El manipulador de información pública y privada

15 06 2010

El acusado y diputado querellado Eduardo Montealegre cree que manipula la opinión pública con sus ataques a mi persona al mostrar cada lunes desde su covacha política los papeles que dejó un prófugo de la Justicia de Nicaragua, como lo es el economista Noel Sacasa, ex Superintendente de Bancos y de Otras Instituciones Financieras (SIBOIF), quien huyó de Nicaragua, sin avisarle a los diputados que lo nombraron en ese alto cargo y que hoy vive refugiado en Washington, D.C. laborando en un organismo financiero multilateral.

El acusado Eduardo Montealegre, en una forma poco inteligente, ha concentrado sus ataques contra mi persona, en mi carácter de miembro de la junta directiva del extinto Banco del Café (BANCAFÉ), porque yo le descubrí su delincuencia en la reestructuración de la deuda por CENIs Bancarios y en la subasta de los activos de los cuatro bancos liquidados que se llevó a cabo en el Banco Central de Nicaragua (BCN), en mi investigación que realicé ad honorem a solicitud de la Contraloría General de la República (CGR), y que sirvió para otra acusación que le interpuso la Fiscalía General de la República y de la cual también huye escondido en las enaguas de la inmunidad y reconfirma su presencia en la fila de los impunes de este país.

La insolencia de los lunes del acusado Eduardo Montealegre Rivas me ha obligado a mencionar los nombres de las otras personas que formaron la junta directiva del extinto BANCAFÉ, porque el diputado querellado, al reiterar sus injurias y calumnias por las cuales lo acuse el 27 de agosto de 2008, también atropella la honradez y la honorabilidad de otras personas.

Esas personas son Francisco Mayorga -quien demostró en dos juicios que el BANCAFÉ fue liquidado desde la SIBOIF por el prófugo de la justicia Noel Sacasa-, Javier Ley Lau, Omar González Cerda, Alfonso Delgado Molina, Jorge Iván López, Juan López Zeledón, Raúl Amador Torres -actual presidente de INVERCASA-, Ronald Calero, María Teresa Bendaña -quien es suegra de un hermano del diputado querellado-, Alejandro Morales, Manuel Salvador Hernández, Ruth Elizondo y Mario Arana -quien fue miembro del gabinete de Enrique Bolaños y del que formó parte el acusado Eduardo Montealegre-.

Esas personas son honradas y honorables, que no deben estar expuestas al grave riesgo moral por las diatribas del acusado Eduardo Montealegre, quien se ha caracterizado por tener una baja estatura moral en su defensa por mi acusación estrictamente personal que es conocida por los nicaragüenses.

El acusado Eduardo Montealegre también esconde información a la opinión pública. El prófugo de la justicia Noel Sacasa designó a la Lic. Karla Icaza Meneses, Intendente de Bancos de la SIBOIF, para asistir a las sesiones de la Junta Directiva y del Comité Ejecutivo del BANCAFÉ, con derecho a vetar operaciones y resoluciones en ambos casos a lo largo de un año en el extinto BANCAFÉ.

En su perorata del lunes 14 de junio recientemente pasado, el acusado Eduardo Montealegre señala que yo aprobé un préstamo a COGRANISA por US$1.4 millones, pero el diputado querellado oculta que en el Acta No. 91 del 30 de marzo de 2000 de la reunión extraordinaria e Junta de Directores del BANCAFÉ la Intendente de Bancos de la SIBOIF, Lic. Karla Icaza, avaló un préstamo a esa empresa y a otras tres más por un monto de US$6 millones.  

El presunto delincuente Eduardo Montealegre no razona y sólo insulta, solo injuria y calumnia mas no piensa. Él se cree dueño de la verdad absoluta, pero sus falsedades están basadas en documentos preparados por un prófugo de la justicia que condujo al cierre de más de un banco en nuestro país en los años 2000 y 2001, como es el economista Noel Sacasa.

Los papeles del prófugo Noel Sacasa fueron útiles para otro acusado por la Fiscalía General de la República, el abogado Noel Ramírez, ex presidente del BCN, con los cuales él escribió un libro que presentó en un club privado y antes de eso había rehuido a un debate técnico al que lo reté en el Instituto Internacional Albertus Magnus, con el fin de demostrarle su presunta delincuencia en el caso de la emisión de los CENIs Bancarios, que develé en la misma investigación que me solicitó la CGR.

Ahora el que aparenta ser honrado y honorable, el banquero Eduardo Montealegre, se basa en el libro del abogado Noel Ramírez con el afán de enlodarme con su presunta delincuencia y expone a un riesgo moral a varias personas que no merecen ser sujetas de sus injurias y calumnias cada lunes.

Pero debo reconocer que el abogado fue más inteligente que el banquero. Noel Ramírez solo mostraba papeles para demostrar que yo fui miembro de la junta directiva del BANCAFÉ, mas no me injurió ni calumnió, porque si lo hubiese hecho también lo hubiera acusado como acusé a Eduardo Montealegre.

En síntesis, tres presuntos delincuentes, un economista, un abogado y un banquero, Noel Sacasa, Noel Ramírez y Eduardo Montealegre, se apoyan mutuamente con el afán de demostrar sus supuestas inocencias.   

Es lamentable ver que en Nicaragua algunas personas que tienen compromisos pendientes con la justicia por graves daños a la nación, como fue el atraco al presupuesto por la liquidaciones bancarias, hoy tratan de aparentar ser honorables, honrados, y ocupan y pretenden seguir ocupando altos cargos en la dirección de nuestro país. En otro país, con instituciones públicas sólidas y con el más elevado respeto al imperio de la ley, ya sabemos donde estarían.

Anuncios

Acciones

Información

One response

17 06 2010
Erick Tellez

Y porque Noel Sacasa no fue investigado? Cuanta corrupcion hay en este pais.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s