El talón de Aquiles de Nicaragua frente al FMI

29 04 2010

Las reformas estructurales suscritas con el Fondo Monetario Internacional (FMI) han sido el talón de Aquiles para Nicaragua en la obtención de los préstamos muy concesionales de divisas líquidas de libre disponibilidad provenientes de los organismos multilaterales, que son utilizados para apoyar el aumento de las reservas internacionales y financiar el pago de intereses y amortizaciones de la deuda externa -aún no hemos salido del círculo vicioso de endeudarnos para pagar la deuda externa-. Por supuesto que el cumplimiento de esas reformas estructurales requiere una mutua cooperación entre la Asamblea Nacional y el Poder Ejecutivo.

Cuando los incumplimientos de esas reformas cierran las ventanillas multilaterales de este tipo de préstamos al país, el Banco Central de Nicaragua (BCN), sin supervisión o sin control social, nos endeuda internamente con los grupos financieros locales mediante subastas de Letras Estandarizadas con cortísimos plazos y “atractivas” tasas de interés dolarizadas más altas que las existentes en el mercado financiero internacional, o con lo que he denominado “mal llamadas operaciones de mercado abierto”.

Cuando las ventanillas multilaterales se reabren, se desploman las tasas de interés de esos papeles emitidos por la autoridad monetaria. En conclusión, para el logro de los objetivos de aumento de reservas internacionales y del pago oportuno de la deuda externa, si no aumenta la deuda interna muy concesional, es seguro el incremento de la deuda interna onerosa para la mayoría de la población que es pobre, y crecen las pérdidas o el déficit cuasi fiscal del BCN por el pago de intereses y el mantenimiento de valor de sus papeles subastados, y por lo cual ahora,  en su propuesta de nueva ley orgánica, pide ser capitalizado con bonos del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, mejor dicho con el apoyo de los contribuyentes.

Como resultado de la aprobación de la II y III revisiones del Programa “PRGF2” en 2009, el FMI prestó US$38 millones en ese año, y por primera vez lo destinó al apoyo presupuestario debido a la recesión económica mundial, en vez de su tradicional asignación exclusiva al “fortalecimiento” de la posición de las reservas internacionales; para 2010, último año del programa renombrado como “ECF”, Extended Credit Facility, el FMI ha programado un desembolso de US$36 millones, de los cuales el gobierno espera recibir US$18 millones en mayo próximo por la aprobación de la IV Revisión del Programa “PRGF2”.

Por otro lado, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en 2009 concedió un monto total de préstamos de divisas líquidas de libre disponibilidad de US$61 millones, de los cuales US$20 millones correspondían a la programación de 2008, porque fueron aprobados por la Asamblea Nacional tardíamente el 22 de enero de 2009; para 2010 el BID prevé prestar US$43 millones si se cumplen las reformas estructurales suscritas para el año en curso.

Cabe recordar que en 2009 el Banco Mundial facilitó un préstamo de US$18.3 millones que estaban programados para 2008 debido a la mencionada aprobación tardía por parte de la Asamblea Nacional, pero no facilitó US$20 millones programados para 2009 ni se perfila ningún desembolso de este organismo para 2010. Creo que la suspensión de este tipo de préstamo del Banco Mundial se explica por los problemas de gobernabilidad en el país.

Y por esos mismos problemas de gobernabilidad, el Grupo de Apoyo Presupuestario suspendió en 2009 las donaciones de US$48 millones divisas líquidas de libre disponibilidad, excepto la Unión Europea que donó al presupuesto nacional US$15 millones para apoyar al sector de educación pública, y no se tiene prevista ninguna donación para 2010.

De acuerdo con las recientes declaraciones públicas del presidente del BCN, Nicaragua se ha comprometido a realizar o avanzar en una acción previa y cuatro reformas en el ámbito estructural de la economía. El cumplimiento de esas condicionalidades mantendría abiertas las ventanillas multilaterales de préstamos concesionales del tipo de divisas arriba mencionado, cuyo saldo pendiente de entrega después de mayo próximo estimo en US$61 millones, de acuerdo con datos del FMI. 

A partir de inicios de mayo, la acción previa es incrementar las tarifas de energía eléctrica entre 5% y 6%, por el acuerdo establecido de trasladar los cambios en los costos al pliego tarifario, en función de una fórmula de ajuste que fue aprobada en diciembre de 2007. El último ajuste de estas tarifas fue de 18% entre mayo y octubre de 2009 y se pretende también asegurar la reducción de las pérdidas técnicas de electricidad con las inversiones de las compañías distribuidoras.

En relación con las reformas estructurales, a finales de junio próximo se modificará la ley anti fraude en el consumo de energía que se aprobó en junio de 2008, con el muy probable objetivo de aumentar la cobertura de los clientes sujetos a las penalidades.

También a finales de junio se espera que la Asamblea Nacional apruebe la nueva ley orgánica del BCN, la cual persigue los objetivos de su autonomía y capitalización.

Para finales de agosto, se pretende publicar las opciones para reformar el sistema de pensiones de seguridad social y reducir el déficit actuarial del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS). Desde el año 2000, cuando se quiso privatizar la administración de los fondos de la seguridad social, hasta la actualidad se ha previsto aumentar gradualmente la edad de jubilación de 60 a 65 años, aumentar las tasas de contribución, incrementar el período mínimo de contribución, eliminar la indexación de las pensiones mínimas con el salario mínimo e indexarlas con la tasa de inflación pasada.

Y a finales de septiembre, se establecerá un marco regulatorio para  las microfinancieras y las cooperativas financieras que no son supervisadas por la Superintendencia de Bancos y de Otras Instituciones Financieras (SIBOIF).

Veremos si se da la mutua cooperación entre legisladores y ejecutivos del Estado de Nicaragua en un año preelectoral y con gran ruido político, para que el FMI y el BID nos presten US$43 millones de divisas líquidas de libre disponibilidad en el segundo semestre de este año con el propósito de aminorar la caída de las reservas internacionales en 2010.

Anuncios

Acciones

Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s