Mis comentarios al Informe del Estado de la Región en Desarrollo Humano 2011

14 10 2011

Estimados Miembros de la Mesa Principal

Estimados Participantes:

El Cuarto Informe Estado de la Región en Desarrollo Humano 2011 refleja la presencia de un complicado escenario centroamericano, que se caracteriza principalmente por choques económicos, crisis políticas, violencia e inseguridad ciudadana, desigualdades, exclusión social y riesgos climáticos.

Los efectos de la recesión económica mundial no han desaparecido, porque el virus de los papeles hipotecarios tóxicos mutó en un virus financiero con la caída de la banca de inversión de Wall Street en septiembre de 2008. Luego, el virus se volvió real con la recesión económica que afectó a nuestros países centroamericanos a los largo de 2009. Después se transformó en un virus presupuestario, debido a la crisis fiscal que se originó con el rescate a los banqueros en las economías avanzadas y con el impulso al crecimiento económico mundial en 2010. Sin embargo, el virus continuó mutando y se volvió un virus cambiario a inicios de 2011, con la guerra de divisas provocada por la subvaluación y la sobrevaluación de las monedas duras y de las monedas de países emergentes, que en este momento se manifiesta con una probable guerra comercial entre Estados Unidos y China por el reclamo estadounidense de la subvaluación del yuan. Y recientemente, el virus es político, porque estamos frente a una crisis de ideas políticas cuando se pretende reducir el gasto público, el déficit fiscal y el saldo de la deuda pública en momentos de un elevado desempleo mundial.

Se distinguieron las crisis políticas en Honduras, con un golpe de Estado, y en Nicaragua, con la denuncia de un fraude en las últimas elecciones municipales y, agrego, con los conflictos entre la Asamblea Nacional y el Poder Ejecutivo que han obstaculizado el fortalecimiento de la gobernabilidad y la institucionalidad y, además, una apropiada y oportuna atención a las necesidades de nuestra nación.

En términos generales, los problemas de educación, salud y seguridad social se concentran en los cuatro países del norte de la región, Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua, estos dos últimos calificados como pobres y muy endeudados en el marco de las estrategias de reducción de la deuda externa. Excluyendo a Costa Rica y Panamá por sus mayores coberturas de los servicios sociales, y tomando en cuenta que en Nicaragua se ha avanzado en la reducción de la exclusión social y de la pobreza desde 2007, el 40% de los hogares centroamericanos está excluido no sólo socialmente sino también del mercado, lo cual, por supuesto, erosiona el orden democrático y provoca el riesgo del surgimiento de los Estados “degradados”, tal como lo señala el Informe.

En el caso particular de Nicaragua, 1 millón 500 mil personas tienen problemas de empleo y el 42.5% de la población es pobre. En 2009 había 610 mil personas que no estaban matriculadas en la educación primaria y en la educación secundaria; 490 mil personas que no tenían acceso a los servicios de salud; y 1 millón 590 mil ocupados que no gozaban de la seguridad social.

Siempre en el caso de Nicaragua, estimamos un monto de 211 millones de dólares como el costo presupuestario necesario para la inclusión de los niños y adolescentes en las escuelas e institutos, elevando también la asignación de recursos del Ministerio de Educación, en porcentajes del Producto Interno Bruto (PIB) de 4.0% en 2009 a 7.0%, así como para la inclusión de la población en los servicios de salud, tomando en cuenta el valor de 50 dólares del “paquete mínimo” de salud recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sin embargo, ampliar la cobertura de la seguridad social en Nicaragua, desde el 24% de la población económicamente activa hasta un nivel tolerable de 80%, demandaría aumentar la inversión fija, o sea la construcción y la adquisición de maquinaria y equipo, en casi 3 veces el PIB anual del país, o sea 20 mil 300 millones de dólares, lo cual facilitaría la reducción de la tasa de informalidad del mercado laboral que se amplió de 62% en 2006 a 76% en 2010.

