La economía de Centroamérica en 2014

22 08 2013

 

El business clock globalLa economía centroamericana, y por ende la nicaragüense, estará influenciada en 2014 por un leve repunte de 2.1% de la economía mundial, aunque las economías avanzadas continuarán reflejando lentos ritmos de crecimiento, por lo cual las economías emergentes y en desarrollo, que tienden a crecer 5,4%, principalmente China, con 7.7%, e India con 6.3%, serán la locomotora del desempeño de la producción mundial.

El principal socio comercial de Centroamérica, Estados Unidos, alcanzará un crecimiento de 2.7%, la tasa más alta registrada desde 2005, mientras que Japón, con su “abeconomía” logrará un 1.2% y la Eurozona mostrará un anémico aumento de 0.9%. Consecuentemente el volumen de los flujos comerciales se expandirá 5.4% el próximo año, pero no apunta a ser un factor de impulso en las economías centroamericanas.

La esperada interrupción de la política monetaria acomodaticia (quantitative easing) de Estados Unidos –la Fed compra mensualmente títulos valores por 85 mil millones de dólares- elevará las tasas de interés internacionales y limitará la disponibilidad de recursos externos. Por consiguiente, los países de Centroamérica tendrán dificultades para financiar los déficits fiscales y de cuenta corriente de las balanzas de pagos y, además, observarán salidas de capital porque se reducirá el premio que ofrecen comparado al mayor rendimiento que tendrían las inversiones financieras en Estados Unidos. Esto impactará al crédito interno por las alzas de las tasas de interés en el mercado interno.

La tasa de inflación, que no es un problema, siempre está bajo control y, además, las economías avanzadas no presentan altas presiones de demanda. Por lo tanto, la inflación en los países de economía avanzadas pasa de 1.7% en 2012 a 2.0% en 2014, mientras que la de los países emergentes y en desarrollo pasa de 6.0% a 5.5% en ambos años respectivamente.

Teniendo en cuenta esas premisas externas del entorno económico centroamericano, se debe señalar que todos los países del istmo pasan actualmente por un año complicado en materia de crecimiento económico, debido a los menores volúmenes de exportaciones y de los flujos de inversión extranjera, así como en materia fiscal y externa por los déficits que afectan las expectativas de consumo y producción por los ajustes macroeconómicos requeridos.

El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) Real de Centroamérica se acelerará levemente al pasar de 3.7% en 2013 a 3.9% en 2014, y el producto o ingreso real en términos per cápita crecerá apenas 2.1%, lo cual obstaculiza la reducción de la pobreza y la garantía de un mayor bienestar a la población. La generación de empleo, por lo tanto, no experimentará una mejora sustancial, ya que la tasa de desempleo abierto se mantendrá en el nivel de 4.8% de la población económicamente activa, similar a la de 2013.

Por el lado de la demanda interna, o sea, los volúmenes de bienes de consumo y de inversión, se prevé un crecimiento de 4.0% por la finalización de proyectos de inversión importantes en Panamá y el ajuste fiscal en Honduras, aunque las remesas familiares, el crecimiento del crédito en los principales países de la región y la tasa de inflación moderada dinamizarán a dicha demanda

El desempeño exportador de Centroamérica retornará a la senda del crecimiento en 2014, al reflejar un valor de US$60,635 millones que aumenta 5.3% con respecto a 2013, resultado de la débil demanda del Resto del Mundo y la reducción de los precios de algunos productos de la oferta exportable. Las importaciones de bienes CIF, cuyo valor se pronostica en US$94,544 millones al crecer 5.5%, se han visto afectadas en 2013 por la desaceleración del crecimiento económico y de la demanda interna, así como los menores precios internacionales de materias primas y algunos bienes de consumo.

Así, la tendencia del déficit en cuenta corriente de la balanza de pagos es de US$9,591 millones y equivale a 4.5% del PIB regional, pero en algunos países, como Honduras y Nicaragua, generará mayores necesidades de financiamiento que podrían limitarse en el corto plazo. Las principales fuentes de financiamiento del déficit externo provendrán de la inversión extranjera directa, el financiamiento externo oficial y los préstamos comerciales y bancarios. La cuenta financiera y de capital de la balanza de pagos totalizará US$13,312 millones e igual a 6.3% del PIB regional, que se reduce por el eventual incremento de las tasas de interés internacionales y la salida de capitales de las economías como la centroamericana.

Por otro lado, el principal reto de los países del istmo en el corto plazo es la sostenibilidad de las finanzas públicas. El bajo crecimiento económico ha tenido un efecto desfavorable en la recaudación de impuestos –la carga tributaria de los gobiernos centrales es 12.8% del PIB, igual a la de 2012 y 2013- y no se ha contenido efectivamente el gasto gubernamental que tiene poco impacto positivo en el crecimiento económico, como son los pagos de las remuneraciones y de los intereses de la deuda gubernamental. Esto provoca un déficit fiscal del 3.7% del PIB, que es resultado de una leve aceleración del crecimiento económico y del inicio del proceso de ajuste en Honduras y Panamá, e implicará el mantenimiento de la tendencia creciente del endeudamiento público que se observa desde 2007, al pasar de 41.7% en 2013 a 43.0% del PIB en 2014.

En el ámbito bancario regional, se espera un encarecimiento de los costos de financiamiento y la limitación de la disponibilidad de recursos por el posible retiro del paquete de estímulo del banco central estadounidense. El crédito bancario al sector privado continuará mostrando un crecimiento en función del desempeño de la demanda interna y representará, excluyendo a Panamá, el 44.6% del PIB en 2014.

Finalmente, al tomar en cuenta que las presiones inflacionarias externas son muy modestas debido a la débil demanda de los países de economías avanzadas, el pronóstico de la tasa de inflación promedio de los países centroamericanos para 2014 es igual al resultado esperado de 2013, es decir, 5%.

En conclusión, en 2014 Centroamérica ofrecerá un escenario económico similar pero menos asfixiante que el de 2013.

About these ads

Acciones

Information

2 responses

25 08 2013
Hamilton Gomez

Dr. por mi puesto de trabajo tengo acceso a conversar con muchas personas que trabajan en diferentes rubros y todos me comentan que tienen problemas en cumplir con su meta de ventas, sera que los empresarios proyectaron un crecimiento en ventas sin considerar un escenario diferente en la economia regional? En mi trabajo se nos ha hecho dificil llegar a la meta igual le pasa a un amigo que trabaja con productos de consumo masivo. ¿ Aca en nuestro pais llegamos al fin de la bonanza economica producto del dinero de Chavez?

saludos y gracias por su comentario.

26 08 2013
nestoravendao

Señor Hamilton Gómes: Mañana haré una seminario sobre el perfil de la economía en 2014. Allí hablaré detalladamente sobre estos asuntos. Además, dentro de 3 semanas realizaré un seminario sobre la economía de Centroamérica en 2014 y le avisaré oportunamente. Saludos, Néstor Avendaño

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 958 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: