La política de producción de Nicaragua en 2010

24 03 2010

Nunca hemos podido encontrar una política de producción en los tres primeros programas del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Nicaragua (ESAF 1, ESAF 2 y PRGF 1) ni en el primer programa que Nicaragua entregó al FMI hace un poco más de dos años (PRGF 2). Como dirían los excelentes neoliberales, esa política de producción es definida por el mercado, respaldada con la expresión clásica “dejad hacer, dejad pasar”, un paradigma ya aplastado por la reciente crisis financiera internacional y la actual recesión económica mundial.

Al FMI no le interesa la estrategia productiva de un país, mucho menos las políticas de producción y no sabe cómo reducir la pobreza. Le interesa solamente la reducción de los déficit financieros internos y externos, y en Nicaragua sólo el primero, el déficit del sector público consolidado. En el modelo fondomonetarista la tasa de crecimiento económico y la tasa de inflación son datos exógenos, no importa cómo se originan y sólo sirven para realizar el ajuste macroeconómico.

Inmersos en la recesión económica mundial, el Presidente de la República anunció el 20 de enero de 2009 el “Programa de Defensa de la Producción, el Crecimiento y el Empleo del año 2009″, en el cual se abordaba la gestión de recursos para el programa nacional de semilla, reactivar los centros de acopio de ENABAS, fortalecer el Programa Productivo Alimentario, modificar la veda forestal para incentivar la industria de la madera, ampliar el programa de inversión pública en US$343 millones -que generaría 40,600 puestos de trabajo pero que no contó con un respaldo financiero externo-, y construir 4,800 viviendas de interés social.

Sin embargo, el presupuesto nacional fue recortado en tres ocasiones, la política fiscal no pudo amortiguar los efectos recesivos del exterior por indisponibilidad de recursos externos, mientras que la política monetaria contribuía a desacelerar más el desempeño productivo del país al empecinarse en acumular más reservas internacionales de las ya acordadas con el FMI. En mi opinión, en 2009 la caída del volumen del producción de bienes y servicios fue muy cercana a 2% y el número de desempleados, en este caso involuntarios, aumentó en 60,000 personas.

Por otro lado, el “Plan Nacional de Desarrollo Humano Actualizado 2009-2011″ del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, cuyo lema es “A salir adelante a pesar de la de la crisis económica internacional”, fundamenta la estrategia productiva en las ventajas comparativas que tiene el país, el apoyo de la cooperación externa y la inversión privada, para “potenciar la producción de alimentos, impulsar el proceso agroindustrial, y la explotación racional de los recursos naturales” en el mediano plazo, pero los formuladores de las políticas públicas, que intentan, con justa razón, promover la competitividad de las empresas del país, cierran los ojos ante la sobrevaluación del córdoba, o subvaluación del dólar estadounidense, que no sólo resta competitividad sino también afecta el crecimiento económico y el esfuerzo exportador del país.

El Gobierno de Nicaragua podría avanzar en la reducción de la sobrevaluación del córdoba ejecutando reformas estructurales que eleven la educación técnica de la fuerza laboral, reduzcan el excesivo costo del crédito en el mercado financiero local, y compatibilicen los proyectos de inversiones públicas con los propósitos de la estrategia productiva que ha consultado con la población -un excelente ejemplo es el cambio gradual de la matriz de generación de electricidad, que en el largo plazo disminuirá los costos de producción en todas las actividades económicas y reducirá la sobrevaluación  de la moneda local-, pero también podría ir preparando el algoritmo para recordobizar o dolarizar oficialmente la economía. No basta repetir en ese Plan Nacional lo que ya se dice en el Programa ESAF 1 del FMI en materia de política cambiaria: “El Banco Central ha continuado utilizando el tipo de cambio como ancla nominal del nivel de precios, y no prevé cambios sustantivos en el mediano plazo”. Entiendo que mediano palzo en economía es no más de tres años.

Reitero que la política de producción elaborada por la actual administración pública contiene buenos propósitos, pero la producción agropecuaria de Nicaragua refleja rendimientos anacrónicamente muy bajos por la falta de educación técnica, transferencia de tecnología y asistencia técnica, lo cual imposibilita el desarrollo de una apropiada agroindustria; la cooperación externa para Nicaragua muestra un declive importante al inicio de esta década; y la inversión privada es desestimulada por el riesgo político que exacerba la incertidumbre empresarial y que neutraliza la disminución de los riesgos económicos y financieros asociada con el aval del FMI por el cumplimiento gubernamental de los compromisos que se adoptaron el segundo Programa “PRGF 2″.

About these ads

Acciones

Information

4 responses

25 03 2010
Félix Delgado

Néstor:
Percibo del inicio de tu comentario una crítica – que sentí un poco agria – hacia el FMI y su rol. No soy defensor, ni tengo porque serlo, del FMI. Pero me parece que para lectores no familiarizados con estos temas podría estarse creando animadversión si los términos en que expresamos nuestras ideas resultan incompletos o sesgados.