Compartimos plenamente la necesidad de que se logre un acuerdo político duradero contra la exclusión social y la exclusión del mercado de casi la mitad de los hogares centroamericanos. También compartimos la recomendación del Estado de la Región de buscar nuestras soluciones propias, como istmo y como país, mediante el impulso de programas y proyectos regionales, con el fin de avanzar en la integración regional, cesar la hostilidad democrática, fortalecer la institucionalidad, reducir las inequidades en la distribución del ingreso y de la carga tributaria, mitigar los efectos del cambio climático, combatir la inseguridad alimentaria, aprovechar el bono demográfico, eliminar las barreras de exclusión política para los grupos de población vulnerable, y disminuir las brechas de inversión social entre los países.

La lección de ayer es la de hoy y las preguntas de ayer son válidas hoy, porque continuamos en crisis. He aquí algunas de ellas.

  • ¿Existe un concepto compartido de la crisis en los países centroamericanos?
  • ¿Se ocultará la gravedad de esta crisis para no provocar pánico?  ¿O se imprimirá una mayor transparencia al mensaje para la población?
  • ¿Habrá poco debate público en los países centroamericanos sobre los impactos de las crisis política, económica y social?
  • ¿Son limitadas las maniobras de los gobiernos de los países del istmo?
  • ¿Se impulsarán políticas populistas? ¿Se corregirá el mercado libertino?
  • ¿A cuáles grupos se les protegerá más?  ¿Cómo y cuándo se hará?  ¿Quién pagará los costos?
  • ¿Está o no está cuestionado aquel paradigma “dejad hacer, dejad pasar”?
  • ¿Hay fallas de regulación estatal?
  • ¿Continuaremos haciendo “más de lo mismo” para contrarrestar la crisis?
  • ¿Se minimizarán los problemas de la economía ilegal, el narcotráfico y la corrupción en momentos de esta crisis económica y de alta exclusión social?
  • ¿Vamos a tanto mercado como resulte posible?  ¿Vamos a tanto Estado como sea imprescindible?  ¿Quién pone la línea divisoria?
  • ¿Afectarán las medidas de corto plazo los pilares de desarrollo de largo plazo?

En el corto plazo, hay que buscar acuerdos nacionales con bajo costo político para reducir el desempleo, por ejemplo aumentar el gasto de inversión pública en infraestructura económica que estimule la inversión privada, y acuerdos nacionales con poca polémica, tales como iniciar procesos de sustitución de importaciones y concentrar los subsidios entre la población pobre, aunque en Nicaragua desde ahora se preparan para 2012 acuerdos con mucha polémica como son la reforma tributaria, la reforma del fondo de pensiones de seguridad social y la búsqueda de una mejor eficiencia y productividad de los trabajadores que laboran en el gobierno central.

A simple vista logramos concluir que nuestros países deben producir más alimentos, ampliar la base de contribuyentes, reducir la regresividad de los sistemas tributarios, construir viviendas dignas de interés social, elevar el nivel de escolaridad promedio nacional, continuar reduciendo la tasa de desnutrición infantil y la tasa de mortalidad materna e infantil, apoyar con educación técnica y tecnología a la microempresa y a la pequeña empresa, incorporar a la mujer como gestora de los recursos familiares, eliminar la brecha salarial entre mujeres y hombres que ocupan cargos de trabajo similares, proteger la competitividad empresarial y promover el comercio con nuestro mercado natural que es el centroamericano.

Felicito a los amigos y colegas del Estado de la Región aquí presentes, por su Informe en Desarrollo Humano 2011, desde Centroamérica y para Centroamérica, Evelyn Villareal Fernández, Álvaro Cálix Rodríguez, Susan Navarro Vargas y Tatiana López Gianoli. Desde Managua hasta San José, mis felicitaciones a Don Miguel Gutiérrez Saxe, Don Alberto Mora y a todos los funcionarios que se desempeñan en Estado de la Región.

Muchas gracias por su atención.

 

Managua, Nicaragua

13 de octubre de 2011

About these ads

Acciones

Information

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 992 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: