de nuestro país, aunque es contable porque la nación no recibía en este proceso algún ingreso efectivos de nuevos recursos externos, ha sido muy impresionante, pero por el lento crecimiento económico continuamos muy endeudados en términos de producción.  

Nuestro país negoció su deuda externa desde 1990 con los fines de normalizar las relaciones financieras internacionales del país, al cancelar una mora adeudada al Banco Interamericano de Desarrollo y Banco Mundial por US$316.6 millones, mantener el flujo de recursos concesionales de los países miembros del Club de París y emprender la reducción de la deuda existente con otros países y la banca internacional.

De acuerdo con datos oficiales, en el período 1990-2007 el Mundo le perdonó a Nicaragua el pago de US$1,351 millones de interés y amortizaciones con el Alivio Tradicional del Club de París (los alivios de Toronto, Nápoles y Lyon), el Alivio Interino de la Iniciativa para los Países Pobres Muy Endeudados (HIPC) y el Alivio de Reducción de la Deuda Multilateral (MDRI), a lo cual se agregó la condonación de un valor facial de US$14,313 millones adeudado a los acreedores externos, principalmente bilaterales, o sea a otros países.

Durante la Administración de la Sra. Violeta Barrios vda. de Chamorro, la Comunidad Internacional, sin la existencia de la Iniciativa HIPC, redujo el valor facial (principal más intereses) de la deuda de Nicaragua en US$6,633 millones, destacándose entre los acreedores Rusia con US$3,100 millones, México con US$1,066 millones, la banca comercial estadounidense con US$983 millones, Alemania con US$531 millones que correspondían a la ex República Democrática Alemana, y Estados Unidos con US$260 millones. Ningún organismo multilateral financiero concedió a Nicaragua ningún alivio en el saldo que les adeudaba nuestro país, porque no habían recibido la orden de hacerlo por parte del Grupo de los 7.

Esa orden se dio con la Iniciativa para Países Pobres Muy Endeudados (HIPC), que surgió en octubre de 2006. Con dicha Iniciativa, un país era clasificado como pobre y muy endeudado cuando su ingreso per cápita era menor que US$630 y, por otro lado, cuando el valor neto actualizado de su deuda externa pública o con garantía del Estado superaba el 250% del valor de sus exportaciones de bienes y servicios y cuando el monto pagado por  intereses y amortizaciones de la deuda externa pública era mayor que el 25% del valor de sus exportaciones de bienes y servicios.

Nicaragua fue elegida para el alivio de su deuda en el marco de la Iniciativa HIPC porque, de acuerdo con datos oficiales correspondientes a 1998, (i) su Producto Interno Bruto Per Cápita era US$444 mientras que cada nicaragüense adeudaba al Resto del Mundo US$1,314; (ii) su deuda externa pública de US$6,273 millones equivalía casi a tres veces el valor de su producción anual y a 8.5 veces el valor de sus exportaciones de bienes y servicios; (iii) su pago «efectivo» de la deuda externa por US$215 millones era igual a 10% del valor de su producción anual, 27% del valor de sus exportaciones de bienes y servicios y 40% de los ingresos tributarios recaudados por el Gobierno Central; y (iv) su base exportadora era (y aún es) poco diversificada, al participar 6 productos (café, azúcar, carne, mariscos, banano y ajonjolí) con el 55% en el volumen total de bienes exportados.

Esa Iniciativa fue ampliada en la Cumbre del G-7 en la ciudad alemana de Colonia en junio de 1998, que buscó sin éxito en Nicaragua el vínculo el vínculo de la reducción de la deuda y la reducción de la pobreza. El FMI, designado por el G-7 como el gran coordinador de esta operación debía asegurar que se invertirían más recursos en salud, educación y otros gastos sociales, con una mayor transparencia en el manejo del presupuesto y una mayor participación de la sociedad civil en la solución de los problemas sociales.

Con la Iniciativa HIPC Ampliada, para ingresar a este extraño club de países pobres y muy endeudados, la relación Deuda Externa/PIB fue disminuida a 150%, la relación Deuda Externa/Impuestos fue reducida de 280% a 250%, la relación Exportaciones/PIB bajó de 40% a 30%, y la relación Impuestos/PIB, o sea la presión tributaria, descendió de 20% a 15%. La condonación de la deuda comercial con el Club de París aumentó de 80% a 90%. Gracias a estos nuevos parámetros, Honduras fue clasificada como un país HIPC, después de haber sido golpeada por el Huracán Mitch.

El Club de París, con la Iniciativa HIPC, perdonó automáticamente US$1,783 millones a Nicaragua, cabe mencionar que en el período 1990-2009 le condonó un total de US$2,697 millones. Se agregaron las condonaciones de US$567 millones de organismos multilaterales, tales como BCIE que inició el proceso de reducción de la deuda de Nicaragua a partir de 1997, BID, BM, FMI, FIDA y Fondo Nórdico para el Desarrollo. También cabe señalar que el monto total condonado de la deuda multilateral fue de US$3,073 millones durante el período 1990-2009, en el cual se distingue el Alivio MDRI de US$2,384 millones en el bienio 2006-2007.

Con la reducción de la deuda externa de Nicaragua se eliminó uno de los más graves problemas estructurales de la balanza de pagos del país. Otro de esos problemas, como se mencionó anteriormente, es la poca diversificación de la base exportadora de Nicaragua. La eliminación de este otro problema siempre ha demandado la implementación de una efectiva estrategia exportadora del país, la cual no debe continuar descansando en el sector agropecuario. Se necesita generar un mayor valor agregado en la canasta de exportaciones del país; se necesita discutir, formular y ejecutar, con un pleno apoyo de la política económica gubernamental, un plan de producción agroindustrial con un sesgo predominantemente exportador.   

Pero debe prevalecer el principio fundamental de que «la entrega de nuevos préstamos externos debe estar en función de la capacidad de pago del país»

Anuncios

Acciones

Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s