Yo creo que es cierto que no encontraremos políticas de producción en los convenios con el FMI. Es cierto que el FMI no es ducho en temas como la solución de problemas de pobreza. No creo que sea cierto que en la percepción del FMI, estos asuntos se resuelvan con el “dejad hacer, dejad pasar” y con la concepción de mercado todopoderoso.

Veo el tema más simple. Se trata de un asunto de especialización de funciones. El FMI nació para estimular buenas políticas de CORTO PLAZO y naturalmente ni el incremento acelerado y diversificado de la producción ni la reducción del empleo son temas económicos de corto plazo. Nació para velar por desequilibrios financieros – que sí son de corto plazo – y sus instrumentos sólo van orientados en esa dirección. Si por error camuflan otros propósitos en sus informes de país, puede deberse al peso político de que sus miembros son países representados por políticos. Me parece claro que no ocurre eso en sus investigaciones técnicas.

Cuando salieron las instituciones de Bretton Woods, en 1945, el sistema se diseñó para que el Banco Mundial trabajara con los temas de largo plazo. Producción y pobreza son, bajo esa óptica, roles del Banco Mundial, no del FMI. Del mismo modo puede uno hacer la analogía con los bancos centrales. Como sabes, viví 27 años entre las paredes de un banco central, desde mediados de la década de 1960. En esos tiempos algunos consideraban a los bancos centrales todopoderosos, capaces incluso de estimular crecimiento económico sostenido y elevado para sacar a países de la pobreza. Un análisis más reposado claramente muestra que los instrumentos de la banca centrla no dan para eso. Al igual que el caso del FMI, los bancos centrales tienen un rol de corto plazo y no debemos criticarles que no se metan en los apremiantes problemas del largo plazo.

En suma, los instrumentos se diseñan para tareas específicas. Un martillo no puede cortar madera, al igual que un serrucho no sirve para meter clavos. La política monetaria sirve para vigilar equilibrios de corto plazo, pero no para promover crecimiento y propósitos de largo plazo. Tampoco tiene el FMI instrumentos para esto. Como decía mi apreciado maestro el Dr. Eduardo Lizano, “zapatero a tus zapatos”.

Un abrazo

25 03 2010
nestoravendao

Estimado Félix:

Me alegra mucho que hayas comentado una opinión económica de tu amigo y colega. Aciertas cuando señalas que hago una severa crítica al papel del FMI en Nicaragua, y coincido contigo en que dicho organismo no es ducho en la tarea de reducir la pobreza.

Sin embargo, uno de los dos brazos ejecutores de la reformas estructurales que impuso el FMI bajo la sombrilla del Consenso de Washington es el Banco Mundial -el otro es el Banco Intermericano de Desarrollo-, pero estas reformas estructurales en todos los ámbitos de la economía nacional, que reitero son políticas de largo plazo endosadas por el FMI, nos condujeron a grandes endeudamientos externos, a cerrar la banca estatal del país, a privatizaciones del acervo público que alentaron la corrupción, a la discrecionalidad de un oneroso y sigiloso endeudamiento público interno, al desmantelamiento del Estado en sus intervenciones en la economía nacional -honrando el famoso paradigma “dejad hacer, dejar pasar”, a la autonomía de la educación primaria y secundaria, pero también debemos reconocer que auxilió en gran forma al país en la Iniciativa para Países Pobres Muy Endeudados con que se redujo el hiperendeudamiento externo, y contribuyó a la modernización del Código Procesal Penal, la Ley Orgánica del Minsiterio Público, la reforma de la Ley de la Contraloría General de la República y la Ley de Servicio Civil, o sea asuntos de gobernabilidad en los cuales no tiene experiencia, pero ordenó hacerlos a sus dos brazos ejecutores.

Debo reconocer que a inicios de la década de los noventa, el FMI llegaba a Nicaragua como se movilizaba el FSLN en tiempos de Somoza: en forma clandestina. Sólo los altos cargos del gobierno lo sabían. Hoy dialogan con los representantes de la Asamblea Nacional, de las organizaciones de la sociedad civil y con gremios de productores. Aún no los he visto conversar con los sindicatos. Por esto, también he de felicitar públicamente al FMI.

Te reitero las gracias por tus mensajes que siempre me invitan a meditar y ser un poco más consecuente con mis afirmaciones.

Un abrazo y saludos,

Néstor

13 06 2010
William Gonzalez

Dr Nestor
Saludos
Solo le pregunto que significa las siglas PRGF2
En espera de su respuesta
Gracias

15 06 2010
nestoravendao

Estimado William González:

PRGF2 son las siglas del segundo Programa “Poverty Reduction and Growth Facility”, en español se diría “Facilidad del Crecimiento y de la Reducción de la Pobreza”, que suscribió el actual gobierno con el FMI. Recientemente le cambiaron el nombre y se llama “Facilidad de Crédito Ampliado”.

Cabe recordar que los Prormas PRGF sustituyeron a los Programas ESAF del FM.

SAF: Enhanced Structural Adjustmente Facility, o Facilidad de Ajuste Estructural Ampliado.

Con atentos saludos,

Néstor Avendaño

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 948 seguidores

%d personas les gusta esto: